Buscan potenciar los Caminos del Vino

21/07/11
Fuente: Tiempopyme.

maipuLópez, Trivento, Trapiche y La Rural suman fuerzas con la Municipalidad y pretenden competir con otras zonas vitivinícolas. Para no quedarse fuera del auge que viven las zonas vitivinícolas del Valle de Uco y de Luján, cuatro bodegas maipucinas decidieron aunar fuerzas para atraer bajo otros conceptos a los turistas enológicos que visitan la provincia. Se trata de Bodegas López, Bodega Trapiche, Bodega La Rural y Bodega Trivento, que llevan adelante una idea junto con el Municipio de Maipú para potenciar los Caminos del Vino de ese departamento.

El foco de la campaña está en la historia de la vitivinicultura mendocina, ya que el departamento tiene diversos lugares que marcan los pasos del vino por estas tierras. La propuesta se focaliza en un recorrido por estas cuatros bodegas íconos de la Argentina y representantes del proceso histórico, cultural y económico desde el siglo XVI hasta el presente.

También se incorporó al recorrido al Museo Nacional del Vino y la Vendimia, un lugar de referencia para la vitivinicultura nacional y que fue residencia de Juan Giol y Jerónimo Bautista Gargantini, pioneros en el país.

“Cuando nos acoplamos a la gran idea que tuvieron estas bodegas nos dimos cuenta de que el museo era una pieza fundamental para completar la idea de los turistas que realizan el recorrido. Por aquí pasó la historia de la vitivinicultura nacional”, sostiene Cristian García, director de Patrimonio, Cultura y Turismo de Maipú.

La residencia histórica resulta un interesante atractivo para los turistas, ya que “se trata de la residencia de los dueños de la bodega más grande del mundo –Giol, en su tiempo era la de mayor en capacidad– y por medio de su arquitectura y mobiliario refleja cómo vivía una familia aristocrática de la industria que tomaba grandes decisiones en torno al vino”, concluye García sobre estas acciones en conjunto.

Las cuatros firmas participantes del recorrido son grandes referentes de vinos de Argentina. Bodega La Rural (1885) cuenta con el Museo del Vino, legado de Felipe Rutini, considerado único en Latinoamérica; Bodega Trapiche (1883) posee un edificio fundado por inmigrantes europeos a comienzo del siglo XX; Bodega López, iniciada hace más de 113 años, continúa en manos de la familia fundadora, y Bodegas Trivento con un estilo del nuevo mundo representa los últimos años de la industria nacional.

Rodrigo Lemos, responsable de turismo de Trivento, dijo a Negocios y economía que “la idea es ofrecer un producto novedoso, interesante y por sobre todo distintivo de los otros circuitos de los Caminos del Vino. Por ello, el hilo conductor es la historia de la vitivinicultura de Mendoz, contada a través de las distintas firmas que participan”.

Con esta medida surgida desde el ámbito privado y acompañada por el sector público la intención es recuperar el atractivo que en los últimos años se ha ido repartiendo por el auge de otras zonas vitivinícolas provinciales.

“Estamos comenzando a ejecutar esta idea que surgió en un café, la intención es poder sumar a más bodegas. Los resultados comenzaremos a medirlos en el mediano plazo”, finaliza Lemos.

COMMENTS