Cinco claves para entender la Tarjeta del Viñatero que se viene

21/07/14
Fuente: Sitio Andino.

Este nuevo instrumento de control, que permitirá acceder a información en tiempo real, será aplicado por el INV a partir de diciembre. En esta nota te explicamos de qué se tratar, cuáles son los cambios y beneficios.

Sitio Andino

Con la intención de garantizar una mayor precisión en los datos de cosecha y siguiendo la tendencia de las tecnologías aplicadas a la fiscalización de la producción agrícola, desde el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) en coordinación con la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR) se sigue avanzando en la aplicación de más y mejores controles para garantizar la transparencia en el mercado y la calidad de la uva y el vino. Sin embargo en todos estos años de utilización de las más modernas tecnologías no se ha avanzado sobre remitos de uva, de forma tal que den la trazabilidad de la uva desde el viñedo hasta la bodega y el control exhaustivo del producto ingresado, no sólo en la cantidad sino también en la variedad. Lo mismo se puede hacer extensivo a lo que sucede en el empaque y en las plantas de secado para uvas en fresco y pasas, admite el titular del INV, Guillermo García.
Por este motivo, y con la intención de garantizar una mayor precisión en los datos de cosecha y siguiendo la tendencia de las tecnologías aplicadas por los países de mayor desarrollo de la vitivinicultura, en los próximos meses se iniciará el proceso para poder contar con una “Tarjeta del viñatero”. Este nuevo instrumento se pondrá en marcha con carácter de obligatorio desde diciembre próximo, ya con lo que será la cosecha 2015/2015 de uvas a nivel país.

A continuación te damos cinco claves para que entiendas en profundidad de qué se tratar y qué cambiará con la implementación de la Tarjeta del Viñatero:

1-Mejorar la existente. No se trata de un nuevo sistema de control sino de una mejora en el control ya existente que trae aparejado un sinnúmero de beneficios. Se trata de un avance en los instrumentos-medios de control que genera beneficios para todas las partes involucradas, tanto a la vitivinicultura argentina como a los productores y a las bodegas.

2-Tarjeta electrónica. Se trata de una tarjeta electrónica que remplaza al “Certificado de Ingreso de Uva” y aporta al proceso de información: simplificación administrativa, inmediatez, transparencia para todos, mayor certeza, competitividad, etc. Este documento de identidad del viñedo, de uso obligatorio en el momento de cosecha, además de contar con toda la información del viñedo tal cual lo contiene en forma escrita la cédula del viñedo, incorporará los rendimientos probables en función de las cosechas de los últimos años, lo que permitirá tener la información en tiempo real de los rendimientos esperados.

3-¿Qué puede hacer el productor? Con esta tarjeta el productor podrá realizar la correspondiente actualización de sus datos al momento de producirse la entrega de uva a la bodega y, en ese mismo instante, se producirá la transferencia de datos hacia el INV, lo que permitirá que además se mejore el control respecto de la relación uva/vino que se produce entre kilogramos ingresados y litros de vino obtenidos para cada una de las bodegas del país. Permitirá  que los inspectores del INV además  de controlar el tenor azucarino de la uva, puedan tener una precisión respecto de la uva que se debe ingresar a la bodega.

4-Verificación al instante. El sistema permitirá también al INV poder verificar en el mismo momento tanto el ingreso de las variedades mediante la compulsa visual de los registros indicados en la tarjeta como la uva que se encuentra en el camión. En el futuro, y ya con la instalación de las básculas con cabezales electrónicos, la misma información de la pesada podrá ser transmitida on line.

Se pretende que los datos sean ingresados a las bases de datos del INV en el mismo momento en que se produce la descarga de la uva permitiendo de esta manera que el viñatero tenga en su poder el comprobante que certifica la entrega de la materia prima a la bodega. Este sistema otorgará, además de transparencia, la seguridad de que se minimizarán acciones de fraude o algún caso de connivencia entre productor y bodega que pueda alterar la información final de cosecha.

5-Reemplaza al viejo certificado. El procedimiento remplaza al Certificado de Ingreso de Uva (CIU) por lo que no es algo que genere una complicación administrativa sino todo lo contrario. Se trata de una simplificación administrativa y una constancia inmediata al momento de la entrega de la uva, a diferencia de lo que sucede en la actualidad donde el productor firma con posterioridad el CIU. A su vez, el productor va a poder chequear on line los kilos y las variedades que efectivamente han sido ingresados a esa bodega.

El sistema también va a permitir la actualización anual de las hectáreas implantadas sin necesidad de realizar un censo cada diez años dado que el productor va a tener que actualizar su registro y además declarar anualmente las nuevas implantaciones porque, de otra manera, el sistema no le va a permitir ingresar uva porque no corresponderá al rendimiento histórico del viñedo. Seguramente con el tiempo se podrán incorporar una serie de beneficios económicos y sociales a la tarjeta del viñatero. Más información aquí.

Tagged with:

Artículos relacionados

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

MAPA

Oficina

ArgentineWines.Com
Mariano Acha 2771 1430 CABA Argentina
Horario Lunes a Viernes: 10:00–17:00 hs (Hora argentina -3 GMT)

+54 911 54602722

VinoSub30

Enjoy Malbec

enjoymalbec

WineHackaton