En el vino, la vida y el arte …. “No hay verdad, sino perspectivas”….

12/01/12
Fuente: Maya Sommelier Blog.

Mayasommelier[1]La ciudad de Buenos Aires poco a poco adquiere ese encanto que solo viene de la mano de la primavera, la luz del sol reanima a los plantas, todo verde comienza a brotar brillante en los arboles…
El fin de semana estuve caminando sola por las calles, hecho que disfruto enormemente, porque me da la oportunidad de reflexionar y de contemplar lo que me rodea. Me dirigí al Malba (Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires), para ver la muestra de las obras de Carlos Cruz Diez.

Junto a Jesus Soto y otros mas, Carlos Cruz Diez es el máximo representante del Cinetismo en Venezuela, un orgullo de las artes plásticas en mi país, que ha pintado de brillantes colores e ilusiones ópticas las ciudades venezolanas y el mundo…

Para poder apreciar el Cinetismo hay que pasearse a su alrededor, ver las obras desde diferentes ángulos, las formas aparecen y desaparecen ante nuestros ojos, así como sus colores cambiantes…
Al ver a las personas -y a mi misma- pasearse una y otra vez delante del arte cinético pienso que vivo mi vida y mi entorno como una obra cinética… un penetrable de Soto…

Reflexionando entonces sobre una posible analogía entre este pensamiento y el vino siempre he creído firmemente en la idea de que el placer que nos proporciona el vino es una experiencia subjetiva que esta ligada a momentos, a recuerdos sensoriales… cada quien disfruta el vino desde su propia perspectiva… desde un ángulo diferente… personal…

El goce y el placer están insertos en el individuo… y a la vez son universales…

Pensaba exactamente mientras recorría las obras descubriendo todas sus facetas en las miles analogías que podría hacer entre el vino y el arte… el arte y la vida…
Fue así como después de unos días de varias lecturas sobre filosofía y usando una frase de Nietzsche, pensé … en el vino, la vida y el arte… “No hay verdad, sino perspectiva”… al menos desde MI PROPIA perspectiva… la de la búsqueda del placer…

Los vinos que mas disfruto son lo que me invitan a descubrilos poco a poco… los vinos que mientras pasan los minutos van ofreciendo nuevos matices aromáticos… También están los vinos por los que hay que esperar… los que mejoran con los años, los que pueden ser deliciosos hoy… pero convertirse en vinos inolvidables si le damos su tiempo… en el vino muchas veces la perspectiva es cuestión de tiempo…
Pero también la perspectiva del disfrute depende del momento de consumo… y momentos de consumo hay miles…
Los invito a imaginar estos tres momentos de consumo del mismo vino…

Una mujer una noche de primavera, sola en su apartamento escuchando su música favorita mientras lee un libro con una copa de vino en la mano… En este momento el vino, la música y la lectura se convierten en uno solo, quizás ella no esta prestando demasiada atención a lo que tiene en copa, los acordes de la música la acompañan y vino-musica la ayudan a concentrarse en la lectura… pero esta vez ese vino puede ser cualquier vino… seguramente en una semana no recordara que tomo esa noche…

Una noche de invierno, un concierto publico al aire libre, varios grupos de rock que desfilan por el escenario mientras cientos de personas escuchan y conversan… entre estas cientos de personas una pareja ataviada con los abrigos propios de la estación comparten una botella de vino servida en pequeños vasos de plástico… el vino los ayuda a calentarse, y deshinibirse… a soltarse y dejarse llevar por el ritmo de la música… de vez en cuando se miran, sonríen y disfrutan simultáneamente del reconfortante vino que los ayuda a sentirse a gusto en una noche fría de invierno… quizás no recuerden que vino era… pero si recordaran que esa noche callejera y musical compartieron “el” vino…

Una habitación de madrugada, las luces de la ciudad entran por la ventana e iluminan los cuerpos desnudos de una pareja que acostados en la cama escuchan música mientras disfrutan de dos copas de vino después de hacer el amor… la reciente exaltación de los sentidos hace que aromas y sabores del vino se perciban mas intensos… el vino se vuelve en esta oportunidad un objeto sensual… que cierra perfectamente un noche de placer… quizás recuerden que vino era el de esa noche… quizás no… pero si recordaran sin duda sus sabores y aromas…

Los Pequeños Placeres de la vida están allí ante nosotros…. no importa la situación que estemos viviendo, momentos hay miles, vinos hay para todos los gustos, encuentros algunos pocos… solo hay que saber verlos, vivirlos…. y si…. en el vino… en la vida… puedes estar solo, acompañado del amor de tu vida, o viviendo esa noche de pasión … el vino puede ser un hilo conductor… un detonante…. un compañero… solo nos queda brindar por estar vivos… aferrarnos al presente… celebrar por ser afortunados…

“No hay verdad, sino perspectivas”

¡Santé!

Tagged with:

Artículos relacionados

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

MAPA

Contacto

ArgentineWines.Com
Concurso VinoSub30
VinoSub30 Hackaton
Acha Club
daniel@argentinewines.com
cel. 011.5460.2722

Concurso

Enjoy Malbec

enjoymalbec

Wine Hackaton