Buena gastronomía en Mar del Plata

01/08/11
Fuente: ArgentineWines.Com | Carolina Etcheverry.

En teoría, cualquier profesional gastronómico podría cocinar en los famosos restaurantes españoles El Bulli o Martín Berasategui. En estos templos gastronómicos te dicen exactamente qué debes hacer y sólo basta con atenerse a las instrucciones recibidas. El tema es que no todos los que pasan por este entrenamiento logran aplicar lo aprendido en la gastronomía local.

Mar del Plata hoy cuenta con restaurantes donde la excelencia del servicio y la calidad de los productos utilizados, se complementan significativamente. Esto confirma que no fue en vano para sus dueños y cocineros, haber trabajado en los mejores restaurantes del mundo.

sarasanegro[1]

Sarasanegro es un restaurante propiedad de la pastelera Fernanda Sarasa y el chef Patricio Negro. Ellos se conocieron trabajando con Martín Berasategui (en San Sebastián) y luego su periplo europeo los llevó a Da Vittorio (Bérgamo). Al entrar en Sarasanegro se siente olor a pan recién horneado. La carta ofrece platos elaborados con productos muy frescos. Se destacan las vieyras con perfume de jengibre, tiradito de palometa o merluzón con champiñones y espinacas. El final propone un variado plato de quesos en su mayoría importados, donde se incluye Cabrales y Camembert, entre otros. Estos se acompañan con dulces elaborados por ellos, como quinotos compotados, higos, y otras delicadezas. Su cocina es muy amplia, su salón inmenso y su cava, en el subsuelo, tiene las mismas dimensiones que el salón.

El restaurante y vinoteca Casa de Aromas también pertenece a una pareja de similares características. La sommelier Gabriela Labra, recibida en CAVE y el chef Hernán Domínguez, quien hizo su experiencia en El Bulli. Allí también se vive la atención personalizada de sus dueños. El vino tiene un protagonismo digno de destacar y es un espacio ideal para realizar degustaciones.

patrittiHace apenas unos días la Bodega Patritti, de San Patricio del Chañar, presentó en Casa de Aromas su Blend, en una degustación que reunió además a cuatro miembros de la línea Primogénito cosecha 2008, los varietales Cabernet Sauvignon, Malbec, Merlot y Pinot Noir. La cata también incluyó la línea joven de la bodega, las tres etiquetas de Lassia cosecha 2009, Pinot Noir, Malbec y el corte Cabernet – Malbec. La cocina de Casa de aromas combina perfecto con los vinos tintos de ésta bodega. La liebre braseada o las trufas ofrecidas en su menú le quedan muy bien al Merlot. Otro maridaje interesante es el del besugo sobre repollo colorado acompañado con Pinot Noir.

La cocina también se destaca en el Uthgra Sasso Hotel. La ambientación y el respeto por el vino, se hacen visibles en la precisa selección de etiquetas, muchas alternativas de precios y destacando el nombre del enólogo que elaboró cada vino. El chef Iván Espina, diseñó una carta de estilo bien argentino, con toques de autor y técnicas de cocción al vacío, para conservar intacto el sabor de los insumos. Esta opción está muy lejos de aquel preconcepto, basado en que los precios en los restaurantes de hoteles son siempre elevados.

En Mar del Plata se puede comer bien, pero también se puede comer muy bien y ser feliz disfrutando de un buen servicio. La experiencia es completa si sumamos la posibilidad de encontrar vinos interesantes, sin que nos altere la economía.

Sarasanegro: San Martín 3458

Casa de Aromas: Salta 2344

Uthgra Sasso Hotel: Av. Martínez de Hoz 3545

COMMENTS