Alejandro Vigil Dixit

01/08/11
Fuente: Memorias del Vino Blog | Nicolás Visnevetsky.

alejandro-vigil[1]No conozco personalmente a Alejandro Vigil. No se cómo suena su voz, no se cómo se viste, no puedo decir que lo he visto porque no lo he visto…no se si tiene un tic, si tose cuando habla, si aprieta la mano fuerte cuando saluda, si escucha un disco y mueve la cabeza como marcando el tempo, no lo he visto de cuerpo presente, pero probé alguno de sus vinos y he leído un par de declaraciones suyas en los confines de la Internet…punto seguido… esa suma de cosas que me da la pauta de que es un tipo que ama lo que hace, que su trabajo es la fiel expresión de su esfuerzo.

Alejandro Vigil acepto gentilmente el intercambio de preguntas vía mail y esto es más o menos una síntesis en primera persona de un tipo al que hay que estarle agradecido entre otras cosas por la calidad de sus vinos…

Jugo, vino, soda y Abuelo….recuerdos de la infancia

“Mis primeros acercamientos al vino fueron elaborando jugos para fermentar en viejos toneles con las uvas que estaban en los parrales de la galería de la casa de mi abuelo materno. Desde que tengo uso de razón y no teníamos el problema del trabajo infantil, trabajaba durante 4 meses de verano y uno de invierno en la chacra de mi abuelo. A su vez al medio día tenia la tarea de cosechar uva,  molerla y pasarla por un cedazo, una parte se usaba durante el mismo almuerzo y otra se ponía en los toneles a fermentar donde  se hacia el vino de la casa. En aquellos momentos recuerdo la proporción de jugo, vino y soda como refresco”.

Primeros trabajos

“A partir de esos años fui trabajando de distinta forma en la vitivinicultura, hasta recuerdo algún año trabajando como levantador de viñedos, paleando los cabeceros, se le decía buscador por lo intricado de esos troncos de algarrobo de las puntas, como operario de bodega, hasta llegar al INTA donde me desempeñe como investigador y al año de recibirme, trabajé como Jefe del departamento del suelo y drenaje del INTA Mendoza. Luego me embarque en Catena Zapata, en primer lugar como jefe de investigación y desarrollo, luego en el año 2004 jefe de los vinos top de la bodega y 2007 jefe enólogo de todas las bodegas de la familia Catena. Ahora sumo el nuevo proyecto independiente de El Enemigo, vinos que pretenden romper las propias barreras del conocimiento para conciliar con mi espíritu inquieto…”

3 vinos   

La Landonne  de E. Guigal  1998 interpreta todas las notas que uno puede encontrar en las capas de sabores que deseo sentir en un vino.

Bond 2005 gran vino californiano que sale de los contextos americanos e introduce el concepto de grandes concentraciones sin perder elegancia y sumando complejidad.

Romanee Conti cualquier bodega pero 1996 vino que me trasporto a intentar comprender la palabra complejidad en el mundo mas austero que conozco en el vino.

 

3 discos

 En Vivo de Las Pelotas, imperdible disco de gran música interpretada con poder y sutilezas extremas. Excelentes letras.

Nevermind de Nirvana , infaltable disco de noches de estudio y pensamientos, gran compañía.

Cualquier disco donde salga el mejor pianista de Jazz que haya pisado la tierra Thelonios Monk. Tremendo ser que un día dijo no puedo hacerlo mejor dejo todo.

El primer recuerdo del vino

“…Mi primer recuerdo es el sabor fuerte en mi boca luego de  que mi abuelo se fuera a dormir  la siesta y con un amigo nos tomáramos los culito de los vasos… tengo esa sensación presente en mi tacto, tendría 4 años…”

 

 

COMMENTS