Córdoba: Calculan en $ 5 millones las pérdidas por la mala vendimia

08/03/10
Fuente: La Voz del Interior – Córdoba | Rubén Curto.

Nanini La VozMás de la mitad de las uvas se echó a perder por el clima desfavorable. Las bodegas se quedan sin materia prima, pero preocupa más el desamparo de 80 productores. El calendario indica que la ciudad de Colonia Caroya se aproxima a su tradicional celebración de la vendimia, aunque este año casi no habrá motivos para el festejo: por condiciones climáticas adversas, se perderá la mitad de la cosecha, lo que privará a la economía local de unos cinco millones de pesos. Desde La Caroyense y Nanini, las dos grandes bodegas de la Colonia, coinciden en el diagnóstico: habrá poca materia prima para elaborar vino y los productores quedarán muy golpeados, porque no tienen espalda económica para soportar un año entero sin ingresos. Foto: Negocios. Alberto Nanini. Es uno de los bodegueros de Colonia Caroya. Su empresa adelantó ayuda económica a los productores.

Santiago Lauret, enólogo de La Caroyense, y Alberto Nanini, de la bodega homónima, indicaron que las condiciones meteorológicas esta temporada no les dieron respiro. Precisaron que todo empezó con una helada tardía en la primavera y siguió luego con altas temperaturas que deshidrataron las uvas.

El golpe final lo dieron las lluvias, que según Lauret en la zona “fueron el doble de lo habitual” y que afectaron mucho a todas las variedades de uva. “Se va a perder un 52 por ciento de la producción”, precisó, citando estimaciones del Instituto Nacional de Vitivinicultura.

Las dos bodegas casi no tienen viñedos propios y compran la materia prima a un grupo de entre 80 y 90 pequeños productores de la propia Colonia, que cultivan –en promedio– dos hectáreas cada uno. Sólo contabilizando lo que las bodegas les pagan a los productores por las uvas, este año la economía local perderá 1,5 millón de pesos.

“A ese importe hay que multiplicarlo por tres o por cuatro si hablamos del vino ya elaborado. Calculamos que las pérdidas totales rondan los cinco millones de pesos”, señaló Nanini.

“Quizás para otras economías esa cifra no represente tanto, pero para la Colonia es mucha plata”, completó Lauret.

Este enólogo aclaró, además, que el impacto de la mala cosecha todavía no tiene techo. Es que, como continua lloviendo mucho, cada vez es menor la producción que se podrá obtener.

Productores. Otro punto en el que coincidieron los bodegueros es que la prioridad debe ser hoy apuntalar a los productores, que representan el eslabón más débil de la cadena vitivinícola, para que no sientan el impacto de esta mala vendimia y terminen dejando la actividad por falta de incentivos.

Las bodegas y el intendente local, Rodolfo Visintín (UCR) ya iniciaron algunos contactos con el Ministerio de Agricultura provincial, pero hasta el momento no hubo medidas oficiales para paliar la situación.

“Lo inmediato pasa por asistir a los productores de alguna manera, pero a mediano plazo hay que pensar en un plan estratégico. La producción de vino llegó a un techo por falta de materia prima”, evaluó el enólogo de La Caroyense.

Por su parte, Nanini precisó que su bodega optó por adelantar ayuda económica a los productores como una forma de sostenerlos. “Nos necesitamos mutuamente. Si no tenemos a quien comprarle uvas y ellos tampoco a quien venderle, la cosa no va”, reflexionó.

Taiwán deberá esperar el jugo de uva

Por falta de materia prima, la bodega La Caroyense admitió que le resultará «complicado» cumplir con sus compromisos de exportación de jugo de uva a Taiwán.

La empresa había empezado a explorar con expectativas el mercado internacional y para este año tenía comprometido un embarque de dos contenedores de jugo de uva a ese país asiático, pero la mala vendimia puso en suspenso esa operación.

«Al jugo lo hacemos con uva frambua, que sólo se cosecha acá en la zona y es una de las afectadas por el clima», señaló Santiago Lauret, enólogo de esa empresa. La Caroyense no tiene plantaciones propias, compra toda la materia prima en la zona y no trabaja con stock (ni de uvas, ni de vinos).

La merma en el volumen de la presente vendimia la obliga a comprar uvas en Mendoza o San Juan, pero el escenario cambia: aumentan los costos y, además, deberían hacer vinos distintos a los que ya están habituados.

En el caso de la bodega Nanini están un poco más aliviados, aunque igualmente tienen serios interrogantes a futuro.

«Disponemos un stock de reserva equivalente a la producción de un año, lo que nos permite un poco salir del paso ahora, pero si la situación se repite el año que viene, estamos fritos», señaló Alberto Nanini, quien volvió a insistir en la difícil situación de los productores. «Si no hay uvas en la zona, no habrá cómo producir vinos», completó.

http://www.lavoz.com.ar/10/03/08/secciones/negocios/nota.asp?nota_id=596367

Artículos relacionados

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

MAPA

Oficina

ArgentineWines.Com
Mariano Acha 2771 1430 CABA Argentina
Horario Lunes a Viernes: 10:00–17:00 hs (Hora argentina -3 GMT)

+54 911 54602722

VinoSub30

Enjoy Malbec

enjoymalbec

VinosPOP!