Calamaco: una nueva bodega que busca recuperar la idea de proyecto familiar y sustentable

23/04/13
Fuente: Ecocuyo | Darío Gallardo.

calamaco[1]La inversión que hizo en Mendoza el empresario de la soja Ignacio Aristi hace diez años con Melipal, sirvió para que – debido a la experiencia- su hija Clarisa Aristi y su marido, Santiago Santamaria, se dedicaran a un proyecto propio. Se trata de Calamaco, un proyecto de Malbec de alta gama encarado por 3 emprendedores: Santiago Santamaria, ex Gerente General de Melipal por 9 años, su esposa Clarisa Aristi, actual Brand-Manager de Melipal y Tom Conel, californiano retirado que sucumbió ante la cultura del vino local y decidió radicarse parte del año por estas latitudes. Calamaco es un proyecto familiar destinado a elaborar pequeñas partidas de vino de alta gama. De ahí el nombre de “Calamaco Limited Wines Production”.

“Es un proyecto de estructura chica destinado en una primera etapa solo para la exportación, este año ya con nuestra segunda cosecha estamos comenzando a comercializar los vinos en el mercado local también” comentó Santamaria.

Los empresarios están aprovechando es la experiencia con Melipal y los mercados de exportación abiertos, sin tener que cargar con grandes infraestructuras. “No tenemos bodega ni viñedos propios.

La fortaleza de Calamaco radica en que tanto Clarisa como yo tenemos más de 10 años de experiencia en la elaboración y comercialización de vinos de alta gama. Detectamos que hoy hay una gran oportunidad para proyectos de nuestro tamaño que elaboran menos de 50.000 botellas/año. Escala en donde lo productivo se puede trabajar al más mínimo detalle de calidad y en lo comercial se mantiene un contacto directo con nuestros clientes. A diferencia de las grandes bodegas somos nuestros propios embajadores de la marca y eso es un capital que cierto nicho de mercado lo ve como valor agregado”, sostuvo Santamaria en una entrevista con Ecocuyo.com.

Para comenzar este proyecto el capital inicial fue de u$s 155.000 destinados principalmente a la producción.
Con el foco en el Malbec, Calamaco solo elabora esta variedad: “Es difícil diversificarse mucho en nuestro tamaño, por tanto pusimos el foco en nuestra variedad insignia haciendo hincapié en que el origen de nuestros vinos es un “blend de terroir”.

La uva que les da origen proviene de tres de las mejores zonas de Malbec de Argentina: Agrelo, Vistalba y La Consulta, principalmente de viñedos de más de 50 años de pequeños productores comprometidos en proveer uva de primera calidad.

Su primer cosecha ( 2010) fue lanzada al mercado en Julio del año 2012 con la grata noticia que el Calamaco Malbec Gran Reserva, recibió 91 puntos en la prestigiosa publicación anual de Robert Parker The Wine Advocate, ubicándose entre el 20% de mejor ranking entre más de 650 vinos degustados.” Fue todo un logro que ayudo al posicionamiento de la marca a nivel internacional”, subraya Santamaria.

Calamaco hoy posee tres etiquetas: Calamaco Malbec Clásico ( $60), Calamaco Malbec Reserva ($90) y Calamaco Malbec Gran Reserva ( $280)

“Debido a nuestra pequeña producción la estrategia radica en posicionarse en no más de 3 mercados formadores de opinión (EEUU, Argentina, Brasil) . A nivel marketing cuando los recursos son bajos, el desafío de mantener los buenos puntajes de Wine Spectator o Robert Parker es una opción interesante para un mercado mundial en donde cada año se suman más etiquetas” concluyó el empresario. Info: www.calamaco.com

COMMENTS