Gracias al mercado interno el vino compensa la pérdida de competitividad en el exterior

30/06/13
Fuente: Diario Uno | G.F. Bazán y F. Lancia.

vino exportEl aumento del precio de la cerveza y la buena calidad de los vinos han sido claves para recuperar el terreno perdido. Esto según las estadísticas que maneja el Instituto Nacional de Vitivinicultura. De acuerdo con las estadísticas del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), la comercialización total de vinos durante el primer semestre del año cayó casi 5%, especialmente afectada por las exportaciones. Pero por el contrario, el mercado interno se ha visto sostenido con un alza del 3% aproximado, producto de diferentes variables que lo han favorecido. Los datos del primer cuatrimestre del año mostraban una caída en la comercialización total de vinos y mostos de 4,89% con relación a igual período del 2012, mientras que las de mosto disminuyeron el 21%, tendencia que se mantuvo en los dos meses restantes del año.

En cuanto a las exportaciones, el acumulado registró una caída del 23% en volumen y de 1,41% en dólares con relación al año anterior. El valor FOB disminuyó 2,21% para las exportaciones de vinos y el 2,05% para las de mostos. Pero en el caso particular de los vinos fraccionados, el mismo valor aumentó 4%, a pesar de una leve disminución acumulada del 0,10%.

Esta situación ha sido diferente para el mercado interno, donde los despachos aumentaron un promedio del 3%, en algunos casos con subas considerables como el segmento de los frizantes, que creció arriba del 110%, y los espumosos, casi 5% con relación al 2012.

Respecto a estas cifras y al crecimiento del mercado doméstico, Juan Carlos Pina, gerente de Bodegas de Argentina, consideró que “pueden ser indicativos del primer semestre ya que la caída de las exportaciones genera en las bodegas una necesidad de potenciar sus acciones en el mercado interno”.

“Uno de los factores a tener en cuenta en este crecimiento es la necesidad de las bodegas de tratar de mantener el nivel de sus ventas, compensando con algún incremento en el mercado interno las caídas en el mercado externo”, sostuvo Pina.

A la hora de analizar la situación actual, Pina aseguró que “los vinos embotellados tienen un incremento sorprendente del 7% en el acumulado (enero-abril 2013) con respecto a igual período de 2012. En este incremento la botella de 750cc crece 5%, pero las de más de un litro han tenido un incremento del 27%, crecimiento que no es normal para los últimos años y que podría reducirse”.

El precio de la cerveza favorece al vino
Respecto al vino en tetra brik, que tiene un incremento del 1,7 % (enero/abril), Juan Carlos Pina señaló que “el año pasado para esta fecha el incremento de este tipo de envase era del 3% y cerró el año con un incremento de casi 8%. Esto está explicado por el aumento del precio de uno de sus sustitutos directos, la cerveza.

En este mismo sentido, el gerente del Fondo Vitivinícola, Sergio Villanueva, ratificó que el vino ha recuperado mercado respecto a su competidor, la cerveza, como resultado de dos circunstancias: “Que los precios sean los adecuados y competitivos; y por otro lado ha crecido la calidad en los segmentos medios y bajos”.

“La cerveza por mucho tiempo tuvo los precios bajos y una altísima inversión publicitaria. Ahora por diferentes motivos la cerveza tiene precios más realistas, en muchos casos por arriba del precio del vino, y la inversión en publicidad si bien es muy grande, es menor a la de otros años”, explicó Villanueva.

Por otra parte, “el vino –en términos relativos– está más barato que la cerveza y la inversión publicitaria creció, mientras la cerveza disminuyó la misma”, agregó.

De todas maneras, el gerente del Fondo Vitivinícola destacó que es necesario analizar algunas condiciones actuales, principalmente que “el fuerte crecimiento está en la base de la pirámide, donde durante décadas la relación calidad-precio no fueron buenas, o la consistencia de los vinos básicos no era la que el consumidor requería y esto ha mejorado mucho”.

El segmento medio de vinos también muestra un crecimiento en el consumo, aunque “donde tenemos un segmento flojo es el segmento de botella de bajo precio, que es la que registra pérdida de consumo. El 3% de crecimiento es un promedio y seguro que en la base estamos en 5 o 6%”, aclaró Villanueva.

