Jean Pierre Thibaud: En la industria del vino uno aprende a ser paciente

19/06/13
Fuente: Vinos y Buen Vivir y Diario UNO de Mendoza | Gustavo Flores Bazán y Federico Lancia.

Jean Pierre ThibaudLo asegura Jean Pierre Thibaud, propietario de la bodega Ruca Malén. Considera que Argentina está creciendo a pasos agigantados y que la calidad de los vinos es extraordinaria. Para el 2013 prevé una suba del 20% en las exportaciones.

Thibaud nació y se crió en Buenos Aires, donde estudió ingeniería. Cuenta con un amplio currículo y antes de tener su bodega fue director de Chandon Argentina.

Jean Pierre Thibaud es una de las personalidades más respetadas en la industria vitivinícola. Desde 1998 se encuentra al frente de su propia bodega, Ruca Malén, empresa que creó junto a su socio Jacques Louis de Montalembert.

Su pasión por el vino surgió a partir de su paso por Chandon, donde estuvo al frente durante más de 10 años, por pedido de su cuñado, uno de los fundadores de la empresa en Argentina.

Desde la bodega Ruca Malén, ubicada en Alto Agrelo, Thibaud no para de trabajar y pensar en nuevos proyectos. Recientemente acaba de ampliar la capacidad de las piletas y ahora prevé una inversión en el área de gastronomía y turismo. En materia de economía, considera que la industria está atravesando un momento difícil.

-¿Cómo evalúa esta primera etapa del 2013?

-En principio difícil por el tipo de cambio. Pero la verdad es que nosotros –como bodega- incursionamos en la exportación demasiado tarde, perdimos una buena época que fue después de la devaluación del 2002, cuando tuvimos un margen enorme: pasamos del uno a uno, a una relación de cuatro a uno. Eso dio un margen muy bueno y gracias a ello tuvimos la posibilidad de vender fácilmente en Estados Unidos y el resto del mundo. Esta situación la aprovecharon la mayoría de las bodegas y exportaron; pero lo hicieron poniendo precios bajos y ahora es imposible subirlos. En cambio nosotros, entramos en la exportación a partir del 2006 y como no somos conocidos, podemos poner los precios que son razonables con el tipo de cambio de hoy. Como resultado, estamos vendiendo bien. El año pasado subieron las exportaciones en un 30% (en cajas) y para este año calculamos que vamos a subir un 15 ó 20 %.

-Usted siempre hace especial hincapié en la calidad. ¿Cuál es su apreciación en este sentido sobre los vinos argentinos?

-Extraordinaria. Argentina trabajaba con vinos de muy bajo nivel hasta que se cayó la demanda. A partir de allí el país tuvo que reconvertir los viñedos y se los reemplazo por uvas finas, y la industria se dio cuenta de que los mismos clones y variedades tenían un crecimiento y una calidad superior que los que tenían en Francia. El caso más típico fue el Malbec, que en Francia es un buen vino, de corte, pero que en Burdeos, donde fue el origen de esta cepa, nunca se encuentra un varietal Malbec. Acá se descubrió que hay muchas variedades que se dan mejor que allá y que tenemos potencialmente vinos mejores que allá. Francia hace 300 años que viene mejorando sus vinos de a poco y ha obtenido vinos extraordinarios. La Argentina recién hace 15 años que está en eso y está avanzando a pasos agigantados.

¿Qué nos está faltando por ahora?

-En mi opinión, eliminando los grandes vinos franceses, el promedio de nuestros vinos son tan buenos como el promedio de los vinos de Burdeos. Pero nos faltan los grandes íconos que ellos tienen y nosotros todavía no, pero que algún día vamos a tener.

-¿Cual considera que debería ser el camino para pararnos en la gran escena mundial?

-Continuar mejorando la calidad, en especial de los viñedos y la uva. También es importante seguir trayendo asesores internacionales, enólogos y viticultores de afuera, que van a enseñarnos lo que ellos ya saben. Así vamos a seguir creciendo.

-¿Cómo percibe hoy al consumidor argentino respecto a años atrás?

-El consumidor argentino perteneciente al segmento ABC1 en particular, que todos queremos tener como clientes, ha viajado mucho y sabe cuáles son los buenos vinos. Este segmento antes consumía vinos franceses o importados y hoy esto ni se les ocurre, siempre van beber un vino argentino. Por eso, es cuestión de seguir trabajando y hacer mucho marketing es fundamental. Hay que hacer conocer nuestros vinos afuera y se está haciendo. La industria del vino es una industria donde uno aprende a ser paciente.

-Ustedes tienen un Torrontés de Cafayate, Salta. ¿Hay algún terroir del país que le llame más la atención que otros?

-Hay zonas que son notables, no sólo por el clima, sino por esa situación extraordinaria de estar al pie de Los Andes, donde las temperaturas suben y bajan y así uno encuentra el clima ideal para cada cepaje. Por otra parte, tenemos la ventaja de la sequia, que al no llover tenemos que regar y como resultado, uno le da a cada planta la cantidad de agua que necesita cada una y con eso, podemos evitar la podredumbre en verano, además de una cantidad enorme de enfermedades.

-Llama la atención que en el porfolio de vinos de la bodega no encontramos un Sauvignon Blanc ni un Pinot Noir. ¿Son materias pendientes en Ruca Malen?

-En mi opinión sí. Soy un fanático del Pinot Noir y también del Sauvignon Blanc. Lo que pasa es que hay que buscar en la Argentina, y seguro que existe, un terroir donde estas variedades se den con excelencia y en forma extraordinaria. Tenemos un territorio tan variado, desde la Quiaca hasta Tierra del Fuego, que es cuestión de encontrarlo. En Estados Unidos y en muchas partes del mundo, para hacer un vino primero encuentran el lugar ideal. El Pinot Noir es una de las cepas más difíciles de conseguir, para hacer un vino muy bueno y todavía nosotros no hemos encontrado el terroir para eso, razón por la cual no lo hacemos. Sólo compramos esta uva de esta variedad para hacer el espumante, nosotros no tenemos.

-Ustedes tienen uno de los restaurantes de bodega más visitados por el turismo. ¿Cuál es la clave para lograr este éxito en materia gastronómica?

-Tenemos la suerte de tener a un chef extraordinario, no sólo por su técnica sino por su entusiasmo y personalidad. Con él nos divertimos inventando platos, maridajes y buscando el mejor vino con cada creación suya. Cada temporada hacemos una prueba de menú en base a los productos que contamos y el resultado siempre es excelente. Tengo mucha confianza, pero por supuesto que hay que criticar si uno quiere tener la vara más alta. Esa es una de las claves.

Tagged with:

Artículos relacionados

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

MAPA

Contacto

ArgentineWines.Com
Concurso VinoSub30
VinoSub30 Hackaton
Acha Club
daniel@argentinewines.com
tel. 011.4574.3292
cel. 011.5460.2722
Hangouts daniellopezroca@gmail.com

Concurso

Concurso VinoSub30

Enjoy Malbec

enjoymalbec

Wine Hackaton

VinoSub30 Hackaton