Hoy: El vino rosado

19/10/11
Fuente: Clarín | Ollas & Sartenes.

rosadosCuando llega el calor, las comidas son más ligeras y frescas, y los blancos y rosados son cómplices de estos platos. Los rosados, que se consumieron mucho en el pasado, se retiraron del mercado y ahora vuelven con fuerza. ¿Cómo se elaboran? El método más usado es la breve maceración del mosto. Poco tiempo de contacto entre el jugo y el hollejo de uvas tintas da un vino rosado, no tinto. La técnica de mezclar vino blanco con vino tinto cayó en desuso.

La variedad de uva que se utilice le dará al vino características singulares. Pero en líneas generales los rosados son frescos, frutados, con notas de guindas, cerezas y frutillas; incluso florales, como la rosa, por ejemplo. Son brillantes y sus tonos van desde los cerezas profundos a los sutiles “piel de cebolla” o salmón. Se beben entre los 12° y 14°. Lo ideal es enfriarlo 2 horas antes en la heladera o 30 minutos en una frapera con 1/3 de hielo y 3/4 de agua. Hay que evitar el freezer.

Estos vinos se beben jóvenes, una guarda de 2 años preservará sus mejores atributos. Se puede servir solo, como aperitivo, o con un tapeo español. Quesos como el brie o camembert y embutidos de diferentes estilos se pueden combinar en una tabla para rosados. Los platos con mariscos, las ensaladas con cítricos y palta y las terrinas o patés también son buenos compañeros. Un risotto de remolachas o una pasta con salsa de tomate es otra opción; y las carnes blancas con salsas suaves demuestran que los rosados son vinos que pueden acompañar un menú completo.

También existen rosados dulces para acompañar postres y espumantes rosados que, en su versión Brut (seco), son excelentes para la recepción y para maridar con productos o platos de calidad.
Esta categoría de vinos se impone en los mercados del viejo y nuevo mundo, con innovadoras propuestas de crianza o fermentación en barricas. Los clásicos españoles o franceses tienen un público cautivo de largos años.

COMMENTS