INV: Ajustan el control sobre el cultivo de las “tintoreras”

05/12/10
Fuente: Diario Los Andes | Miguel Angel Flores.

Aspirant BouchetEs por la detección de una especie no vinífera en algunas zonas productivas. El INV fijó en 15 mg/l el límite de diglucósido de malvidina en vinos. La aparición de una variedad aún no identificada pero comercializada como “tintorera”, es decir, como Aspirant o Alicant Bouchet, disparó una resolución del INV que apunta a regular su implantación, habida cuenta de que no pertenece a las vitis viníferas y, además, su poder colorante en mucho mayor. Por esa razón, desde ahora la decisión de implantar tintoreras deberá esperar autorización del Instituto. Los primeros controles sirvieron para comprobar que las primeras plantas detectadas en alrededor de 10 propiedades de Lavalle y la zona Este permiten aportar entre 900 y 4 mil miligramos de diglucósido de malvidina por litro de vino, un valor exageradamente superior al admisible. Además, de acuerdo a denuncias de productores, estarían comercializándose como Alicant, que sí es considerada apta para el corte en vinificación.

De ahí que el área de Fiscalización del organismo fijó en 15 miligramos por litro el límite máximo de diglucósido en vinos. Y así se lo comunicó a mediados de semana a la Comisión Asesora Técnica, que agrupa a representantes de distintas entidades del sector.

“Es una variedad diferente, que aún sin tener completamente identificada, tenemos claro que no es vinífera”, confirmó Claudia Quini, del área técnica del INV, quien descartó que haya una restricción mayor sobre Aspirant y Alicant. Si bien se debe profundizar el seguimiento, la funcionaria admitió que podría haber responsabilidad de viveros no registrados para la comercialización.

Qué dice la resolución

“Todo productor que vaya a implantar variedades tintoreras, deberá comunicar previamente tal intención en la oficina del INV de su jurisdicción”, dice la medida. La autorización depende de que se cumplan 5 puntos: que el cepaje esté registrado oficialmente; que coincida con los descriptores varietales; que el vivero figure en el Instituto Nacional de Semillas (Inase); que la solicitud de inscripción de lotes de plantas madre haya sido presentada; y un análisis de ADN varietal y de contenido de diglucósido de malvidina.

Cabe recordar que las llamadas tintoreras reciben el nombre por su aptitud de aportar un buen tenor de materia colorante contenida en hollejos y pulpa. Esa condición las volvió muy cotizadas el último año por la demanda de elaboración de tintos: de hecho, en algunas zonas durante la pasada vendimia llegaron a cerrarse operaciones por hasta $6 el kilo.

COMMENTS