El primer año de un grande

El Park Hyatt cumplió un año desde su inauguración en Buenos Aires.
Como corresponde a uno de los hoteles de más categoría, el festejo fue a lo grande. En este año de trabajo demostró ser uno de los hoteles más lujosos y queridos de Buenos Aires, a la altura de la mejor hotelería internacional. Nadie faltó a la fiesta, y el agasajo, fue digno de su estatura.
En los pasillos de su galería de arte, se dio el ameno encuentro donde se sirvió Barón B, y destellaron las ostras de Ushuaia en fuente de hilo de varios pisos, dando cabal muestra de buen gusto.
Los invitados se sintieron como amigos en el hotel disfrutando de un ágape, donde reinaron las sonrisas, y la sensación de comodidad de estar tan a gusto como en casa, cosa que sucede en pocos hoteles.
El comentario general, entre variados asistentes como el talentoso diseñador Martín Churba, fue lo genial y original que es la pastelería elaborada por Ilhame Guerra, responsable de los dulces del lugar. Su arte concibe, sin lugar a dudas, la más alta repostería de la ciudad.
El Park Hyatt-Palacio Duhau es hotelería de primera, tanto en diseño como en atención y servicio. Su primer año, habla de un éxito que se vislumbra como perdurable, un nuevo clásico de Buenos Aires.

 

Fabián Couto

COMMENTS