Descorchados 2013: otras melodías

19/12/12
Fuente: Blog Mr. Wines.
descorchados-2[1]Patricio Tapia presentó los vinos que seleccionó como los elegidos para su Guía Descorchados 2013, tanto de Chile como de la Argentina, y tuve la suerte de estar entre la lista de los treinta invitados al evento. El atractivo fue no sólo poder conocer con anticipación cuáles fueron los destacados por “Pato”, sino también compartir la degustación con sus hacedores. Resulta destacable que profesionales chilenos y mendocinos hayan viajado especialmente a Buenos Aires para contarnos un poco sobre sus proyectos y sobre lo que íbamos a probar.
A continuación va la lista de vinos, discriminados por categorías; una breve opinión sobre cada etiqueta y, sobre el final, una conclusión personal.
Mejor Blanco
 
• De Chile: Cipreses Vineyard – Sauvignon Blanc 2011 de Casa Marín
• De la Argentina: Lágrima Canela – Chardonnay/Semillón 2009 de Walter Bressia
Dos blancos, dos extremos; uno filoso y otro cremoso.  El Cipreses es un Sauvignon Blanc muy mineral, hiperfresco, directo y recto, con sutilezas en su paso por boca. En cambio, el Lágrima Canela cuenta con mucho volumen, tanto en nariz como en boca; de esos que explotan en intensidad y complejidad aromática; sus notas de barrica sobresalen, es untuoso, graso, pero está muy bien, su nervio lo equilibra; no me cansa y me invita a otro sorbo.
Vino Revelación
 
• De Chile: Revelado – Pinot Noir 2009 de Bodegas Re (Proyecto perteneciente a Viña Morandé)
• De la Argentina: TintoNegro Collezione Italiana Lambrusco 2012 de 55 Malbec (por Alejandro Sejanovich)
Dos vinificaciones bastante atípicas. Por el lado de Chile, se trata de un Pinot, una de las uvas que mejor se da en la región, vinificado como blanco (para espumante) y casi olvidado en una barrica; que tras formar un velo natural en su parte superior hizo que adquiriera una complejidad similar a la de un jerez: esos clásicos aromas que recuerdan a frutas secas (almendra, avellana y nuez) de los vinos evolucionados. En cambio, el TintoNegro es un Lambrusco, cepaje de origen italiano y bastante poco común por estos pagos, que fue elaborado con una maceración tan corta que hace que éste sea casi transparente: es tan claro que por su color no sé cómo clasificarlo; en boca se comporta simple, fresco y bien fácil de beber.
Tinto Revelación
 
• De Chile: Little Quino – Pinot Noir 2012 de William Févre
• De la Argentina: Tres 14 Malbec de Garage – Malbec 2010 de Daniel Pi
Rebelarse con lo básico. Por lo visto, en ambas regiones es un premio a la simpleza, y eso no debe ser mal interpretado, porque este pinot bastante austero, con la aireación, tímidamente fue diciendo mucho, de manera bien pausada pero que valía la pena no perderle atención. Por su parte, el malbec argentino tiene bastante más porte y por ende resulta más atrevido, pero al mismo tiempo es bastante desnudo, con muy poca madera, algo de rusticidad pero con mucha definición; y tiene lo que más me gusta: sabor a vino, uva, hollejo, terroir; sin maquillajes, y eso me encanta.
Mejor Tinto
 
• De Chile: Domus Aurea – Cabernet Sauvignon 2010 de Clos Quebrada de Macul
• De la Argentina: D. V. Catena, Adrianna Vineyard – Malbec 2010 de Catena Zapata
Mucho roble por aquí y poco roble por allá. Sobre la cepa más importante de cada país, Patricio optó en el primer caso por uno con mucha madera y en el segundo por uno que cada vez tiene menos. Mientras en el chileno eligió un cabernet con unos “cojones” aportados por sus 18 meses de barrica (80% nueva), la cual está excelentemente soportada por el carácter del vino; en el mejor tinto argentino premió a uno de nuestros abanderados, que, según su elaborador Alejandro Vigil, en esta añada, además de la combinación de diversos momentos de cosecha, posee menos barrica que en las anteriores (sólo 20% de barrica nueva). A mi criterio, eso deja percibir una profundidad que me sedujo: otra vez esa sensación de seguidilla de capas, que no se terminan nunca. Moraleja: en este caso no necesitó del roble como gran protagonista para ser un vinazo.
En varias oportunidades de la charla, Patricio dijo: “éstos son los vinos que me gustan a mí… No digo que sean los mejores… son los que yo elijo…”.
 
 
 
Luego de haberlos probado, creo que él quiere dejar bien en claro qué es lo que realmente lo conmueve y su amplitud en el gusto personal, que por lo visto no tiene límite. Para hacer una simple analogía, si en vez de vinos Patricio hubiera tenido que elegir un seleccionado de intérpretes musicales, primero hubiera escuchado absolutamente a todos los encontrados a ambos lados de la cordillera. No se hubiera detenido en virtuosos, ni en hits pegadizos, ni en Súper Star; tampoco se hubiera casado con un estilo en particular; pero sí habría privilegiado por sobre todo a los más genuinos, los más francos, los más sinceros: aquellos que con su interpretación te tocan el corazón, te erizan la piel y, quizás con silencios, te pueden transmitir mucho más que cualquier vozarrón potente y muy entonado, pero carente de sensibilidad o color.

Así de claro, como los vinos que le gustan a él, Patricio tiene una postura bien definida, la resalta y se hace cargo de ella todo el tiempo. Por todo esto, lo encuentro como un abanderado dentro de los comunicadores de vinos de nuestras regiones. En este camino que está comenzando a transitar –seguramente muy discutido–, no pienso perderle pisada. A mí también me entretiene escuchar otras melodías.

Notas relacionadas:

La misma cata según Fran de La Logia Petit Verdot

La misma cata según Ariel de Pasión Kuari

La misma cata según José de Wine MDQ

Más sobre Descorchados 2013 por Patricio tapia

Artículos relacionados

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

MAPA

Contacto

ArgentineWines.Com
Concurso VinoSub30
VinoSub30 Hackaton
Acha Club
daniel@argentinewines.com
tel. 011.4574.3292
cel. 011.5460.2722
Hangouts daniellopezroca@gmail.com

Concurso

Concurso VinoSub30

Enjoy Malbec

enjoymalbec

Wine Hackaton

VinoSub30 Hackaton