El street art hace burbujas

Espacio Chandon en Barrio Joven Chandon - arteBa 09 (16)25/05/09
Fuente: La Voz.

El arte del mural impacta con la virulencia de su imagen tan caótica como atractiva desde el ingreso al Barrio Joven, espacio de la feria auspiciado por Chandon. La bodega, que este año adquirió obra para armar su propia colección (en anteriores iniciativas lo hizo para los museos), eligió para este sector parte de la producción visual que muchas veces no se identifica con el mundo de las galerías y el mercado del arte.

Tec, Chu, Nasa, Tester y Pum Pum fueron los artistas seleccionados por Chandon para intervenir un bar con sus estéticas cruzadas, y para realizar un mural en vivo. Una primera aclaración: todos los artistas ya están incorporados al circuito de galerías. Chu, por ejemplo, integra el colectivo Doma, y exhibe en el Barrio Joven una instalación con muñecos mecánicos, en la galería Turbo que representa a muchos de estos artistas.

La diferencia que hacen los artistas del street art en arteBA (no se limitan ni al grafiti ni al stencil) es la acción en vivo y el trabajo colectivo. Se identifican como superadores del ego, y dispuestos a dar batalla en los muros de la ciudad, conociendo cuáles son las leyes de la calle: después de pintar el mural, otro puede venir y taparlo, pero eso, reconocen, alimenta el mundo del street art y da cabida a firmas nuevas. Todos pueden convivir en las paredes, hay lugar para todos, más aún después de 2001, señalan. Y ese diálogo lo demuestran en la feria, en una enorme tela que simula una pared. Rodillos, principalmente, pero también pinceles y marcadores son las herramientas. Los cinco se pusieron de acuerdo, al menos en la paleta de colores. Amarillo, siam, fucsia y negro.

“Impacto y repetición”, dice Chu, artista y diseñador que hace además animaciones, son algunas de las claves de su trabajo. Tec, otro artista venido del diseño, se suma a una charla donde todos son invitados a dibujar (mesa y asientos de una parte del bar en forma de círculos). Tec quiere contar que es cordobés, hincha de Talleres. Un dato más revelador es que él es el autor de esos enigmáticos seres anfibios que dominan buena parte de los submuros de la Costanera de Córdoba.

Tec busca que su obra pueda ser leída por cualquier persona (“que hasta mi mamá lo entienda”, ejemplifica). No le habla sólo a las tribus stencileras y grafiteras que vienen del hip hop o el cuarteto, cuenta, con las cuales incluso se siente ligado.

Este territorio del arte tiene sus reglas pero también se ha vinculado al mercado. Pum Pum presentará una importante muestra individual en una galería de Palermo. La cuestión es sencilla: la obra de pared (cuadro, digamos) que se puede vender tiene afinidad con el trabajo en la calle, que alimenta a estos artistas. Tanto Chu como Tec dicen que ya no pintan de noche. Pintar de noche es clandestino, de día es un trabajo respetable, apunta Chu. Cosas del street art que, como otras experiencias, tienen su lugar en la gran vidriera.

http://www.lavoz.com.ar/nota.asp?nota_id=519428

COMMENTS