Exportando en el ojo de la tormenta

29/07/12
Fuente: Diario Los Andes | Leonardo González Luque – Economista de la Fundación Ideal.

La provincia desarrolló, con el paso de los años, ventajas comparativas en la producción de productos de base agropecuaria y agroindustrial. Así, nueve de los diez productos más vendidos en el extranjero tienen este origen. Sin embargo el posicionamiento estratégico del sector exportador se ha visto afectado por una unión de hechos. Su origen proviene desde un menor crecimiento mundial, y por lo tanto menor posibilidad de vender, pero principalmente por el crecimiento exacerbado de los precios locales, por las barreras comerciales impuestas por Brasil, como represalia a las trabas impuestas por el Gobierno nacional a sus productos.

La inflación afectó la competitividad cambiaria provincial: sólo en el último año (junio 2011/junio 2012) cayó 22%. Esta evolución se mide a través del Tipo de Cambio Real (TCR), que resume la evolución comparada del valor de las monedas y precios con los principales destinos de exportación. El contexto más adverso fue con el principal socio comercial de Mendoza: Brasil. A las trabas no arancelarias establecidas por este país, se suma la devaluación del real cercana al 15% y una inflación doméstica cercana al 25% que derrumbó la posición competitiva con ese país un 30%.

El sector exportador está frente a la tormenta. Según los registros de Aduana, Sistema María, en los primeros seis meses del año el volumen de exportaciones agroindustriales de duraznos enlatados y aceitunas en conservas son un 12% y 17% menores al primer semestre de 2011, respectivamente. En peor condición se encuentran las frutas; las peras frescas se vendieron 33% menos, las manzanas frescas, 32% menos y 27% menos las ciruelas desecadas, en comparación con el primer semestre de 2011. El ajo, principal referente de las hortalizas, cayó 3%.

Un párrafo aparte merece la vitivinicultura, sector productivo con mayores ventajas comparativas. Las exportaciones de vino registran una evolución dispar. Al cierre del primer cuatrimestre, último dato disponible del INV, disminuyó el volumen exportado de vinos fraccionados un 3%, frente a un aumento notable de las exportaciones a granel: 274%, tendencia que merece ser seguida de cerca, ya que implica un camino con menor valor agregado y desarrollo de actividades en el cluster vitivinícola.

COMMENTS