Hay calidad de sobra, pero también mermas en algunas variedades

24/05/10
Fuente: Diario Los Andes | Miguel A. Flores | Foto: Los Andes.

cosechaSi bien ponderan una añada excelente, los enólogos confirman menos rendimiento en algunos malbec, chardonnay y pinot noir. “Muy buena”. “excelente”. ¨óptima”. Éstos son algunos de los calificativos empleados por los especialistas para la cosecha 2010 que, si bien cualitativamente concentra “muchas expectativas” (por ejemplo, en chardonnay, malbec, petit verdot y cabernet sauvignon la primera zona o sauvignon blanc el Valle de Uco), experimentó un atraso de 15 días que preanunciaba menores rendimientos. En efecto, la demora en la madurez estuvo anticipada por los 10 días de retraso que tambien se dio durante la brotación y los enólogos tomaron nota a la hora de analizarla.

Malbec y, en menor medida, chardonnay aparecen entre las variedades que sintieron el impacto, en un rango de disminución de entre el 10 y el 40%, “siendo los viñedos de zonas más frías los más afectados”, según el informe elaborado por Edgardo Del Pópolo y Roberto de la Mota (Mendoza), Gerardo Danitz (San Juan), Víctor Marcantoni (Salta), Rodolfo Griguol (La Rioja), y Hans Vinding-Diers (Patagonia). Un estudio que ya difunde Wines of Argentina, la entidad que trabaja en la promoción de los vinos argentinos en el exterior.

Algo similar apuntan los expertos en cuanto al rendimiento del malbec producido en Cafayate, donde en líneas generales el volumen cosechado fue mayor. Según el estudio, la producción de la variedad fue todavía menor en Neuquén, a causa de la lentitud superlativa de la maduración.
Técnicamente, el fenómeno redunda en corrimiento de granos (un rasgo que se había anticipado durante la recolección), que no es ni más ni menos que el aborto parcial de flores, derivado luego “en una disminución de granos en el racimo y por ende reducción del peso del mismo”, aclaran los expertos.

Por otra parte, en su propio reporte que sintetiza los envíos de 300 socios en todo el país, la Asociación de Profesionales en Enologia y Alimentos de Argentina (Apeaa) señala una situación similar para el oasis sur de la provincia. Tras destacar al de Mendoza como un “año de singulares características para muy buenos vinos tintos y blancos en general”.

Refiere que la “sanidad permitió vinos de alta calidad”, aunque observa para la zona un retraso de hasta 25 días en el receso vegetativo y “heladas tardías en primavera que afectaron a variedades tempranas como chenín, semillón y pinot noir”. Tampoco ahorra elogios para los resultados en la zona alta del río Mendoza: “Una vendimia excepcional para vinos con gran expresión varietal”.

Aunque para los técnicos un grano pequeño puede significar calidad por la concentración, de acuerdo a estimaciones de Apeaa esta campaña se tradujo, para ciertas variedades, en una baja de rendimientos de entre 12 y 20%.

Respecto del grado alcohólico, el gerente, Carlos Fiannaca, destacó una añada en la que predominan valores menores a otras temporadas: “Es acorde al mercado, teniendo en cuenta que los valores altos condicionan la comercialización”. En materia de novedades, los enólogos destacan la elaboración de torrontés en suelo patagónico como un hito del 2010. Miguel Ángel Flores

COMMENTS