Tendencias: El vino en Argentina 2020

Por Daniel López Roca – 10/01/2020

Más de 25 años acompañando el desarrollo de la industria vitivinícola en Argentina y en el mundo me hacen pensar en estas previsiones que podrían ayudar a generar acciones que permitan hacer crecer y consolidar el mercado del vino.

– Monodosis. La industria del vino tiene una deuda enorme con el consumidor y es preciso que se salde. Se ven algunos cambios con la presentación en el mercado del vino en latas (hoy consolidado en el mundo entero) por parte de bodegas muy innovadoras Fecovita, Santa Julia, Las Moras, Bianchi y grandes empresas llegando al mercado del vino como Quilmes.

– Más presencia de cepajes históricos. A pesar que el consumidor medio no sabe de qué están hablando cuando dicen Criollas, veremos más vinos de cepas históricas (y también algunas olvidadas) en el mercado. Un condimento.

– No lo tomen a mal pero, el consumo del vino seguirá bajando.

– Más Naranjas. Más vinos naranjas así como otros obtenidos por métodos de elaboración inusuales aparecerán en el mercado.

– Los blogs de vino seguirán en su lenta agonía sin haber podido nunca encontrar la rentabilidad que les permita continuar dando un servicio de información objetiva al consumidor.

– Híbridos. Las bebidas híbridas harán su aparición en el mercado y (permisos del INV mediante) veremos más cervezas hechas con mosto de uvas, vinos con lúpulo y cannabis entre otras raras avis que no moverán la aguja pero darán al público consumidor que hablar.

– Los precios de los vinos deberán aumentar. Durante años de extrema inflación y consumo en baja, los productores contuvieron los precios para no perder lo que quedaba de mercado. La cerveza, beneficiada por la moda de la cerveza artesanal, los costos menores de producción y mayor escala, aprovechó para subir sus precios. La paradoja es que la cerveza en los escalones más bajos de precio hoy cuesta más que el vino. Esto deberá normalizarse de a poco, esperemos que sin consecuencias para el consumo.

– Vino tirado. Es tendencia en el mundo tener vino por copa tirado en las barras de bares y restaurantes. Con el ingreso de grandes jugadores en esta modalidad veremos esta oferta aparecer, esperamos que el consumidor aplauda esta iniciativa. Los barriles de acero inoxidable circularán en breve.

– Bag-in-Box mata Damajuana. Si bien es una tendencia global el uso del Bag-in-Box como envase privilegiado para vinos de consumo diario, en Argentina cuesta aún imponerlo y continúan circulando las damajuanas. Una mejor comunicación podría ayudar a que el consumidor apruebe y adopte este envase que tiene todas las de ganar.

— Jóvenes y vino. La tendencia mundial a la baja en la edad de los consumidores de vinos también tiene lugar en Argentina. Si bien la cerveza ha hecho de ellos cruzados seguidores, los jóvenes que prueban el vino ingresan al mundo de un producto que los fascina. Ellos son los mejores aliados de la industria vitivinícola. Curiosos y dispuestos a pagar algo más por beber mejor, tendrían que ser más escuchados por la industria. Este año los Millennials serán el 41% de la fuerza de trabajo, y se estima que para el 2030 este número supere el 70 por ciento. Y los Centennials (la generación siguiente) ya tienen 23 años y son consumidores de vinos incipientes que se irán sumando. En un informe publicado por Bank of America Merrill Lynch*, se explica como estas dos generaciones entienden las finanzas, el consumo y la tecnología, entre otras cosas. Alguno de los datos que se dan a conocer son que el 88% viven en mercados emergentes, el 90% posee un teléfono celular inteligente y para 2025 controlarán el 47% de los fondos del planeta. A su vez, representan respectivamente el 27% y el 32 % de la población mundial**. 

– Vinos orgánicos y veganos. Juntamente con una mayor preocupación por consumir productos saludables y por el bienestar de todos los seres del planeta, los cambios en la alimentación están registrándose a una velocidad increíble. Los vinos acompañarán esta tendencia y cada vez tendremos más oferta de estos productos y más consumidores buscándoles.

– La Bonarda seguirá sin ser el segundo Malbec, mal que nos pese.

– Nuevos orígenes. Llegarán al mercado vinos elaborados en regiones poco conocidas hasta ahora. Productores en Córdoba, Jujuy, Chubut, Entre Ríos y Buenos Aires han trabajado por lograr vinos diferentes y de calidad que se sumarán a la oferta de las consabidas regiones productoras.

* “New Kids On The Block. Millennials & Centennials Primer”
** Población mundial 7.400 millones de habitantes

 

COMMENTS