Bodega Del Fin del Mundo en la muestra “Buenos Aires la Reina del Plata”

Bodega Del Fin del Mundo acompaña a la importante muestra “Buenos Aires la Reina del Plata” que se presentará desde el 26 de enero al 21 de marzo en Cerrito 1522, en Galería Zurbarán.

Artistas de Buenos Aires la Reina del Plata

Inaugura lunes 26 a las 19 hs.
En 1580 Juan de Garay fundó la ciudad de la Santísima Trinidad y Puerto de Santa María de los Buenos Aires, y tanta importancia tomó su situación portuaria que prevaleció el nombre de éste, siendo para siempre “Buenos Aires”

Esta monumental exposición ha sido pensada como un desfile de imágenes donde la protagonista “Buenos Aires” es homenajeada por los más sobresalientes pintores de todos los tiempos, que como testigos fieles la han recreado en todos sus aspectos…

Para empezar Eduardo De Martino (1842-1912) italiano que desde 1855 vivió alternadamente en Buenos Aires y Montevideo se seleccionó para esta exposición una obra donde el artista reproduce una vista que pareciera tomada desde un vuelo en globo y nos permite ver detalles de la ciudad de aquella época, como la Aduana (edificio semicircular), la Plaza de Mayo con la antigua Recova, el Cabildo y las cúpulas de la Catedral y las iglesias de San Ignacio, San Francisco y Santo Domingo, entre otros.
Siguiendo el recorrido por la antigua Buenos Aires, nos encontramos con la obra de Leonie Matthis (1883-1952), titulada “Templo de Santo Domingo” realizada en gouache sobre papel 40 x 31 cm, pintada por Leonie en 1929 (Buenos Aires, hacia fines del siglo XVIII), el templo hoy sigue en pie en la Av. Belgrano esquina Defensa. Pertenece a la Orden de Predicadores de Santo Domingo.
El barrio de La Boca, fue uno de los motivos más pintados de la ciudad en el Arte de los Argentinos, y también allí vivieron grandes artistas, por lo cual suele hablarse de La Escuela de La Boca, aunque cada uno pintó con su visión y lenguaje personal.
Jack Artigue (1850-1927) nos dejó encantadoras vistas con carácter postimpresionista. Dante Bonati (1894-1984), correctísimo pintor y compañero de horas de trabajo frente al Riachuelo con el marinista Justo Lynch, nos muestra en su obra las barcas amarradas y las interesantes grúas alemanas que funcionaban a carbón. Italo Argentino Botti (1889-1974), delicado colorista, abordó con igual pasión el paisaje urbano y el rural, respetando como pocos la luz de cada lugar. Las sierras de Córdoba, las calles y el Puerto de Buenos Aires fueron sus motivos preferidos, como esta “Mañana apacible” en el Riachuelo. Ceferino Carnacini (1888-1964) refleja en esta obra su querido barrio de la Boca, donde nació, y aunque luego vivió en Villa Ballester, nunca dejó de pintarlo.
Justo Lynch (1870-1953) fue alumno de Eduardo De Martino y continuador de la tradición marinista; con el correr de los años, su pintura se tornó más íntima, alejándose del mar para mirar el río, y fue uno de los primeros pintores que instalaron su taller frente al Riachuelo. El genial Benito Quinquela Martín (1890 – 1977) dedicó su obra exclusivamente al barrio, pero no con un carácter realista, sino con una mirada personal, llena de color y trabajo. Osvaldo Imperiale (1913-1977) siguió a rajatabla la estética de Quinquela y nos ha dejado bonitas vistas del Riachuelo y La Boca, con vigorosos empastes de materia. Las obras de Pío Collivadino (1869-1945), en cambio tienen un valor emblemático, fue el pintor de la ciudad que crecía y se transformaba vertiginosamente, y nos dejó, entre otras, una visión del antiguo puente de hierro de la Noria, donde actualmente la Avenida General Paz cruza el Riachuelo.
Enrique Castro (1938), Armando Repetto (1893 – 1968), Francisco Mariani (1883 – 1953) Juan Lascano (1947) Jorge Dándolo (1934) representan al barrio de Palermo uno de los mas bellos de la ciudad. Allí han recreado varios rincones como el realizado por Dándolo y titulado “La Carta Magna y las cuatro regiones argentinas” donde reproduce un bellísimo rincón del Parque tres de Febrero, diseñado por el Ingeniero Carlos Thays.
Muchos otros artistas se han inspirado en la música de nuestra ciudad: El Tango, nacido en los arrabales porteños. En la actualidad se destacan, entre otros, Juan Carlos Liberti (1930). Daniel Kaplan (1965) Bailarín aficionado y virtuoso, entusiasta de Pugliese, De Caro, Mores y Piazzolla. Jorge Muscia (1958), uno de los grandes herederos del arte popular del filete, también dedica su obra al Tango, y el escultor Ernesto Bertedor (1946), creador de obras monumentales, ha recreado la figurta del mitico Carlos Gardel en tamaño natural e incluso fantaseando, nos lo muestra bailando el Tango con otro gran mito de nuestra historia: Evita.
Las calles y rincones de Buenos Aires han sido motivo de inspiración para algunos artistas como Susana Aguirre (1897-1961) que recorría la ciudad en busca de fachadas originales, pintorescas, significativas, que luego recreaba con paleta sentimental y un lenguaje plástico lleno de encanto e ingenuidad. Francisco Villar (1872-1951), el pintor español radicado en la Argentina y esposo de Léonie Matthis, se inspiró en los habitantes de nuestra tierra y nos ha dejado un encantador retrato del “canillita”, aquellos jovencitos que vendían los diarios en la calle. Una extraña obra de Justo Lynch (1870-1953), marinista por excelencia, nos muestra los conventillos y depósitos del barrio de Barracas. Raúl Soldi (1905-1994), en una de sus ilustraciones para “Juvenilia” de Miguel Cané, editada por Eudeba en 1964, recrea la Iglesia Nuestra Señora del Pilar, del barrio de La Recoleta. Jorge Dándolo (1934) se detuvo un día de lluvia en la famosa esquina de San Telmo de Avenida Independencia y Balcarce, donde se levanta “El Viejo Almacén”, reducto tanguero por excelencia. Y Daniel Kaplan (1965) “trepó” a la terraza del Museo “Benito Quinquela Martín” para dejarnos un melancólico atardecer que tiñe de naranja las paredes y techos de La Boca.
Heterogénea y cosmopolita, la ciudad de Buenos Aires atesora un patrimonio arquitectónico único que se mantiene y acrecienta día a día. Marcos Borio (1949) y Victoria Martín (1935) recrearon dos edificios emblemáticos como la Casa Rosada, sede del Gobierno Nacional y concluida en 1898 bajo el talento de Francisco Tamburini. Luis Aquino (1895-1968) uno de los más grandes post impresionistas que dio nuestro arte y sus escenas urbanas de Buenos Aires nos muestran una ciudad en donde empezaban a atisbarse los grandes edificios. La Basílica de Nuestra Señora del Socorro, en la esquina de Suipacha y Juncal fue llevada al lienzo por Martín Cullén con una pincelada y color llenos de expresión. Con gran creatividad, Ernesto Bertani (1949) y Enrique Burone Risso (1956) recrearon el Obelisco y el Hotel Faena, con un lenguaje personalísimo y único. Para Bertani, el Obelisco viste como el porteño: con casimir y corbata; y los alrededores del Hotel Faena en Puerto Madero se pueblan de personajes que parecen surgidos de los comics, en la obra de Burone Risso.
Y Buenos Aires se caracteriza por tener fabulosas esculturas, desde los europeos Rodin y Bourdelle hasta los mejores escultores argentinos como Pablo Curatella Manes, Antonio Sibellino, Alberto Lagos y Rogelio Yrurtia. “Las Tres Gracias” es una de las obras más importantes de Pablo Curatella Manes (1891-1962) junto con “Los Acróbatas” y “La Ninfa Acostada”. Existen tres medidas de esta obra, siendo la presente la de mayor tamaño. Fue expuesta por primera vez en Buenos Aires en octubre de 1924 en Galería Witcomb, en su versión de terracota, que se encuentra actualmente en el Museo de Bellas Artes de La Plata. Esta obra fue fundida a la cera perdida por Fundición Buchhass en noviembre de 2008 y está numerada 2/10 y se expondrá para el deleite de todos.

