Christophe Krywonis comparte sus experiencias

24/07/11
Fuente: Diario Los Andes.

int-399281[1]Cocinar y viajar tienen cosas en común. Por más recetas o guías que se tengan, el resultado final depende del cocinero o del viajero. El arte de las ollas trasciende las cuatro paredes de la cocina. Entonces el templo de los chefs se amplía y alcanza restaurantes del mundo, mercados donde compran sus materias primas y también los espacios más íntimos.
Hoy el chef nos guía una vuelta por mercados franceses, la Boquería y por el Agro shopping de la capital paraguaya. También brinda sus consejos.

¿Cuál es tu plato favorito?

Te voy a ser sincero. Los platos favoritos son como los calzones, se cambian todos los días.

¿Qué cocinás para una reunión con amigos?

Depende la época del año, la estación es importante. Si hace frío aprovecho los frutos secos, las manzanas, los membrillos y repollitos de Bruselas, si encuentro, y cocino una carne con hongos. Todo depende de lo que encuentre en el mercado.

Siempre me gusta cocinar productos frescos. Por ejemplo, cuando cocino para un evento, si no me gusta lo que hay en el mercado, sugiero a mi cliente que cambiemos el menú.

¿Qué le recomendás a alguien que va a cocinar para una noche romántica?

Que cocine con muchas ganas y mucho cariño, sea lo que fuera, y que evite la crema de leche.

¿Qué mercados del mundo te gustan para comprar condimentos para tus platos?

Me gusta mucho La Boquería de Barcelona, el Marche Couvert Saint Didier en París, la plaza de Mercado en mi pueblo natal que es Blois.

Hace poco estuve en Asunción del Paraguay y encontré un mercado de frutas y verduras hermoso que está en el subsuelo de un shopping todos los martes y ahí encontré unos quesos maravillosos (Nda. En el Mariscal López Shopping).

¿Si estás solo en tu casa, te cocinás para vos?

Pocas veces, «Casa de herrero, cuchillo de palo». En mi heladera ves champaña, cerveza, vino blanco, algún queso blanco y nada más. Y llamo por teléfono al delivery de la esquina.

COMMENTS