Jóvenes enólogos y nuevo emprendimiento

altosvinedos

23/11/09
Fuente: Blog Mr. Wines Los jóvenes enólogos y un nuevo emprendimiento

Leer hace unos meses un comentario de Alejandro Vigil (para quien no lo conoce, es el jefe de enólogos de Bodega Catena Zapata) disparó en mí el deseo de probar un vino hasta ese momento yo desconocía. El comentario: “Me gusta mucho un vino que se llama Calatayud y es de Vista Flores”. Un tiempo después, casualmente, algunos amigos/colegas del Foro de Vinos Taninos, viajaron a Mendoza en plan de tour enófilo y, entre otros vinos, en un almuerzo en La Posada del Jamón probaron por primera vez el Calatayud; allí volvió a sonar nuevamente este nombre y volvieron a repetirse los elogios y comentarios positivos, entre los que rescato el siguiente: “el Calatayud Malbec 2008 es toda fruta, de buena calidad y profundidad. Excelente relación precio calidad…”.

Les soy franco, para ese momento ya no sólo deseaba probar el tan nombrado Calatayud sino también saber quién, dónde y cómo lo hacía. Así descubrí en la Web la bodega llamada Altos Viñedos, que por lo que leí es un proyecto que comienza en el 2004 de la mano de los hermanos Rodrigo y Emiliano Calatayud, pero que viene con más de cincuenta años de historia de familia de viñateros de la región, que no es cualquier región, sino una muy especial: Tunuyán (Valle de Uco, Mendoza), más precisamente Vista Flores, zona de altura (1200 msnm), también reconocida por sus uvas de excelente calidad.

Para conocer algo más sobre Altos Viñedos me comuniqué con Rodrigo Calatayud, quien con sólo 27 años, además de conducir su proyecto personal, desempeña tareas de enología en una importante bodega de Agrelo.

Mr. Wines: ¿Qué estudios cursados tenés?
RC: Mi título es Bromatólogo, Licenciado en enología e industria frutihortícola en la Facultad Don Bosco, Universidad Católica de Cuyo.

Mr. Wines: ¿Junto a quiénes y qué tareas realizas en Alto Viñedos?
RC: Altos Viñedos lo hago junto a mi esposa Lucía Vaieretti, que tiene los mismos estudios que yo y también trabaja para otra bodega muy importante de Mendoza. La venta y trabajo de nuestra finca lo realizamos junto a mi hermano Emiliano.

Mr. Wines: ¿En qué se destaca a tu criterio el Malbec de Vista Flores (VF) en relación con el de otras regiones mendocinas?
RC: En la zona de VF es de destacar los colores rojo y violáceo. La fruta (ciruela, cereza), especias, regaliz, notas minerales, florales y mucha concentración. Pero atención: que todo esto se cumpla depende mucho del trabajo en la finca, la elaboración, cómo lo cuides y cuánto lo esperes para tomar.
Hace cinco años trabajo con malbec de VF, y siempre hay marcadas diferencias de una finca a la otra, de un cuartel a otro, y de la fecha de cosecha. Esto es lo importante para mí, que existan estas diferencias, porque así se puede elaborar un buen vino: «muchos componentes para armar el blend final».
Para comparar Vista Flores con otras zonas vitícolas, por ejemplo con los vinos de diferentes zonas de altura como Gualtallary, Altamira, Agrelo, es lo mismo que pasa en Vista Flores entre cuarteles, pero con diferencias más marcadas. Por ejemplo, Gualtallary: mucha acidez, color rojo vivaz, frutos del bosque flores; Altamira: muchísima concentración polifenólica y mucho color; Luján: colores violáceos, aromas a eucalipto, especias.

Mr. Wines: ¿Dónde se comercializa el Calatayud actualmente?
RC: Los vinos se venden en Argentina, EE.UU., Alemania. Próximamente estamos cerrando con Paraguay, Brasil y Reino Unido.

Mr. Wines: Si bien me gustó mucho cuando degusté el Calatayud Malbec, calculo que en unos meses se va a encontrar más pulido que ahora y será un muy buen momento para beberlo. ¿Vos que opinás?
RC: Tal cual, es así… Pero hay mucha gente a la que le gusta mucho en este momento.

Mr. Wines: ¿Cuáles serán los próximos vinos de la bodega y en qué líneas de precio estarán?
RC: Para el año que viene están programados el Niñaca Malbec (sólo para exportación), y para mercado interno, el Viejo Tanque; éstos van a ser cinco vinos de diferentes varietales (malbec, cabernet, syrah, chardonnay y bonarda) y de dos gamas diferentes: una de $ 14 (precio de venta) y otro de $ 28, con más tiempo en madera y diferentes blend. Y por último, un Calatayud Bivarietal (Malbec/Cabernet).

Mr. Wines: Rodrigo, imagino que debe haber una camada de “jóvenes enólogos” que al igual que vos comenzaron a formarse en esta última década, es decir, al mismo tiempo que la industria empezó a modernizarse y que la tarea del enólogo pasó a ser fundamental dentro y fuera de la bodega.¿Podemos decir que estos “jóvenes enólogos” están cada vez mejor capacitados y nos aseguran un buen futuro vitivinícola para nuestro país?
RC: Depende, el que a partir del segundo o tercer año de la facultad ya está trabajando en una bodega, te aseguro que será buen enólogo. Esto es lo mejor, teoría más práctica. El que primero se recibe y luego va a una bodega se equivoca bastante más. Es muy importante trabajar esos dos o tres años a la par del cursado, teniendo toda la química, física y microbiología en la cabeza; luego, con sólo una copa podés saber qué necesita el vino, qué etapa está pasando, qué microorganismo está actuando, todo.

Mr. Wines: ¿Te gustaría destacar algo que los caracterice?
RC: Algo que caracteriza a los nuevos enólogos es la fuerza y dedicación con que trabajan siempre sumando cosas nuevas, pero sin dejar de tener en cuenta los consejos de «los sabios enólogos» que nos enseñaron. Por ejemplo a Lucía no le sacás la copa de la mano desde que llega a la bodega hasta que se va, y eso es lo más importante.

Mr. Wines: ¿Te animás a mencionar a un colega o par tuyo por su labor desarrollada o por algún emprendimiento personal?
RC: Sí, a Martín Rodriguez y a mi esposa Lucía.

*La foto del Calatayud Malbec fue tomada del Blog Vinos en Bs.As.

COMMENTS