Cinco Torrontés ideales para conocer qué hay más allá de Salta

12/02/12
Fuente: IProfesional.com | Alejandro Arzuaga.

TorrontesLa consistencia ganada a través de décadas y décadas hicieron del Torrontés del Norte Argentino una marca registrada. 

Y la región que más reconocimiento ha ganado con el paso del tiempo, por su geografía y condiciones climáticas, es Cafayate, en pleno corazón salteño.

De la mano de una fuerte demanda desde los principales mercados en el exterior, como Estados Unidos, las bodegas nacionales, pero muy particularmente aquellas ubicadas en esa provincia del Norte, fueron puliendo el estilo tan particular de este vino estridente y voluptuoso en nariz, quitándole los amargos típicos y tornándolo más fresco y amigable.

El debate sobre los pro y contras de trabajar sobre la tipicidad fueron cayendo en el olvido, al ver las ventajas de contar con un Torrontés «world-friendly»: desde 2003 las exportaciones en volúmenes se multiplicaron por cinco.

Sin embargo, que uno de los terroirs por excelente para esta variedad se encuentre en la provincia de Salta, no implica que las bodegas locales no hayan «desafiado» a la naturaleza para elaborar buenos vinos en regiones que hasta hace algunos años no eran tenidas en cuenta cuando se hablaba de Torrontés.

Y lo cierto es que, desde Mendoza hacia el sur, son varias las bodegas que vienen trabajando con excelentes resultados y alumbrando otro perfil de la cepa blanca por excelencia, con una nariz más frutada y un mayor nivel de untuosidad en boca -con muchos matices, por supuesto-.

En este contexto, para este Top 5 se incluyeron Torrontés de Mendoza, Río Negro, La Rioja y hasta un «bonus track» de San Juan. A tomar nota…

Sur de Los Andes Torrontés 2011 – Bodega Sur de Los Andes – Precio sugerido: $40

De nariz sutil y elegante. Se destacan, en un primer plano, los aromas cítricos, que van de la lima a la bergamota y, en un segundo plano, un colchón de notas florales. En boca este vino elaborado con uvas del Valle de Famatina (La Rioja) es más bien seco, muestra una excelente acidez y tiene un paso ágil. Su perfil cítrico se potencia en la boca. Final muy equilibrado, sin estridencias, y de persistencia media. Sus características lo convierten en un aliado ideal paraacompañar comidas a base de pescado, especialmente ceviche.

Cristóbal 1492 Torrontés 2011 – Bodega Don Cristóbal – Precio sugerido: $40

La bodega elabora este ejemplar con uvas de La Consulta, en el Valle de Uco. Es un vino que en nariz exhibe un perfil más frutado: duraznos y cáscaras de naranja, matizados con notas sutiles de miel. Es un vino de paso no muy ligero, dado que muestra cierto nivel de untuosidad con una acidez correcta. No es de los Torrontés más frescos de Mendoza, pero en su equilibrio están sus fortalezas. En boca termina de desplegarse, aunque de manera sutil, su costado más frutal. El final, de persistencia entre corta y media, es definitivamente elegante. Por su perfil no tan cítrico ni tan fresco, puede ir bien con ensaladas. 

Santa Julia Torrontés 2011 – Santa Julia – Precio sugerido: $26

El Torrontés de Santa Julia fue uno de los pioneros a la hora de iluminar el camino y mostrar que Mendoza era un terroir a tener en cuenta. En nariz, el abanico de aromas está dominado por algo de cítricos -como cáscaras de naranja- y toques floraes. En ese mix, aunque de manera más tenue, despunta una rica miel. En boca se mueve con soltura, mostrándose grácil y con un nivel de acidez que lo convierte en un ejemplar fresco, sin dejar de ser equilibrado y de perfil consistente, de punta a punta. Inobjetable relación calidad/precio. Dadas sus características, te recomendamos acompañarlo con un pollo al curry.

Trapiche Varietales Torrontés 2009 – Bodega Trapiche – Precio sugerido: $22

Si bien se recomienda consumir esta variedad dentro de los dos años desde la elaboración, esta etiqueta, cosecha 2009 evolucionó perfectamente en la botella. En un par de minutos, un intenso mix de jazmines y de azahar se va a adueñar de la copa. Interesantísimo perfil floral en nariz, siendo el de estilo más «salteño» de este Top 5. En boca comenzará a diseminarse otro perfil de aromas, más frutados, dominados por el durazno blanco y algo de lima. Torrontés de muy buena acidez, linda frescura y final de larga persistencia. A la hora del maridaje, te vas a encontrar con un ejemplar sumamente versátil, aunque se va a lucir en mayor medida acompañando pescados.

Infinitus Semillón-Torrontés – Bodega Infinitus – Precio sugerido: $44

Rompiendo un poco las reglas, como queríamos incorporar una etiqueta de regiones más australes aun, optamos por este Torrontés, que no es varietal, ciertamente, sino que está acompañado por Semillón. El punto central es que este Torrontés tiene la particularidad de estar elaborado en Río Negro. Es un blend sumamente elegante con una nariz dominada por las flores blancas y algo frutado, pero tenue, como duraznos y algo de miel. En boca hay una palabra que lo define: equilibrio. Es un blend que tiene todo en orden: acidez ideal, untuosidad en su punto justo, final sumamente agradable… es de esos blancos que brillan por sus virtudes y hay que tomarse un largo rato para encontrarle algún punto flojo, si es que lo tiene.

«Bonus track»: Callia Reserve Torrontés 2011 – Bodegas Callia – Precio sugerido: $29

Excelente exponente de la provincia de San Juan que fue incluido en un reciente Top 5 pero que no podíamos dejar de volver a recomendar. Es un vino que llega al mercado con importantes «diplomas» por revalidar: la cosecha 2010, que aún se consigue en el mercado, fue el único Torrontés consagrado con un Trophy en el Argentina Wine Awards. Y lo cierto es que esta nueva añada reafirma el expertise de Callia a la hora de elaborar esta cepa blanca: en nariz es muy perfumado, con muchas notas de flores, como el azahar, y una naranja madura que definitivamente se cuela en la copa. En boca muestra una atractiva acidez que lo vuelve fresco y vivaz, sin perder la elegancia, uno de los sellos de la bodega. Es un vino cosmopolita que sin dudas sirve como un «manual práctico» para entender por qué los paladares americanos se enamoraron del Torrontés. ¿Otro punto a favor? Definitivamente su precio.

COMMENTS