Bonardas noches y Felices los Tintos

11/08/11
Fuente: Mr. Wines.

Mrwine

Arrancó agosto y un nuevo encuentro junto a Matías Michelini sirvió para seguir degustando novedades de Zorzal, Tupún, Passionate y algunos inéditos de esta última que aún están llevando su crianza en bodega. Fueron casi cuatro horas de charla, en la que repasamos un poco su carrera, recordamos antiguas etiquetas y tocamos a fondo temas tan importantes como, por ejemplo,el “terroir”. Contrariamente a las modas o al estilo de vino que muchas veces busca el mercado, según Matías los vinos deben ser fieles representantes de su terroir, como es, en su caso, Gualtallary. Ya sabemos que desde hace bastante tiempo Matías está trabajando en la exploración de esa zona y la composición de sus suelos. De hecho dividió el mapa de la región en siete sub-zonas, con características bastante representativas y diversas entre sí, y para entenderlas mejor hizo una serie de elaboraciones en cada una de ellas.  Él aclara que éste es el comienzo de un largo trabajo y que le encantaría que esta investigación se pudiera extender también a otras importantes regiones vitivinícolas.
Además, destacó que hay prácticas que opacan el carácter del terruño en el vino, como pueden ser los altos rendimientos o la utilización de porta injerto en el viñedo, o el uso de levaduras seleccionadas, que, así como cualquier otro aditivo agregado, tampoco colabora porque va en contra de la naturalidad del vino; de hecho, en el último año, en las tres bodegas mencionadas sólo utilizó para sus vinificaciones levaduras indígenas, es decir, las propias de las uvas.
Como consumidor, la mayoría de las veces me resulta bastante difícil poder reconocer las regiones de origen de cada vino. Dentro de nuestra gran geografía, algunas zonas son de altísima calidad enológica y es una pena que aún no podamos identificarlas. Quizás se pueda diferenciar a nivel muy macro: Patagonia, NOA, San Juan, Valle de Uco, San Rafael, Luján de Cuyo, Maipú o Este Mendocino. Pero el inconveniente surge cuando deseamos hilar más fino como para identificar qué nos ofrece cada una de las sub-regiones, por ejemplo dentro del propio Luján de Cuyo, como pueden ser Las Compuertas, Perdriel o Agrelo.

 

Ojalá que en el futuro más profesionales sigan trabajando en estas investigaciones y que puedan quedar plasmadas en sus vinos. Por mi parte, va a ser un placer reconocerlo, disfrutarlo y poder comunicarlo.

Descorche y degustación

 

Aportado por los chicos de Ozono, arrancamos con el Sophenia Synthesis Sauvignon Blanc 2010; de aromas sumamente delicados (minerales, cítricos) y también alguna punta frutal caramelizada; Matías sugirió beberlo solo, sin el acompañamiento de ningún alimento, para apreciar mejor sus sutilezas. Un SB de precio muy alto, en el que evidentemente se privilegió la finura a la exuberancia en los aromas. Esta etiqueta pertenece a Finca Sophenia, bodega de Tupungato, cuya enología está a cargo de Matías desde el 2003, aunque a partir del 2010 se dedica sólo a la consultoría externa .

