9 rosados para estrenar la primavera

16/09/12
Fuente: La Mañana de Neuquén.

rosadosLos buenos vinos rosados son un pequeña fracción de la góndola que representa el costado más fragante de las uvas. Son aromáticos y ligeros, secos algunos y otros apenas dulces. Cuáles beber.

En nuestro mercado los vinos rosados son los favoritos de unos pocos entendidos, que los defienden y difunden a capa y espada. Florales, diáfanos y de buena frescura, los bebedores de tintos recios toman distancia de estos vinos por cuestiones de prejuicios con el color. Pero sépanlo: no hay vino con mejor cintura para las comidas, que acompañe desde pastas a carnes grilladas y de mariscos a ensaladas, y a todo le pone una cuota de frescura y aroma frutales deliciosos. Si aún no se quitó la bufanda de los tintos invernales, puede que en esta selección de etiquetas esté su próximo amor de primavera.

Postales del Fin del Mundo Rosé 2011 ($30). La bodega patagónica elabora este rosé de color flúo y brillante. Propone aromas diáfanos que recuerdan a los frutos rojos y en boca es equilibrado, con un rica acidez justa que potencia su final frutal. Un rosado de manual, perfecto para comer pizza, cuánto mejor si es a la piedra.

Elementos Malbec Rosé 2011 ($35). Producido en Salta por El Esteco, engancha por su color rojo light. Aromáticamente es atractivo, con fruta bien directa, en donde abunda la cereza y emerge un lejano y curioso recuerdo de banana.  Al paladar ataca seco y con tranco afilado por una marcada acidez cítrica, que le estira el sabor y lo tensa convirtiéndolo en un buen vino para la mesa. Marisquero y paellador como pocos.

Jean Rivier Malbec Rosé 2012 ($37). En este vino la frescura es todo: primero porque es 2012 y segundo porque este ejemplar de los hermanos Carlos y Marcelo Rivier ofrece una aromática que sorprende con un cóctel de frutos rojos y tonos herbales. En boca conquista con un ataque amplio y fresco y una textura untuosa que recorre lentamente el paladar con un toque justo de dulzor. Ideal para consumir como aperitivo.

Saurus Malbec Rosé 2010 ($40). Es el único rosado de la bodega neuquina. Elaborado con uvas propias, destaca por su color cereza tenue y buena aromática frutal, en donde la nota de guinda es evidente. Al paladar entra con leve dulzura y se despliega con buena acidez por lo que gana vigor y durabilidad en boca. Un rico ejemplar del que no hay muchas botellas en el mercado y que se disfrutará mejor con una picadita de brie y jamón crudo.

Amalaya Rosado 2012 ($45). Es el flamante vino de la bodega salteña Amalaya. Corte de Cabernet y Malbec, a la vista es rojo cereza y aromáticamente ofrece buenas notas frutales, que recuerdan a la guinda con trazos florales. Bien atractivo e incitante, al paladar entra seco, gana frescura y asciende con buena tirantez y nervio. Un rosado seco y fragante, perfecto para acompañar una tablita de quesos a última hora de la tarde.

Familia Gascón Rosé 2011 ($45). Es un curioso corte de Malbec y Sangiovese, una variedad italiana que parece comienza a llamar la atención de las bodegas. De atractivo color y moderación aromática, que gana con calidad frutal lo que no ofrece en intensidad. Al paladar entra seco y fresco, con buen equilibrio y cierto trazo tánico, que lo pone como número fijo para la mesa. Ideal con pasta corta y crema de camarones.

Marcelo Miras Ocio Rosé ($60). Enólogo de Bodega del Fin del Mundo, propone un rosado en su colección personal de vinos. Rojizo leve, en nariz es singular ya que recuerda a frutas y carne cruda. En boca es amplio, con cierto dulzor y acidez firme. Final medio a largo que logra refrescar el paladar y pide segunda copa. Un raro vino para descubrir.

Melipal Rosé de Malbec 2011 ($75).  Elaborado por la bodega mendocina Melipal, es de color sandía y muy atractivo aromáticamente, con buena calidad de frutas rojas que recuerda al yogur de frutilla y un perfume floral destacado. Al paladar entra seco y con baja acidez, por lo que resulta un vino cálido, arrobante y voluminoso. que le gustará especialmente al consumidor de tintos. Bueno como aperitivo, mejor con unos pistachos por compañía.

José Luis Mounier Rosado 2011 ($85). Elaborado en la pequeña bodega boutique salteña Finca Las Nubes, este vino es rojo granada y propone una aromática intensa y lograda en la que mandan las frutas rojas y exóticas, con trazos que recuerdan a granada y frutillas. Al paladar ataca apenas dulce, con alta acidez que enseguida lo endereza y lo pone a caminar con elegancia y textura suave. Rico rosado para beber como aperitivo.

COMMENTS