La AFIP le debe a la industria del vino US$ 11 millones

25/04/13
Fuente: Diario Los Andes | María Soledad Gonzalez.

Juan José CanayEl monto se debe a que el organismo recaudador no les liquida a los bodegueros los reintegros por exportaciones desde octubre del año pasado.
Hasta ayer más de 11 millones de dólares se encontraban en condiciones de ser liquidados por la Afip, en concepto de reembolso a las exportaciones a la industria vitivinícola. Sin embargo, aún cuando ya llevan más de seis meses de retraso, el depósito a los exportadores no había sido liquidado. Y este capital inmovilizado generaría un grave perjuicio a las bodegas.

«Realmente cada día se está haciendo más complicado exportar», con esta frase el presidente de Bodegas de Argentina, Juan José Canay, describió la situación que atraviesa el sector exportador de vino en el país. «Es un momento crítico, en donde las empresas necesitan este capital de trabajo para comprar uva», sentenció.

«La AFIP pagó los reembolsos que estaban con devolución generada hasta el 16 de octubre de 2012, de allí en adelante no ha pagado nada más», dijo Canay, quien aseguró que este tipo de medidas erosiona la rentabilidad del sector.

El presidente de la entidad gremial, sostuvo que este número es fruto de un relevamiento que han hecho entre sus socios. No obstante, aclaró que hay grandes bodegas que no están relevadas allí, por lo que la cifra sería mucho más abultada si se las agrega.

«La industria deja anualmente un saldo positivo en divisas de 1.000 millones dólares para el país, generando valor agregado», indicó Canay. Al tiempo que agregó que considera que si esta situación se revirtiera y la pérdida de competitividad se detuviera, las exportaciones de vino embotellado podrían volver a crecer a un ritmo sostenido del 10%. No obstante, con las condiciones actuales, el dirigente aseguró que se seguirá perdiendo mercados.

El régimen que rige el reintegro de exportaciones entró en vigencia en 1991 por el decreto 1011. Ello permitió que de acuerdo al valor FOB de la mercancía exportada, se devuelva al exportador de vino embotellado un 6% de su valor y al de vino a granel un 5%.

Desde 2001, cuando se instauró el control de cambios, se les exige a los exportadores ingresar las divisas dentro de los plazos establecidos. En la actualidad, para el general de los exportadores de vinos es de 90 días.

Tras la implementación, en marzo de 2012 de la Instrucción General N° 7, de la Dirección General de Aduanas (DGA), la AFIP inhabilitó para la percepción de reintegros a los exportadores que por alguna razón no ingresaron el total de las divisas desde 2001 a la fecha.

De todos modos, a los que no están en esa lista de inhabilitados, la DGA controla -antes de enviar a la Secretaría de Hacienda la orden de pago del reintegro- que el exportador haya ingresado las divisas y haya pagado el derecho de exportación (5%) por el permiso de embarque y por último, que no tenga ninguna deuda vencida aduanera, impositiva o previsional.

Deuda mayor

Canay indicó que si se suman los inhabilitados por DGA para percibir los reintegros y los envíos «observados», la suma asciende a 33 millones de dólares.

El dirigente gremial, sostuvo que este es un tema que lo vienen trabajando con los gobiernos provinciales y que están seguros de que se han hecho gestiones al respecto. Sin embargo, recalcó que ese capital paralizado por Afip, en algunos casos representa el 20% de lo que una bodega compra en uva.

«Este problema no sólo afecta a la bodega sino también a toda la cadena», concluyó.

COMMENTS