Cosecha de uvas y concentración de tierras

30/03/10
Fuente: El Sol on line | Oscar Tapia | El Sol on line.

el Sol

En unos días más llegarán miles de trabajadores para la cosecha de aceitunas. Las entidades del agro calculan que para esta época habrán arribado a Mendoza unas 40 mil personas para las diversas cosechas. Estos son días de intenso trabajo: 20 mil cosechadores recorren las hileras de las viñas cargando sus tachos para llevar las uvas a las 682 bodegas de la provincia que ya están preparadas para elaborar el vino nuevo. La cosecha que está en pleno proceso, se atrasó unos días porque como hubo muchas lluvias, las uvas tardaron en alcanzar el grado necesario.

Hace unas semanas atrás, el Instituto Nacional de Vitivinicultura anunció que la cosecha 2010 será de un poco más de 23 millones de quintales, apenas superior a la del 2009. Por eso, los profesionales afirmaron que las bodegas estarán muy ajustadas con sus reservas para responder a la demanda del mercado durante todo el año, especialmente en uvas tintas.

Para la provincia de Mendoza, se espera una producción de 16.502.194 quintales, lo que representa un aumento del 15,4% con respecto al 2009. Se prevé que la producción total del país, que contempla a todas las provincias vitivinícolas, sea de 23.617.192 quintales, un 8% más de los 21.846.136 quintales de la Vendimia 2009.

Entre tanto y en unos días más, llegarán otros miles de trabajadores para la cosecha de aceitunas. Las entidades del agro calculan que para esta época habrán arribado a Mendoza unas 40 mil personas para las diversas cosechas.

El canto al trabajo que se hizo en la Fiesta de la Vendimia es ahora realidad. La bendición del trabajo se repite como un ritual que esperamos, nunca cambie. Sin embargo, las expectativas renovadas sobre la vitivinicultura, en los últimos tiempos se dan dentro de un proceso de concentración de tierras alarmante.

En el año 1990 había 25 mil viñedos de hasta 5 hectáreas en toda la Argentina. Pasaron 17 años y para el 2007 habían desaparecido 14 mil viñedos. En el otro extremo, donde ubican las propiedades de grandes extensiones, se dio el proceso al revés. En el año 1990 había 1.355 fincas con más de 25 hectáreas. A esa superficie se sumaron 400 viñedos más para alcanzar un número de 1.796, también en el 2007. En pocas palabras, las propiedades de entre 5 y 20 hectáreas tienden a desaparecer casi inexorablemente.

Hay un número que desalienta pero que puede operar en sentido contrario, impulsar a los productores a una necesaria organización: En Mendoza existen 8 mil productores de los que el 70% pasan los 60 años de edad: ¿cuál es el futuro? ¿venderán sus tierras para que se construyan barrios privados? ¿las familias vendrán a la ciudad a alguna villa?. O como alternativa ¿podrán organizarse con otros productores para seguir con sus unidades productivas y cambiar la historia? Quizás…

http://www.elsolonline.com/noticias/view/cosecha-de-uvas-y-concentracion-de-tierras

COMMENTS