Carlos Spadone: No hay que dejar pasar el tren de China

November 11, 2011 by  
Archivado en AWPro, Noticias

08/11/11
Fuente: La Nación | Maria Florencia Carbone.

Carlos SpadoneCarlos Spadone dice que dos claves para tener éxito en el mercado asiático son descubrir un nicho y asegurarse la distribución. Con el mismo entusiasmo y orgullo que habla de los logros de su primer año de gestión al frente de la Cámara Argentino China y de los planes para el futuro inmediato, Carlos Spadone cuenta que uno de sus hijos se mudó a China y que el más pequeño de sus nietos nació allá “y habla chino mandarín”. El empresario, ex asesor presidencial de Carlos Menem, desarrolló junto a su hermano el Grupo Spadone, un conglomerado que contiene rubros tan diferentes como espectáculos, logística, inversiones inmobiliarias y bodegas.

Spadone dijo que la primera vez que supo algo de China fue en 1972, cuando acompañó a Juan Perón desde Madrid a París para mantener una reunión con 12 líderes del Partido Comunista, enviados de Mao Tse-tung. “Mao y Perón tenían en claro la importancia política y económica que tendría lo que llamaban el Tercer Mundo”, contó. Luego, en 1983, como secretario político del PJ viajó al gigante asiático y empezó a tejer una relación que se encargó de cultivar hasta hoy. En 2000 compró una bodega al municipio de Huailai, a 120 km de Pekín. Ese fue el disparador para que su hijo mayor emigrara a tierras chinas con su familia.

-¿Cuáles son dos claves fundamentales para tener una relación comercial exitosa con China?

-He ido a China con delegaciones oficiales y varios gobiernos (con De la Rúa, Menem en dos oportunidades y con funcionarios del actual gobierno). Son un conjunto de empresarios y políticos que pasan un día por una ciudad, dos días por otra y tres días por otra. En 10 días hacen una gira tremenda y se vuelven. No, eso no sirve. A China hay que ir y quedarse. Con los chinos no se hace negocio ni la primera, ni la segunda ni posiblemente la tercera vez. Hay que tener mucha paciencia. Otra cosa importante es descubrir el nicho. Por ejemplo, Cardón, con la marca Noble, fue, estuvieron un tiempo y descubrieron que hay un nicho para empanadas. Pusieron locales que venden empanadas y están exportando.

-¿China es para cualquier empresa?

-Siempre hay que tener un socio local y el arma más poderosa es tener una buena distribución. Para vender productos comestibles y bebidas, los compradores más importantes son los hoteles. Es una vía muy interesante para introducir un producto. Hay 74 millones de chinos que se hospedan en hoteles durante el año -dos veces más que toda la Argentina-, a lo que hay que sumarle el turismo internacional, principalmente europeo. Ese conjunto de personas consume productos occidentales como aceite de oliva, que en China aún no se conoce mucho.

-¿Y las pymes?

-No se puede vender “a China”. Hay que vender en China a un municipio, que allá pueden tener ocho millones de habitantes.

-¿Cuáles son los principales objetivos de la Cámara?

-El primer año logré ordenar la estructura física y financiera. Ahora el consejo de administración se propuso adquirir una sede propia para hacer la Universidad de Lengua Chino Mandarín. Ya hicimos convenios con los municipios de Tigre, San Martín y San Fernando para dictar cursos gratuitos de chino.

-¿Es correcto ver a China como un aliado estratégico?

-¡Totalmente! Cuando vino Hu Jintao (presidente chino, en 2004), quiso hacer ciertos convenios que por algunos motivos no se hicieron. Entonces se fue a Chile y eso lo firmaron con ellos. Hoy Chile exporta vinos con arancel cero. Pero nunca es tarde. No hay que dejar pasar el tren de China..


Be Sociable, Share!
Blog Widget by LinkWithin
More in Blogs, Mi vida de cosecha - Vida eterna | Ale Vigil (10 of 1160 articles)


21/05/14 Fuente: MDZ | In Vino Veritas | Alejandro Vigil. En su blog “Mi vida en cosecha”, el In Vino Veritas ...