El vino «debutó» como bebida nacional en una cata en Chile

17/12/10
Fuente: Diario Los Andes | Miguel Flores – Enviado especial a Chile.

Organizada por la Embajada argentina, se degustaron ejemplares de ambos países. Cinco bodegas de Argentina dieron el puntapié inicial a la primera acción promocional que establece como objetivos el decreto que declara al vino como la bebida nacional argentina. La excusa fue una degustación binacional con ejemplares chilenos organizada por la Embajada de nuestro país en la capital trasandina, Santiago, para celebrar el Bicentenario de ambos países, que reunió a un centenar de asistentes. Ejemplares de Cooperativa La Riojana (La Rioja), Finca La Guarda (San Juan), y, desde Mendoza, Finca La Celia, Trivento y Doña Paula, marcaron presencia durante el evento que tuvo lugar en la sede diplomática. La contraparte chilena estuvo encarnada en dos de los grandes grupos vitivinícolas que concentran a la industria local: Concha y Toro y Viña San Pedro.

Pero la representación argentina tambien fue institucional, a través del INV, el Fondo Vitivinícola de Mendoza y la Coviar (Corporación Vitivinícola Argentina). Del mismo modo, hubo dirigentes de algunas entidades pares de Chile.

Si bien el evento fue gestado previo a la declaración del vino como Bebida Nacional argentina, y tuvo un tono protocolar, sirvió de escenario para su «debut» con ése título a nivel internacional. Y de la mano de varias compañías que se ubican en el Top 20 de bodegas exportadoras por volúmen: Trivento figura en el 4to lugar, mientras que Doña Paula está 16°, y La Celia, 20°.

Las tres mencionadas son los estandartes chilenos dentro de la vitivinicultura argentina, lo que en cierto modo fue un plus a la hora de la convocatoria a la degustación. Desde 1998, Trivento es la pata local de Concha y Toro en Mendoza, al igual que Doña Paula lo es del grupo Santa Rita, y Finca La Celia, de San Pedro Tarapacá Group.

Durante el acto, coordinado con el INV (Instituto Nacional de Vitivinicultura), su titular, Guillermo García destacó el encuentro trasandino como el primer paso tras el decreto que instituye al vino bebida nacional de Argentina, firmado por la presidenta Cristina Fernández el 24 de noviembre.

El mismo impulsa la presencia del vino en todos los actos protocolares realizados por las sedes diplomáticas argentinas en el mundo. Asimismo, el embajador Ginés González García descartó que en ése carácter se promueva la competencia con Chile y, en cambio, se mostró proclive «a la complementariedad y las acciones conjuntas» entre las industrias de ambos países. «Hay intereses comunes. El desafío es seguir mejorando la calidad», completó Guillermo García.

Entre sus considerandos, el decreto reglamentario firmado por la presidenta Cristinta Fernández el 24 de noviembre pasado reconoce el crecimiento de la vitivinicultura argentina a través del proceso de reconversión primaria y tecnológica y la integración de pequeños y medianos productores en un «modelo de convivencia entre diversas escalas, donde la búsqueda de la viabilidad económica es un factor de diferenciación ante otras vitiviniculturas concentradas».

Tambien destaca la relevancia de Argentina como productor mundial (5to), y consumidor (7mo), a partir de un consumo per cápita anual de casi 30 litros, antes de respaldar el proceso de internacionalización de los vinos argentinos.

COMMENTS