La cosecha de uva será 15% mayor a la del año pasado

25/02/10
Fuente: Diario Los Andes | Miguel Ángel Flores.

Los Andes Vendimia CosechaSe espera que Mendoza produzca este año 16,5 millones de quintales de uva, 7,9% menos que lo estimado en diciembre. El dato implica menos de lo que se proyectaba a fines de diciembre pero 15,4% más que en 2009, si la vendimia terminara hoy. Si así fuera, según el segundo pronóstico de cosecha de uva dado a conocer ayer por el INV, en Mendoza se recogerán 16,5 millones de quintales, 1,4 millón por debajo de las cifras planteadas en diciembre. Cuando aún quedan por cosecharse las variedades que aportan mayor volumen en marzo, a nivel país se espera que la Vendimia 2010 deje 23,6 millones de quintales, un registro inferior en 3 millones de quintales al difundido a fin de año, pero 8% por encima de la producción total de 2009.

Para Raúl Guiñazú, subgerente de Investigación para la Fiscalización, el incremento interanual de la producción esperada se debe a tres factores: ausencia de heladas tempranas, precipitaciones que disminuyeron los efectos negativos de las altas temperaturas de diciembre y enero, y «una sanidad muy buena».

Por otra parte, al justificar la menor proyección actual respecto de la difundida a fin de año, que aseguraba un aumento del 25% en relación a la campaña pasada, Guiñazú confirmó una percepción de muchos al recorrer las fincas: al margen de la afectación por granizo y sea cual sea la cifra final que deje la Vendimia, el tamaño de los granos y su grado de madurez son heterogéneos en algunas variedades y zonas debido a las olas de calor y la falta de humedad ambiental.

De ahora en más todas las miradas están puestas en la zona Este. Como el oasis que más volumen aporta a partir de la uva básica, en especial criolla grande y cereza, su cosecha durante la primer quincena de marzo es lo único que puede modificar sustancialmente los números de disponibilidad de uva.

Por eso, los técnicos del INV recorrerán hasta el 5 de marzo las fincas de la zona noroeste y también San Juan en previsión de una tercera etapa del pronóstico de ser necesario.

En líneas generales, y por lo dicho respecto a la influencia meteorológica, un factor incidental será el peso de los racimos. Muchos temen que el rendimiento no sea el ideal, habida cuenta que el promedio histórico es de 22 kilos por tacho, sobre todo ante el riesgo de podredumbre si hay lluvias.

Por otra parte, la realidad prevista para San Juan aparece como la contracara de Mendoza, al pasar de una variación positiva a otra negativa. El primer pronóstico le asignaba una cosecha de 7,05 millones de quintales, comparativamente un 17% más que la del año anterior.

Sin embargo, de acuerdo a la última evaluación técnica las heladas y el granizo caído en distritos de mucha producción, sumados al calor (muchos días con máximas superiores a los 40°C), hicieron lo suyo al punto de que en virtud de los nuevos números la industria sanjuanina contará con no más de 5,8 millones de quintales. Es decir, un 5,2% menos uva que lo que dejó el 2009.

El pronóstico resulta hoy una herramienta vital para un mercado complicado en términos de oferta (falta de tintos) e indirectamente de demanda, en razón de la suba de precios en góndola. Al respecto, el presidente del INV, Guillermo García, advirtió que por ahora las existencias proyectadas a junio de 2011 no se modificarían, y que a la fecha de liberación de esta temporada rondarán los 4 meses en promedio.

«Seguimos con las estimaciones de fin de año y, en ese sentido, insistimos con que el problema está en los vinos de color. El excedente de blancos dependerá en parte de que se cumpla o no con la pauta de destinar un 20% de la producción a mosto», puntualizó García.

http://www.losandes.com.ar/notas/2010/2/25/economia-474341.asp

COMMENTS