ZURBARÁN
Cerrito 1522
Lun a Vie de 11 a 21 hs. Sáb de 10 a 13 hs.
Entrada libre y gratuita
4815-1556

Eduardo De Martino (1842-1912)
Leonie Matthis (1883-1952)
Jack Artigue (1850-1927)
Dante Bonati (1894-1984)
Italo Argentino Botti (1889-1974)
Ceferino Carnacini (1888-1964)
Justo Lynch (1870-1953)
Benito Quinquela Martín (1890–1977)
Osvaldo Imperiale (1913-1977)
Pío Collivadino (1869-1945)
Enrique Castro (1938)
Armando Repetto (1893–1968)
Francisco Mariani (1883–1953)
Juan Lascano (1947)
Jorge Dándolo (1934)
Juan Carlos Liberti (1930)
Daniel Kaplan (1965)
Jorge Muscia (1958)
Ernesto Bertedor (1946)
Susana Aguirre (1897-1961)
Francisco Villar (1872-1951)
Justo Lynch (1870-1953)
Raúl Soldi (1905-1994)
Jorge Dándolo (1934)
Marcos Borio (1949)
Victoria Martín (1935)
Luis Aquino (1895-1968)
Martín Cullén
Ernesto Bertani (1949)
Enrique Burone Risso (1956)
Pablo Curatella Manes (1891-1962)

Artículos relacionados

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

MAPA

Contacto

ArgentineWines.Com
Concurso VinoSub30
VinoSub30 Hackaton
Acha Club
daniel@argentinewines.com
cel. 011.5460.2722

Concurso

Enjoy Malbec

enjoymalbec

Wine Hackaton