Ahora el INV controlará cómo están hechos los vermouths

11/07/12
Fuente: Diario Los Andes.

Vermuth Los AndesAlrededor de cinco empresas elaboran este producto. El Instituto exigirá que se cumpla con el contenido vínico que establece la ley que regula esta bebida. Además, fiscalizará la grapa, el coñac y el pisco, entre otros «licores». Es un largo reclamo del sector.

El presidente del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), Guillermo García, anunció ayer que el organismo que dirige se hará cargo de la fiscalización de todos los productos que define el artículo 17 de la Ley General de Vinos. Esto significa que, además de las bebidas vínicas que normalmente controla, se incorporarán vermouth, grapa, coñac, aguardiente de vino, pisco y bebidas artificiales.

El cambio es un largo reclamo del sector por lo que tanto la provincia de Mendoza como la de San Juan elevaron pedidos para que el Instituto controle las composiciones de las bebidas alcohólicas mencionadas.

Hasta ayer, la entidad nacional que controlaba estos productos, era el Instituto Nacional de Alimentos (INAL). No obstante, la Fiscalía de Investigaciones Administrativas de la Nación adjudicó esta responsabilidad al INV.

Entre las bebidas mencionadas, el Instituto destacó al vermouth. «Controlaremos todas las etapas y constataremos que se cumpla con la composición de los vermouths que, según la ley 14.878 y el Código Alimentario Argentino, debe contar con un 75% de vino», mencionaron.

Desde el organismo estimaron que -aproximadamente- cinco empresas elaboran vermouth y que, por los actuales volúmenes de elaboración, se necesitan 8 millones de litros de vino para cumplir con la definición del producto.

Un largo camino

En 1965, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) transfirió al INAL el control analítico del vermouth. Luego, en 1969, la Ley 18.284 le dio la jurisdicción al INAL e incorporó la bebida al Registro de Productos Alimenticios.

García explicó que hace años que existe un pedido del sector vitivinícola para que el INV controle la composición del vermouth. El reclamo formal se planteó ante la Fiscalía de Estado de la Provincia de Mendoza.

Simultáneamente la presidencia del Instituto impulsó un proyecto de Ley complementario a la Ley de Vino y se elevaron propuestas a la Comisión Asesora Técnica del INV (CAT) y a los gobiernos de Mendoza y San Juan.

Durante el primer semestre de este año la CAT, los gobiernos provinciales y el INV consensuaron el proyecto de ley, que actualmente se encuentra en estudio del Ministerio de Agricultura de la Nación tendiente a clarificar las competencias del INV y del INAL.

En este contexto, con el proyecto de Ley sujeto a aprobación, Dafne Palopoli, de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas de la Nación, resolvió que corresponde a la entidad que en la actualidad dirige García, la competencia sobre el control del vermouth y los productos a los que hace referencia el artículo 17 de la ley 14.878 (grapa, coñac, aguardiente de vino, pisco y las bebidas artificiales).

El presidente del INV destacó que nunca existió ningún riesgo para los consumidores. «Los vermouths siempre estuvieron controlados. Sus componentes a través del INV y el producto final por el INAL, cuando se inscribió en el Registro de Productos Alimenticios», señaló García.

Por su parte, el gerente de Bodegas de Argentina, Juan Carlos Pina, opinó que la fiscalización debe ser realizada por quien más conoce del tema. «El INV tiene absoluta pertinencia en los productos vínicos, mientras que el INAL controla todos los alimentos y bebidas que están aptos para el consumo en el país, excepto el vino», explicó.

COMMENTS