El consumo interno de vinos mejoró en cinco meses 3,5%

28/06/13
Fuente: Diario Los Andes | Mariano Zalazar.

los andesLa cifra refleja la comparación interanual de despachos entre enero y mayo. Traccionó la suba la venta en botellas. Preocupa la caída de las exportaciones. Durante los primeros cinco meses del año, los despachos de vino al mercado interno mejoraron un 3,56% en volumen. El crecimiento estuvo principalmente impulsado por el vino en botella, mientras las ventas en damajuanas cayeron y el tetra permaneció estable. Según estadísticas del Instituto Nacional de Vitivinicultura, entre enero y mayo de 2013 se ubicaron 3.891.911 hectolitros en el país, superando los 3.758.111 que se habían colocado en igual período del año pasado.

En lo que respecta a mayo, el mercado interno mejoró 5,05% en comparación a igual mes de 2012, repitiendo nuevamente la tendencia creciente de los vinos embotellados, que crecieron 15,34%.

Volviendo a los primeros cinco meses, vale aclarar que los despachos de vino en botella aumentaron un 9,25%. Por su parte, el tetra creció 0,47% y la damajuana perdió un 16,63% de mercado.

Consultados por el crecimiento de la venta de vino en el mercado interno, los expertos de la vitivinicultura prefirieron ser precavidos. Javier Palau, titular del Centro de Bodegueros y Viñateros del Este, se mostró satisfecho por la mejora reflejada en las estadísticas, pero recomendó esperar la evolución de los próximos meses.

En este sentido, coincidió Mauro Sosa, gerente de la misma entidad, quien consideró pertinente estudiar los números cuando se complete el primer semestre. «En abril tuvimos 14,95% más de despachos, pero en mayo se creció sólo el 5,05%. Esta diferencia tan grande de un mes a otro merece ser analizada en un período de tiempo más largo», señaló.

En este sentido, el empresario explicó que hay que tener en cuenta que los despachos no son lo mismo que el consumo. «Es probable que lo que se sacó al mercado en abril demore algunos meses en consumirse y los despachos de los próximos meses sean menores», aclaró Sosa.

Complicaciones de larga data

Saliendo puntualmente del mercado interno, los expertos se mostraron preocupados por la actual situación de la vitivinicultura nacional. En el acumulado enero-mayo, el total de vino comercializado por las bodegas argentinas cayó un 4,63%. Esto incluye exportaciones, que bajaron un 23,55% en volumen y el resto de los despachos que no son para consumo, que cayeron más de un 24%.

Juan Carlos Pina, gerente de Bodegas de Argentina, aseguró que «las bodegas están concentrando fuerzas en el mercado doméstico para compensar sus malos desempeños en exportaciones de vinos fraccionados y a granel».

También Javier Palau indicó que «Argentina no es competitiva en el plano internacional» y lamentó que «se está dejando pasar una gran oportunidad para crecer en volumen fuera del país».

Según un informe de la Organización Internacional de la Viña y el Vino, la producción de vino cayó 6% en 2012 con respecto a 2011, mientras que el consumo está creciendo en casi todo el mundo. «Falta el vino en el mundo. Los grandes productores mejoran sus exportaciones, menos Argentina, por no ser competitiva», lamentó Palau.

COMMENTS