Incertidumbre

12/03/12
Fuente: Diario Los Andes | Luis A. Fermosel.

Cosecha Diario Los AndesA pesar de que el INV dio a conocer el segundo pronóstico de cosecha, continúa reinando la incertidumbre en todos los sectores de la actividad vitivinícola. En principio se estimaba que los mayores problemas se centraban en quienes tienen uvas criollas y cerezas, pero ahora se conoce que en todos los actores de la actividad reina la incertidumbre. «No sabemos dónde estamos parados», graficó un bodeguero, mientras términos similares surgieron desde quienes tienen viñedos con variedades finas. Es en ese marco que hay coincidencias en señalar que necesitarían conocer con mayores detalles el pronóstico, «para saber cuál es realmente la merma y a quiénes realmente afecta».

Al decir de viejos conocedores de la industria, la imprevisibilidad no sólo llega al pequeño y mediano productor, sino que alcanza también a las bodegas importantes. Apunto tal que hay algunas voces que estarían solicitando no un nuevo pronóstico de cosecha, sino un informe «prospectivo corto», para poder hacer las previsiones, desde quienes hacen mosto hasta quienes deben exportar vinos de alta gama.

También se destaca que ese panorama de incertidumbre respecto de la cosecha se da en un marco de buenas perspectivas de exportación. Se indicó que los cooperativistas franceses que vinieron a Mendoza para la Fiesta de la Vendimia señalaron que Europa no cuenta con materia prima, ni para el mosto, ni para los alcoholes, porque el incentivo que abonaban los gobiernos para la erradicación generaron que actualmente la producción sea deficitaria.

«Ese sería uno de los motivos que han provocado un aumento en el precio del alcohol en nuestra provincia», destacó un dirigente, quien agregó que «tenemos que ser conscientes de que si bien no podremos solucionar los problemas de esta cosecha, estructuralmente nos tenemos que preparar para el futuro».

Respecto de la actual cosecha, el informante indicó que «lo que en un principio fue alegría, porque al haber menor producción aumentarán los precios, hoy nos lamentamos porque el mercado está muy duro y muy difícilmente se pueda pagar más la uva».

Lo señalado tiene directa relación con un planteo efectuado por la Asociación de Productores de Malbec de la Primera Zona, quienes indicaron que «hemos empezado la cosecha y aún no tenemos un precio para la uva», destacando que «los bodegueros la reciben y comenzamos a discutir el valor en abril, para cobrar en siete pagos, con la primera cuota en junio». Dijeron que «hay versiones interesadas que dicen que quieren pagar el mismo precio que el año pasado, cuando la realidad nos indica, por los aumentos de los costos, que debería ser, por lo menos, un 20% más».

Desde el sector empresario se indicó por su parte que la rentabilidad del sector es «muy baja y por ello es lógico y natural que el precio de la uva baje o se mantenga». Señalaron que «entienden» el planteo de los productores, pero que ellos «también deben entender la realidad de las bodegas». De todos modos, aclararon que «es factible que los productores de uvas finas vayan a ganar menos, pero de ningún modo van a perder plata».

Queda en evidencia entonces que los problemas de la vitivinicultura son generales y que alcanzan a todos los actores de la industria. Con un agravante: no se sabe a ciencia cierta qué va a pasar con el mosto, cuánto valdrá la uva -tanto mezclas como finas -y qué pasará con los mercados. Más complejo, imposible.

Otros temas

La semana de la Vendimia dejó mucha tela para cortar. En ese marco se inscribe, por ejemplo, el anuncio del Gobernador sobre la desgravación de los ingresos brutos. «Fue planteado en su momento cuando veíamos que era inevitable la aplicación», dijo un informante, quien agregó que «se habló de desgravar ingresos brutos o aplicar una parte de esos tributos a la construcción de viviendas rurales y a la construcción de mejoras en infraestructura sanitaria; una situación, esta última, que afecta al productor chico». Plantean que podría haber una asociación entre bodegueros, productores y Gobierno, a los efectos de poder construir viviendas en zonas rurales, donde haya mayores necesidades.

Destacaron que también plantearán al titular de la AFIP la posibilidad de que un porcentaje del impuesto a las ganancias pueda ser desgravado a cambio de inversiones absolutamente comprobables, para generar mayor mano de obra, al igual que lo que se hizo con el champán. «Sería una política de inversión importante», destacaron.

El tema final del comentario para lo que sucedió en la Subsecretaría de Trabajo durante la discusión paritaria. Al finalizar la reunión hubo agresiones hacia los miembros paritarios del sector patronal, lo que motivó una denuncia ante la fiscalía correspondiente. «Es muy serio lo que pasó y rompió una tradición, porque siempre discutimos con nivel y ahora nos preocupa lo que pueda pasar en el futuro», dijo una fuente, coincidiendo con un planteo que efectuó por escrito el Centro deViñateros y Bodegueros del Este ante el Ministerio deGobierno, para reclamar las garantías necesarias.

COMMENTS