Advertencia del INTA: San Rafael trae uva y vino de otras zonas de Mendoza

15/04/09
Fuente: Diario de San Rafael.

744[1]La situación tiene origen en la caída de la producción local. De acuerdo al INTA, la cantidad de hectáreas cultivadas con viñedos en San Rafael se redujo un 65% en los últimos 35 años, cuyo mayor motivo fue la erradicación de estas plantas en el marco de la “reconversión vitivinícola”.

En nuestra edición de ayer publicamos que el domingo próximo finaliza la cosecha y desde el INV aseguran una baja en la producción con respecto al año anterior.

Guillermo Guida, jefe de la Agencia de Extensión Rural INTA San Rafael, hizo referencia a este panorama e indicó que «lamentablemente este es un proceso que se viene dando año a año, más allá de los factores climáticos. Las altas temperaturas produjeron que la uva adquiriera un tenor azucarino importante, lo que ha producido que tenga un menor peso y eso ha influido en la merma importante que observamos en los rendimientos».

Con respecto a este descenso Guida, recurrió a la historia y nos brindó datos importantes acerca de la superficie que abarca las viñas en nuestro departamento. Según lo informado, en el año 1974 la cantidad de hectáreas cultivadas eran un total de 50.000, pero actualmente ese número se redujo a 16.000, es decir alrededor de un 65% menos que hace treinta y cinco años.

«Esas tierras se perdieron por la famosa reconversión vitivinícola, que llevó a nuestro departamento a erradicar viñedos y a causa de eso hubo un resarcimiento, pero eso fue totalmente negativo para nuestro departamento», añadió.

Otro de los datos que el funcionario del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria indicó con signos de preocupación tiene que ver con la llegada de uva de otros departamentos a San Rafael. «Esto además de significar una pérdida de riqueza, de capacidad productiva del departamento, de tierras cultivadas, se transforma en un riesgo importante, ya que con esas uvas que provienen desde otros sectores de la provincia llega la ‘cochinilla arenosa’, que es una plaga de carácter secundario, es decir está presente pero sin ocasionar daños de importancia; aunque si se producen desequilibrios ambientales pasa a ser de carácter primario, como ocurre en buena parte de los viñedos del este de Mendoza. Lamentablemente la pérdida de superficie y producción a causa de los efectos climáticos nos obliga a traer uva de otros lugares y correr ese peligro».

Por otro lado el ingeniero recordó que «si bien San Rafael nunca tuvo excedente de vino, ya que por lo general se vende más de lo que produce año a año, actualmente los registros no nos alcanzan para abastecer a nuestros mercados internos y externos. La situación hoy nos marca que al estar importando uva en algunos casos y vino en otros, nos encontramos ante un desabastecimiento de ese producto».

Guida agregó a modo de solución que «ante este contexto en el que estamos quizás no sea imprudente pensar en plantar viñedos en nuestro departamento, de forma racional y en aquellas superficies en donde luego se asegure la venta. De esa forma fortalecer el origen San Rafael, identificarnos geográficamente y salvaguardarnos de las plagas que atacan a viñedos de otros departamentos. Las deficiencias hoy existentes no se van a revertir en la medida que no haya nuevas implantaciones con otras tecnologías».

COMMENTS