Bodegas piden competitividad

04/03/12
Fuente: Diario de Cuyo.

CarrouselLos empresarios de Bodegas de Argentina, que asocia a 250 empresas de Mendoza, San Juan y el resto de provincias vitivinícolas, pidieron ayer a la Nación ‘condiciones que estimulen las inversiones, que otorguen un marco de estabilidad y previsibilidad y que se asocie en el esfuerzo permanente de la competitividad‘, agregando que ‘mientras mayor sea la actividad del Estado en esa dirección, mayor será nuestro aporte al mejoramiento de la sociedad‘. El pedido lo hizo Angel Vespa, presidente de la entidad, durante el tradicional agasajo vendimial realizado ayer en la bodega Finca Agostino, en Lunlunta, Maipú. Al almuerzo asistió el vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, y los gobernadores vitivinícolas, excepto Gioja que avisó temprano que regresaba a la provincia. Foto: El vicepresidente, en representación de Cristina Fernández, estuvo en el palco oficial durante la realización del Carrusel de la Vendimia, junto al gobernador mendocino. Gioja no asistió al desfile.

En el discurso Vespa se preocupó por la ‘pérdida de competitividad que afecta a la inversión de las empresas‘ y advirtió que ‘sin inversión no hay crecimiento‘. ‘Hoy vemos cómo se han empezado a perder espacios ganados con mucho esfuerzo en el mercado externo, lo que ha generado una desaceleración en nuestras inversiones‘. Para que el sector recupere competitividad los bodegueros le reclaman al Estado ‘la pronta liquidación del IVA de exportación y reintegros de exportación que forman parte del capital de trabajo‘; pidió la eliminación de los derechos de exportación y advirtió que ‘la sustitución de importaciones no se logra con regulaciones ni restricciones’, sino con ‘’medidas tangibles, el ingreso de tecnología con asociatividad‘. Agregó que ‘en las negociaciones internacionales es necesario trabajar en una estrategia consistente de largo plazo’ y recordó que Argentina es el único país vitivinícola importante que no ha concretado todavía acuerdos comerciales con sus destinos.

En su discurso, no olvidó repasar los logros recientes de la vitivinicultura, tales como los ‘más de 3.000 millones de dólares, de capitales nacionales y extranjeros invertidos en los últimos 20 años, y destacó que ‘de las 218.000 hectáreas en producción, el 64% corresponde a variedades de alta calidad enológica. Dijo que el año pasado las ventas al exterior superaron los 1.000 millones de dólares y destacó que el vino argentino está ahora presente en más de 100 países y ‘es el único producto que se identifica con marcha al país‘.

OTROS ORADORES

El vicepresidente Amado Boudou fue muy breve. Reiteró la política presidencial de ‘pensar para el conjunto y no para sectores‘ y destacó el ‘ejemplo de la vitivinicultura que integra a todos en una mesa de trabajo‘. Por su lado, el gobernador anfitrión, Francisco Pérez, reiteró luego la jerarquización de las políticas público-privadas, regionales e integradas que se manifiestan en la mesa de la Coviar y se comprometió a trabajar con esa representación de todos los sectores ‘durante todo el año, no sólo la tarde de la Fiesta‘. Y luego, lanzó un tema que provocó varios escozores: dijo propiciar licitaciones para la obtención de pozos subterráneos de agua para riego, obteniendo fondos para financiar el riego intra fincas.

COMMENTS