“La publicidad genérica del vino trata de expandir el consumo y por otro lado la publicidad de las marcas trata de sostener el consumo de sus productos. De todas maneras la inversión publicitaria del vino entre ambas partes subió y esto es favorable”, continuó Sergio Villanueva.

“El vino hay que comunicarlo en medios masivos y también atrevernos a romper algunos esquemas de comunicación más tradicionales; tenemos que dar pelea en este mundo donde la comunicación es algo central”, agregó.

En este sentido, el Fondo Vitivinícola se encuentra en plena producción de una nueva campaña genérica del vino argentino, con la cual podría adelantarse su lanzamiento para antes de fin de año, a fin de apalancar el buen momento del consumo interno.

Además, recientemente el INV y el Gobierno de Mendoza lanzaron una nueva campaña publicitaria de tipo genérico del vino turista, que tiene alcance nacional y abarca tanto piezas gráficas como también televisivas.

La vedette es el vino de $35
Respecto al leve aumento del consumo en el mercado interno, Daniel Pi, gerente de enología del grupo Peñaflor, sostuvo que “el mercado se ha fragmentado. El segmento de los $10 a $15 es la línea divisoria, donde una parte bajó al segmento del tetra brik y otra ha subido a los varietales o vinos de entrada”.

Sin embargo, “en la Argentina lo que más está creciendo es el segmento de los $35. La gente ha asumido que en esta gama está la mejor relación precio-calidad del mercado”, enfatizó Pi.
Por su lado, Alejandro Vigil, jefe de enología de Catena Zapata, aseguró que el mercado interno se transformó. Hay un crecimiento leve y sobre todo en los últimos años que hemos logrado competir con la cerveza. Pero hay que seguir informando al consumidor, que si se especializa cada vez más tiene más herramientas para entender las diferentes variables que tiene el mundo del vino”.

No se esperan cambios en lo que queda de 2013
A la hora de analizar los próximos meses, tanto en el mercado interno como externo, Juan Carlos Pina, de Bodegas de Argentina, señaló que “no es de esperar ningún cambio significativo durante el resto del año, a excepción de las decisiones que se puedan tomar desde el sector correspondiente sobre el precio de la cerveza”.

“Por lo tanto, si esto sigue como hasta ahora, el año debería terminar con cifras parecidas a las actuales, no en alza, sino con el incremento que tenemos hasta ahora”, ratificó Pina.

Por su parte, Sergio Villanueva remarcó que “el vino tiene una oportunidad importante de recuperar consumo. Estamos hablando de un crecimiento del 3%, sobre otro 3% de crecimiento del año anterior, o sea que es una cifra interesante si consideramos que entre el 75% y el 80% del vino que se elabora en Argentina va destinado al mercado interno”.

Por el contrario, “el mercado externo se ha cerrado sobre todo para los segmentos de mayor volumen. Los de mayor precio todavía están dando pelea, aunque están creciendo muy poco. Las más perjudicadas son las empresas chicas,que exportan y no les es sencillo vender en el mercado interno, donde se enfrentan con los grandes jugadores que tienen toda la gama de productos y no es fácil meterse en ese mundo, donde en muchos casos hay sobresaturación de oferta en los segmentos de vinería y restoranes”, agregó.

“Para el segundo semestre las condiciones macroeconómicas están jugadas y tienden a mantenerse; creo que están dadas las condiciones de crecimiento para los segmentos medios y altos por la tendencia y los cambios culturales a favor. La lucha va a estar en la comunicación de mantener el vino en la elección de los consumidores. La sociedad está cambiando y el vino debe cambiar para no perder volumen; no podemos darnos el lujo de perder ni un litro, por eso es bueno que el mercado interno se consolide”, enfatizó Villanueva.

“Hoy el desafío de la industria pasa por la innovación. En términos globales el vino se apoderó de determinados lugares y perdió otros también: el consumo en el hogar en situaciones más allá de la cena o almuerzo es un lugar a recuperar. Pero también tenemos que recuperar la ‘refrescancia’ del vino, que no es una de las cualidades más explotadas”.

“Por otro lado hay que ver temas de envases y de grado alcohólico, entre otros. El gran desafío en el mercado interno es la competencia contra otras bebidas que innovan en forma permanente, tanto bebidas alcohólicas como gaseosas y saborizadas. El resultado global es que hay una oportunidad de crecimiento y esto es una combinación de precio, calidad, innovación y comunicación”, concluyó el gerente del Fondo Vitivinícola.

COMMENTS