Angelmó, el Pacífico en el plato

Puerto Montt es una de las ciudades de crecimiento más veloz de Chile. Es la puerta de la Patagonia chilena. En estos años ha vivido el boom de la cría de salmón (una especie introducida) y de la industria forestal. Fue fundada en 1853 en las tierras de una comunidad mapuche que llamaba al sitio Melipulli que significa cuatro colinas. La ciudad es pujante, con una construcción desigual, donde aún se ven casas que nos cuentan de otro esplendor, el de hace un siglo y edificios modernos, hoteles y shoppings, que confirman el bienestar logrado en los últimos diez años. Hacía exactamente diez años que no la  visitaba y realmente tuve que llegar al antiguo mercado de Angelmó para reconocerla. Si bien el mercado oficializó a los pequeños restaurantes que funcionaban entre los puestos de venta de pescados y mariscos frescos, el espíritu de Angelmó está intacto. Al llegar, si vienen del centro, verán una Feria Artesanal con elementos de decoración y ropas que, salvo en algunas honrosas excepciones son muy industrializadas. El mercado está a pleno, con un movimiento inusitado de turistas y locales que le dan color y vida. Los puestos rebozan de mariscos, muchos de ellos sólo se ven en estas costas. Machas, choritos y locos entre langostas, erizos, piures, picorocos en un marco de salmones frescos y ahumados, congrios de enormes proporciones y merluzas negras (la recuerdan?) cuyo filete fresco se vende allí por US$ 4 el kg….

 

La abundancia del salmón es tal que por US$ 3 el kg podrán comprar pencas ahumadas listas para disfrutar. Los habitantes locales no lo ven como un plato especial, por el contrario, es su comida diaria por lo que aman las delicadezas regionales como el erizo de mar, el piure (especie de viviente morrón asado) o el picoroco, de look aún más prehistórico. Estos mariscos para nosotros,
descendientes de carnívoros habitantes de las pampas, tienen un tremendo sabor iodado, pero que los puertomontinos comen con fruición, apenas aliñados con limón, cilantro, aceite, cebolla cruda y un poco de sal.

 

Los pequeños restaurantes ahora están más prolijitos. Anteriormente, ocupaban los puestos de venta propiamente dichos. Allí dentro ponían una o dos mesas comunitarias y la cocina quedaba relegada al pasillo desde donde «entraban» los platos. Cada uno de estos miniestablecimientos maneja su marketing de manera muy personal. Todos tienen señoras que promocionan sus platos entre los turistas a medida que van llegando. Insistentemente quieren lograr una señal, un compromiso. Así se establece, entre cliente y proveedor, un pacto no firmado que obliga a comer en tal o cual lugar. Cada uno demuestra orgullo por su receta del Curanto en Olla (US$ 6), versión actual de un plato regional mapuche capaz de resucitar muertos. Así llega a la mesa un humeante cocido que contiene mariscos, cerdo, pollo, chorizos, papas, unos megañoquis de mandioca y el pescado del día. Un infaltable caldillo acompaña cada porción con aromas de ahumados y mar.

 

Otro cambio, muy positivo es ver nuevamente locos (especie de enormes callos con cierta reminiscencia al sabor de las vieyras). Pedirlos solos, con mayonesa casera (US$ 9). Si esto no basta una porción de fresquísima merluza negra frita hará las delicias de todo gourmet.

Y, claro, estando en Chile que podemos tomar con estos magníficos manjares sino un fresquísimo y excelente Sauvignon Blanc. Un buen ejemplo a muy buen precio es Santa Emiliana Sauvignon Blanc 2007 (US$ 3). A pesar que la cocina chilena suele ser intervencionista con los mariscos, la frescura de estos productos ni la soñamos en Buenos Aires.

 

Si están pensando donde quedarse, recomiendo el Holiday Inn Express Puerto Montt. Inaugurado en enero 2006. Desde allí se puede disfrutar de una hermosa vista a la bahía. Es un hotel de diseño moderno con excelentes habitaciones. Está ubicado en pleno centro de la ciudad, sobre el Shopping Center Mall Paseo Costanera. Cuenta con Wi-Fi en las habitaciones incluido en el precio, estacionamiento y habitaciones con vista al mar.

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

MAPA

Oficina

ArgentineWines.Com
Mariano Acha 2771 1430 CABA Argentina
Horario Lunes a Viernes: 10:00–17:00 hs (Hora argentina -3 GMT)

+54 911 54602722

VinoSub30

Enjoy Malbec

enjoymalbec

VinosPOP!