Chandon: Manuel Louzada se despidió de Argentina

25/04/09
Fuente: MDZ.

49f245a7ad756[1]El enólogo, hasta ayer director de enología de Chandon y Terrazas, se despidió de periodistas vitivinícolas locales antes de asumir en su nuevo cargo en Toro, España. Esto sucedió durante un almuerzo en el que recibió halagos de parte de Ángel Vespa y Hervé Scott, el nuevo director general de Chandon en Mendoza.

La conocida marca vitivinícola Chandon, cuya distribución ha pasado formalmente a ser responsabilidad de otra razón y famosa marca mundial (Möet Hennessy), reveló movimientos en la dirección industrial que posee en Mendoza.

Esto ha sido formalmente informado a la prensa local en un almuerzo organizado en la finca Cheval des Andes, de Vistalba, Luján de Cuyo, donde se anunció que el enólogo español Manuel Louzada ha dejado su cargo de director de enología de Chandon y Terrazas de los Andes para ocupar su nueva responsabilidad dentro del mismo grupo trasnacional, pero en España.

Precisamente, Louzada, el primero de mayo próximo viajará al Viejo Continente, con el fin de asumir al frente de un nuevo emprendimiento que Möet Chandon inició en la localidad española de Toro, en Numancia, un histórico pueblo de apenas 80 habitantes y donde las vides recientemente adquiridas por la marca poseen un prestigio de más de 100 años de producción.

Paralelamente, se presentó en sociedad al frente del cargo de Director General de Chandon en Mendoza, el francés Hervé Scott, quien ya se había desempeñado en el pasado por varios años como enólogo responsable de la firma con asiento en Luján de Cuyo.

“A partir de ahora Manuel Louzada volverá a su tierra natal (sic) con el fin de cuidar de la nueva joya de Chandon en España, en el pintoresco pueblo de Numancia y Hervé Scott, se hará cargo tanto de la parte industrial como enológica y operacional de Chandon en Mendoza”, confirmó Ángel Vespa, titular de relaciones institucionales de Chandon en Mendoza y presidente de Bodegas de Argentina. (NE: Louzada es portugués)

El almuerzo realizado en el paradisíaco jardín vitícola cuya puesta en valor es a partir de una cancha de polo rodeada por vides nobles, se basó en una entrada de ceviche de salmón rosado y empanadas de morcilla con manzana, un plato principal de camarones que fue completado por medallones de cerdo y un típico asado mendocino.

“He aprendido a comer y hacer asado. Sólo me falta saber cómo pedir los cortes en España”, reveló Louzada mientras los periodistas mendocinos despedían al enólogo.

Entre los presentes se contó con la presencia de Mauricio Llaver, Luis Fermosel, Javier Merino, Juan Pablo Candisano, Rodolfo Cavagnaro y Carlos Fernández.

La entrada estuvo acompañada por un espumante de la casa que sirvió de aperitivo y la comida fue acompañada por excelentes vinos tintos: primero un Caval 2005 y finalmente por un Cheval 1999.

COMMENTS