En sintonía con el sector privado

06/03/11
Fuente: Diario UNO.

DSC03468“El 24 de diciembre de 2010 es la fecha que llevo en mi corazón. Es la fecha más importante de la historia: ese día la Presidenta declaró el vino bebida nacional”. El párrafo precedente fue parte del discurso de José Catuco Molina, presidente saliente de la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR), y pinta exactamente la gran sintonía que se observó entre el sector privado de la vitivinicultura y el gobierno de Cristina Fernández en los actos más políticos de la Fiesta Nacional de la Vendimia. El acto de la entidad autárquica que integra al empresariado vitícola y al Estado Nacional se realizó ayer en la mañana en el hotel Hyatt. La Presidenta no alcanzó a escuchar en vivo el mayor elogio que le regaló Molina, porque mientras que se dio su discurso la mandataria ultimaba los detalles de su imagen en una suite del lujoso hotel.

El sanjuanino Molina entregó ayer la conducción de la COVIAR al riojano Lorenzo Capece, quien encabezará la corporación durante tres años. Será el tercer presidente de la entidad, que fue conducida en sus inicios por el mendocino Eduardo Sancho.

Entre las loas al Gobierno, Molina filtró algunos reclamos para mejorar la competitividad de la actividad vitícola nacional. “Necesitamos inversión e incentivos a las inversiones destinadas a la incorporación de tecnología para no perder mercados”, pidió el dirigente. “Señores ministros y gobernadores necesitamos recursos para financiar inversiones”, insistió, poniéndole nombre a los destinatarios del reclamo.

COMMENTS