AWTips 06/05/11

  • aurelio_montes031209[1]Primicia absoluta: El reconocido enólogo Aurelio Montes, propietario y winemaker de la bodega Montes se está mudando a Mendoza, Argentina con su familia. Hoy nos comunico vía Twitter su decición de hacerse cargo de la bodega Kaiken, también de su propiedad instalada en el distrito de Las Compuertas, Mendoza. Seguramente nos hará disfrutar de sus creaciones en base a las buenas uvas argentinas. Desde ArgentineWines.Com queremos darle una cordial bienvenida.

 

  • botella divididaBotella compartida, una nueva tendencia se está afirmando en Italia. Después de la moda del vino por copa ahora la moda es «compartir botellas». En la práctica, es una oportunidad para compartir el mismo vino entre clientes de un restaurant de diferentes mesas.  La consigna es beber menos y mejor, invirtiendo en un buen vino. Muchas personas que desearían disfrutar de un buen vino cuando van a comer a un restaurante, desisten de hacerlo porque no les convence invertir tal vez demasiado dinero en una botella. Sin embargo, hay numerosos comensales que estarían dispuestos a compartir una botella de vino. La mecánica es sencilla: El restaurant coloca una lista de las botellas que pueden ser compartidas a disposición de los comensales dándoles la oportunidad de probar el vino que deseen sin necesidad de pagar por una botella entera. Se sirve a cada cliente media botella, cada uno paga lo suyo y todos contentos. Vinit
  • Bodega Sietefincas promociona sus vinos en EEUU. El manager de Bodega Sietefincas, Edgardo Stallocca, viajó la semana pasada a Estados Unidos para apoyar a los distribuidores que comercializan los vinos Sietefincas en ese país y para abrir nuevos mercados. San Diego y San Francisco fueron las ciudades elegidas en esta ocasión, en las que hay más de 40 restaurantes que cuentan con vinos de Bodega Sietefincas en sus cartas. Estados Unidos es el país con más consumo de vino en todo el mundo. En 2010, se consumieron 330 millones de cajas, de 12 botellas, con esta cifra superó el consumo de vino de Francia. Además, las dos ciudades que se visitaron son también las de mayor consumo de ese país. Ecocuyo
  • La reina Isabel II producirá su propio vino, llamado Windsor. La reina Isabel II se dispone a competir con los productores de espumosos británicos y de otros países y sacará al mercado un vino producido en sus terrenos, que se llamará Windsor. La próxima semana se plantarán 16.700 vides en una parte del gran parque que rodea al castillo de Windsor, en el condado de Berkshire, que fue, en tiempos de la reina Victoria, un terreno de caza. Las variedades utilizadas serán chardonnay, pinot noir y pinot meunier, según adelanta el diario The Daily Telegraph. Stephen Skelton de asesor De acuerdo con el periódico, el propio marido de la Reina, el duque de Edimburgo, está involucrado en el proyecto, que cuenta además como asesor con Stephen Skelton, un enólogo que plantó en 1976 las primeras vides en Chapel Down, el mayor productor de vino de este país. La noticia de que un personaje tan conocido en todo el mundo como Isabel II va a producir vino ha sido acogida con entusiasmo por el sector vinícola británico. «Es el mayor impulso que podría recibir la industria vitivinícola inglesa. Es fantástico», ha declarado Bob Lindo, de las bodegas Camel Valley. Un sector al alza Si en 1984 solo había 325 hectáreas dedicadas a la producción de vino, en los últimos años se ha registrado un fuerte incremento de la superficie dedicada a vides. «Tenemos un 75% más de tierra dedicada a la vid que en el 2004. Según cifras oficiales son 1.323 hectáreas, pero creemos que la cifra real es mucho más alta», explica Julian Trustram Eve, del grupo de productores ingleses de vino. Cuatro millones de botellas el año pasado En el 2010, el vino de Inglaterra tuvo su mejor año hasta ahora con una producción equivalente a 4 millones de botellas y superó el anterior récord de 3,5 millones. Dado que las nuevas vides necesitan tres años en producir uvas susceptibles de convertirse en vino, pasará todavía algún tiempo antes de que los británicos puedan brindar con un espumoso Windsor. EFE / Londres

COMMENTS