Cinco datos de la vitivinicultura que te van a sorprender

18/11/11
Fuente: MDZ | Federico Manrique.

envasado MDZSabías que en diez años la cantidad de bodegas creció 23,5% y subió 12% el total de hectáreas cultivadas. Que se exportan cerca de U$S1.000 millones al año y que las ventas al mercado interno superan los $9.000 millones. La actividad genera 113.070 empleos y paga impuestos nacionales y provinciales por $3.980 millones. Esto y mucho más aporta la elaboración de vinos, según un informe de la UNCuyo.

La vitivinicultura Argentina ya tiene una matriz de información estadística y científica que permite dimensionar no sólo su participación en la economía nacional sino también su aporte a la generación de valor, empleo e impuestos. En esta nota te damos cinco datos que te van a sorprender de la vitivinicultura, según el informa sobre Impacto de la Vitivinicultura en la Economía Argentina 2010, elaborado por la Facultad de Ciencias Económicas de la UNCuyo a pedido del Fondo Vitivinícola Argentino y dirigido por Carlos Abihaggle.

1- Más bodegas y más hectáreas. En el año 2010 la cantidad de establecimientos elaboradores fue de 9833 que en comparación con 796 en 2001, representa un crecimiento del 23,5%.

Este fuerte proceso de expansión tuvo su correlato en la cantidad de hectáreas cultivadas con vid en la Argentina. Según el estudio, las hectáreas cultivadas han evolucionado de 204.133 en el año 2001 a 228.575 en el año 20094, lo que representa un crecimiento del 12%.

2-Por bueno camino en exportaciones. Si se tiene en cuenta que la vitivinicultura se ha fijado como meta alcanzar los U$S2.000 millones en ventas al exterior para 2020, así lo establece el Plan Estratégio Vitivinícola (PEVI), que al 2010 se esté bordeando los U$S1.000 millones habla a las claras de que se está por el buen camino. En ese sentido, el estudio destaca que Las exportaciones vitivinícolas se han incrementado desde 242,2 millones de dólares en el año 2001 a 974,8 millones de dólares en el 2010. Su tasa de crecimiento anual promedio es del 17%.

Este fuerte crecimiento ha permitido que la participación de las exportaciones vitivinícolas en el total de las ventas argentinas al exterior de Manufacturas de Origen Agropecuario (MOA) pase del 3,2% en 2000 al 4,3% en el 2010. Y es más, si se compara a la vitivinicultura con algunos de los sectores más representativos del grupo de las MOA, la tasa de crecimiento promedio anual de las exportaciones vitivinícolas se encuentran entres las más altas.

3- Aporte a la economía. En el 2010 la vitivinicultura contribuyó en casi 14 mil millones de pesos (13.930.038.544) al valor de la producción bruta de la Argentina en forma directa.

El sector agrícola aportó más de 3 mil millones de pesos 15 (3.282.045.970), lo que representa cerca de 17.000 pesos por hectárea, que comparado con otros sectores agrícolas tales como las oleaginosas cuyo valor bruto de la producción por hectárea es de $ 2.100, se demuestra el alto grado de producción intensiva y de productividad de la vitivinicultura.

El valor de la producción bruta del conjunto de la cadena vitivinícola, permite visualizar que el mercado interno contribuye con un 65,5% a la generación de ese valor, en tanto que el sector externo lo hace en un 27,4% y el resto corresponde a la valoración del stock.

Las ventas al mercado interno fueron de 9,7 millones de litros cuyo equivalente en pesos es de 9 mil millones (9.129,7).

4- Un valor agregado de los más altos. El valor agregado, o sea, el ingreso neto generado en forma directa por la cadena del vino y del jugo concentrado de uva ascendió a 6 mil millones de pesos (6.322.654.070), de los cuales casi la totalidad de la cifra fue aportado por el vino (6.303.872.725 de pesos).

El valor agregado por litro de vino fue de 3,90 pesos, monto que es notoriamente superior a otros sectores agroindustriales como la industria láctea (0,80 pesos por kilo), las bebidas sin alcohol (1 peso por litro) y la cerveza (1,10 pesos por litro).

La mayor parte del valor agregado (53%) se produce en la etapa de fraccionamiento. El sector agrícola aporta el 42%.

En cambio, si se analiza la distribución funcional del ingreso y dentro de ello particularmente la participación del factor trabajo alcanza al 33 % en términos globales de toda la cadena.

De los más de 2 mil millones de pesos ($2.119.625.983) que reciben los trabajadores del sector, un 82% es percibido por quienes realizan labores agrícolas. Y dentro de ello, los que trabajan en parrales, reciben el 48%.

La vitivinicultura contribuyó en 2010 con más de 6 mil millones de pesos (6.322.654.07017) a la generación de valor agregado de Argentina, el cual si se tienen en cuenta los litros de vino y jugo de uva elaborados ese año, hace un monto por unidad de producto de 3,25 pesos.

5- Empleo y pago de impuestos. De los 113.070 empleados vitivinícolas equivalentes permanentes, un 49% está localizado en el sector agrícola, un 33% en la elaboración de vino y jugo de uva y un 18% en el subsector uva de mesa y pasa de uva.

En tanto que, el aporte tributario que realizó la cadena vitivinícola durante 2010 se determinó que fue de 30 centavos por cada peso de valor de las ventas. De estos, 22 centavos resultaron de los aportes directos de los distintos eslabones de la cadena y el resto de aportes indirectos. En total, se contribuyó a la recaudación impositiva, de jurisdicción nacional, provincial y municipal de Argentina con 3.980 millones de pesos, de los cuales 2.930 millones fueron tributados directamente por la cadena y 1.051 por otros sectores económicos relacionados.

Por lo que, para el año 2010 puede estimarse un aporte tributario neto de poco más de 3.500 millones de pesos (3.652). La incidencia impositiva “neta”, entonces, es de 28,3 centavos por cada peso de venta.

Por todo esto, la vitivinicultura requirió más de 100 mil puestos de trabajo18 (113.070) por un monto global de 2 mil millones de pesos $(2.119.625.98319). El valor de la producción total ascendió a casi 14 mil millones de pesos ($13.930.038.544).

Igualmente, la producción de uva para vino, la elaboración de vino y el fraccionamiento de este producto demandaron en el año 2010 insumos por poco más de 3 mil millones de pesos ($3.359.481.300), a lo que hay que sumarle el valor de lo requerido para la elaboración de jugo concentrado de uva que ascendió los 133 mil pesos ($133.458.912), haciendo un total de casi 3.500 millones de pesos ($3.492.940.212) en insumos del sector.

COMMENTS