Industria del vino en París aguarda por resultados de Copenhague

30/11/09
Fuente: Prensa Latina | Fausto Triana.

cambio_climatico[1]París, 30 nov (PL) La poderosa industria del vino aguarda ansiosa por los resultados de la Cumbre sobre Cambio Climático de Copenhague, Dinamarca, para adoptar estrategias relacionadas con las cepas y los cultivos. Federico Castellucci, Director General de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), dijo en su sede central de París que las incidencias climatológicas son notables en un sector caracterizado por aromas y sabores. «Si el aumento gradual de las temperaturas se fijara en dos grados, es obvio que ello influirá en las tierras, los mostos experimentarán cambios y se requerirán de inversiones especiales para garantizar la pureza de los cultivos», reconoció.

En conversación con periodistas, Castellucci apuntó que la OIV tiene mucho interés en la COP 15 (Conferencia de las Partes) de Copenhague, programada del 7 al 18 de diciembre, con la esperanza de que lleguen buenas noticias.

«De todos modos, no seremos los únicos afectados por el cambio climático si los gobiernos se quedan en compromisos formales. Pienso que la agricultura y por tanto la producción en general de alimentos sufrirá muchísimo. Pero esperemos la cordura», precisó.

Según las estadísticas de la OIV, en volumen de ingresos por ventas Francia siguió a la cabeza del mercado internacional y también dominó la producción en un año marcado por la crisis y una reducción general de 75 millones de hectáreas de cultivos.

En términos de exportaciones Italia es el líder y España lo escolta, aunque ambos bajaron la producción del total de 268 millones de hectáreas consagradas al sector en 2009.

Los argentinos se ubican en el quinto lugar mundial, mientras los chilenos se hallan en el décimo escaño en producción, mientras Estados Unidos es actualmente un gran importador y su producción se sitúa en el cuarto puesto del orbe.

De América Latina, además de argentinos y chilenos con ciertos altibajos, Brasil siguió marcando el paso como país emergente en un concierto en el cual también Uruguay, con una discreta pero excelente producción, ocupa su espacio.

COMMENTS