Argentina está sexta en el consumo mundial de vinos

14/06/09
Fuente: Diario Uno | Luis Gregorio.

Argentina[1]El consumo de vino per cápita es de 27,8 litros por año, tomando toda la población del país, y de 40 litros si se abarca sólo a mayores de 18 años. Análisis de OIV. El consumo de vinos en la Argentina sigue en baja, pero igual se ubica en los lugares más altos del ranking mundial. Por otra parte, nuestro país ya es dueño del 5% –y Chile del 11%– del mercado mundial e iguala en ese sentido a países como Estados Unidos Unidos y Sudáfrica, y supera a Alemania (4%) y Portugal (3%). Los datos no son nada desdeñables ante la preocupación por la industria vitivinícola local, y provienen de fuentes distintas.

Recientemente, el periódico The Economist, en base a datos de la consultora ISWR, informó que los argentinos mayores de 18 años ocupan el sexto puesto mundial de consumo per cápita, con 40 litros anuales. Francia se ubica primera con 59 e Italia la sigue con 56; Suiza, 49; Portugal, 45 y Austria, 42. Si bien en la Argentina se bebe un tercio de vino de lo que se tomaba en la década del ’70, nuestro país sigue siendo el principal consumidor de América Latina.

La cifra del consumo per cápita del Instituto Nacional de Vitivinicultura es más precisa. Indica que en 2008 fue de 27,79 litros si se considera toda la población del país.

El tema fue analizado por la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), que dio a conocer datos provisorios en su última reunión, en París, a la que asistió el presidente del INV, Guillermo García.

De acuerdo con la OIV, el consumo en la Unión Europea continúa su descenso, y esto “de manera bastante marcada en 2008”. Señala la institución que los países tradicionales, grandes productores y consumidores, continúan con el consumo en baja. A ello se agregan los efectos de la crisis, en particular sensible en ciertos países importadores durante el último trimestre de 2008, que fue notablemente importante para las fiesta de Fin de Año.

En una primera mirada, el consumo europeo (tomando 15 países de la eurozona) retrocede en 2008 para alcanzar 125,8 millones de hectolitros. A su vez, a pesar de un repunte en 2007, el consumo en el Reino Unido tendió a estabilizarse en volumen. La crisis y la degradación de la paridad de la libra esterlina condujeron a una presión creciente en los precios de compra de los proveedores, particularmente en la gran distribución británica.

Fuera de la Unión Europea, las evoluciones son “coyunturalmente diferenciadas”. Se observó que la progresión del consumo continuó a ritmo firme en Estados Unidos, cuyo tamaño de mercado superó por primera vez a Italia y Canadá. Se advirtió, sin embargo, que la crisis impactó de manera diferente en los distintos segmentos: el ultrapremium padeció un retroceso, sobre todo a finales de 2008. El consumo progresó en Australia, superando los 4,9 millones de hectolitros, y no avanza en Nueva Zelanda, que tuvo antes un fuerte crecimiento.

Argentina –dice el informe de la OIV– luego de haber oscilado algún tiempo alrededor de un mercado interno cercano a los 4,9 millones de hectolitros, “conoce nuevamente un desenganche”. Chile, por su parte, tuvo un repunte en su consumo, con cerca de 2,9 millones de hectolitros, como Sudáfrica, donde el acceso de una parte de la población negra al consumo de vino funda “una esperanza razonable del mercado interno a mediano plazo.

COMMENTS (1)

  • comment-avatar
    Alfredo junio 21 2009

    Sería muy bueno poder apreciar el mapa colocado en la nota, con «REFERENCIAS»