Seguimos con el Inéditos Bonarda Pura 2011 (Passionate Wine), un bonarda 100% de antiguos parrales de Tupungato y con la particularidad de que es la mezcla de cosechas de cuatro fechas distintas (3, 19, 30 de marzo y 10 de abril). La combinación de estos cuatro momentos del ciclo madurativo de la planta suma versatilidad durante su elaboración y, por ende, complejidad en el producto final.  La segunda particularidad vino  es que se vinificó bajo el método Maceración Carbónica, que consiste en poner a fermentar la uva entera en una atmosfera de dióxido de carbono (en el interior de un tanque de acero).  Terminada la fermentación, se realizó el corte de las cuatro fechas y a los 45 días el vino fue embotellado.  Este método, generalmente no demasiado utilizado por las bodegas, ayuda a extraer la mayor cantidad de aromas de la uva, y resulta una buena manera para conocer los aromas del varietal (también llamados primarios) en su estado más puro.  El resultado es un vino fragante, frutal, muy fresco, de aromas nítidos, ágil en boca y fácil de beber.  Posee tapa a rosca, cierre ideal para conservar los aromas de un vino que fue especialmente diseñado para beber en corto plazo (dentro del año).  Al girar la botella, en la contra-etiqueta se puede encontrar muy pocos datos: 11.4° de alcohol y uno muy importante que dice: @micheliniwine, la dirección para seguir a Matías por Twitter(*); está allí porque su objetivo es poder comunicar en manera directa sus vinificaciones y experiencias.Quien desee conocer más sobre el proyecto Passionate Wine puede acceder directamente a él por esta vía.
Continuamos con Montesco Parral 2010, que estará a la venta seguramente el próximo año, tiempo ideal para que se siga redondeando.
Llegó el turno de Locura, una muestra de tanque de una vinificación 2011 de Malbec y Cabernet Franc (CF) en la que se siente bastante la presencia de esta última variedad. Matías dijo algo que ya le escuché a otros expertos en el tema y que tiene que ver con el potencial de esta cepa en nuestras regiones, a lo que también sumó la buena expresión que está logrando particularmente en Gualtallary.
En lo personal, me gusta esta cepa, tanto para beberla como varietal, como en cortes donde creo que aporta muchísimo; ojalá que podamos encontrar en nuestras góndolas cada vez más y mejores vinos con CF.
De Zorzal Wines (proyecto junto a sus hermanos Juan Pablo y Gerardo) probamos el recién salido Zorzal Reserve Field Blend 2009 ($  95), con una anécdota familiar detrás y cerca de 22 meses en barrica. Esta co-fermentación de Cabernet y Malbec contó con algunos toques especiales “del Juampi” en su elaboración.  Este vino, que ya se puede conseguir por estos lados, fue uno de los que más me impactó de la noche, creo que esto debe ser porque le encontré una complejidad especial. Mucha potencia tanto en nariz como en boca, y con acentuados aromas de crianza, bien escoltados por notas frutales (maduros) y algunos herbáceos que personalmente me gustan mucho.
Subiendo en precio y cambiando de bodega, seguimos con Vulcano, un bonarda 2009 (35  u$s) con crianza en roble americano, que elabora para Tupún. Matías comentó sobre lo bien que se lleva esta cepa con el roble americano y que en cambio no puede decir lo mismo sobre su combinación con el francés. Esta bodega exporta buena parte de su producción y tampoco se encuentran por Buenos Aires. Matías suele elogiar los excelentes viñedos de bonarda de esta bodega familiar; en breve probaré uno de segmento inferior que me recomendó especialmente.
El cierre nuevamente coronado con Malbon 2010, el corte (Malbec/  Bonarda) tope de gama de Passionate Wine, que ya terminó su crianza en barrica y   que ahora lo continuará en la botella. Producción 1.200 botellas, el año próximo a la venta saldrán únicamente 600. Una etiqueta muy exclusiva   y de partida muy acotada cuya venta se comercializará seguramente en la modalidad en  primeur (**). Vale aclarar que fue el que recibió más elogios por la mayoría de los presentes.

En el final nos dimos cuenta de que nos habíamos olvidado de descorchar una muestra de Punta Negra 2011, un pinot noir que en el pasado julio comenzó su crianza en un tonel de 1800 litros (Foto). Ya era tarde para degustarlo, haré el esfuerzo para reservarlo para la próxima reunión.

«Anfuso, tonelero mendocino, acondicionando el tonel para el Punta Negra»
El brindis de despedida fue con Cruzat Larraín Rosé Cuvée Reserve de Pedro Rosell, buena estructura y marcados aromas de elaboración y crianza.
Conclusión
Cada encuentro con Matías siempre nos deja algo nuevo, como aquellos grandes vinos que en cada ocasión nos generan sensaciones diferentes, lo que tiene mucho que ver con el momento y la compañía.  En este caso, los invitados también fueron importantes para que esta química funcionara y para que la charla pudiera ser nuevamente única.  Un placer haber compartido aquella mesa junto a mi amigo Rodrigo Fraga, Noelia, Martín, Fran de LPV y los muchachos del Grupo de Cata FLT(***) .
¿Y qué decir con respecto a los vinos?

 

Me queda más que claro que no fueron pensados para impactar ni para competir; son para entenderlos de otra manera, que puede ser tan simple como beberlos y disfrutarlos fácilmente, o tan compleja como interpretar su mensaje, el terroir y la filosofía de quien lo elabora.
(*)  Fotos como las siguientes suele postear Matías en su Twitter, además de info más que interesante.

 

«Catando vinos de Tupungato»

 

«Etiqueta Malbon/ Agosto 2012»

 

«Juampi y Marcelo Pelleriti en el Desafío Pinot»
«Gualtallary hoy»

COMMENTS