Cambio climático generará cambios en la viticultura

12/04/13
Fuente: www.portalfruticola.com.

uvas_malbecPara 2050 la zona apta para viticultura podría disminuir entre el 25 y 73%.

El cambio climático tendría un impacto importante en la producción de vino y diversidad a nivel mundial, según reveló un estudio llevado a cabo por equipo internacional de investigadores del Laboratorio Internacional en Cambio Climático (LINCGlobal).

La investigación – publicada en la revista Proceedings of the National Academy of Science (PNA) de la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU – hizo un análisis global del impacto del cambio climático en la producción y conservación de uva para vino.

De acuerdo al estudio, la producción de uva para vino es un buen caso de estudio para medir los impactos indirectos en la agricultura, ya que la viticultura es sensible al clima. Además esta actividad se concentra en regiones de clima mediterráneo, que son puntos importantes de biodiversidad en el mundo.

El estudio indica que para el año 2050 la zona apta para la viticultura disminuirá entre el 25% y 73% en las regiones productivas más importantes de vino. Junto con esto el cambio climático puede provocar el establecimiento de viñedos a mayor altura y en zonas de altas latitudes, como el oeste de América del Norte y el norte de Europa, donde no existían aptitudes para la viticultura y que serán cada vez más adecuadas para la producción.

Pero el establecimiento de viñedos en zonas más altas puede conducir a la eliminación y degradación de la vegetación natural, lo que tiene efectos a largo plazo sobre la calidad del hábitat para las especies nativas.

“Los intentos para mantener la productividad y la calidad del vino de uva frente al calentamiento puede estar asociada a un mayor consumo de agua para riego y para enfriar la uva por nebulización o aspersión, creando un impacto potencial en la conservación de agua dulce”, señala el estudio.

Lee Hannah, autor principal del artículo y especialista mundial en cambio global de la organización Conservation International de EE.UU señaló que el cambio climático va a mover las regiones con potencial para producir vinos a distintos lugares. “Estos cambios globales presionarán sobre la fauna silvestre en algunos lugares sorprendentes”, dijo.

“La sensibilización de los consumidores, de la industria viticultora y las acciones de conservación son necesarias para ayudar a mantener el vino de alta calidad y reducir las externalidades negativas sobre los ecosistemas y los servicios que estos proveen para la humanidad”, agregó.

Por su parte Pablo Marquet, coautor del artículo y director del Laboratorio Internacional en Cambio Global (CSIC – PUC) indicó que estos resultados no presentan buenas noticias para la industria del vino en Chile.

“Los incrementos proyectados en el estrés hídrico asociado a la producción de vino son dramáticos. Aquí existe un importante desafío para la industria; hacerse más eficientes en el uso del agua. La zona de ecosistemas mediterráneos de Chile concentra grandes densidades de población humana (y por ende alta demanda de agua), donde más del 70% de los hábitats naturales se han perdido, o están severamente degradados y donde menos del 3% de su área se encuentra protegida. En este contexto la adaptación a los cambios en el clima que se anticipan en los próximos 30 a 50 años va a ser una tarea compleja”.

Dato

En el estudio participó en Laboratorio Internacional en Cambio Climático (LINCGlobal), fundado por el Consejo Superior de Inversiones Científicas de España (CSIC) y la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC).

COMMENTS