AWTips 10/01/11

  • bus vitivinicolaVino en colectivo. Otra genial idea para esta semana es subirse al Bus Vitivinícola para conocer las bodegas más sobresalientes del Valle de Uco. La movilidad realiza dos recorridos por vez, 4 veces por semana, partiendo desde la Ciudad a las 8.45 y regresando a las 18.45. Lo relevante es que un guía acompaña en el bus y explica diferentes aspectos de la geografía, cultura y quehacer relacionado a la industria madre de los mendocinos, tanto en español como en inglés. Si elige el recorrido Valle de Uco Norte las salidas fijas son viernes y domingo para conocer Atamisque, Bodega Andeluna y Bodega Salentein. En tanto el recorrido Valle de Uco Sur tiene salidas los martes y sábado visitando Bodega O Fournier y Finca La Celia. Verá que es muy bueno dejar el auto en casa y transitar uno de los más bellos paisajes de la provincia en la comodidad del mini bus. Los caminos rurales plagados de fincas con cultivos propios del oasis y vides permite conocer más sobre sistemas de riego, sistemas de conducción de los viñedos y protección antigranizo. Para los que ya se tentaron con la propuesta, más detalles: cada recorrido tiene una duración de aproximadamente 10 horas, día completo, en el que se utiliza un solo ticket. El pasajero puede subir y bajar en las distintas paradas establecidas a lo largo del circuito. Una vez en cada bodega el programa lo elige el pasajero. Valor del Bus Vitivinícola $ 100. Más información en www.busvitivinícola.com
  • Abre una vinoteca en Palermo. 7Spirits, la empresa especializada en la venta de vinos del Nuevo Mundo, inauguró su primera vinoteca en el barrio de Palermo. La firma, que importa y comercializa productos de bodegas de la Argentina, Australia, Chile, Nueva Zelanda y Sudáfrica desde hace nueve años, puso en marcha su primera tienda de atención al público en la calle Nicaragua al 5900.
  • Hacia delante. Los vinos argentinos gozaron en la última década de dos beneficios importantísimos. Por un lado, las fuertes inversiones que se hicieron en la década anterior que prepararon el terreno para su singular despegue en esta década. Por otro, un tipo de cambio que posibilitó financiar la famosa relación calidad/precio. En los próximos años, es difícil imaginar un contexto cambiario como el que tuvimos, que además se favoreció por el hecho de que nuestros competidores tuvieron una situación exactamente inversa. Por ello, ahora es la productividad y la eficiencia las que permitirán seguir creciendo a tasas tan elevadas como las que observamos. Los vinos argentinos deberán demostrar ahora sus atributos con compañías más profesionalizadas aún y con enfoques muy ajustados al mix de mercados, de productos y de canales donde se puede crecer. El mundo cambió en esta década y los vinos argentinos fueron muy exitosos, lo cual hace pensar que todo está dado para seguir en la misma senda, aunque con mayor esfuerzo que el realizado.Diario de Cuyo

COMMENTS