La Hormiguita Viajera 3 – Día 8

13/04/11
Fuente: LeoMalbec Blog | Leo Dal Maso.

A Smile over the GlassesCasi, casi gastronómico. Lunes, franco.

¿para qué? Para mantenernos motivados, así que le pegue un llamadito a Ricardo Giadorou y lo fuimos a visitar, total, entre el Nico y el Jesús se hacen cargo de las mediciones y los delestages sin problemas.

Llegamos y nos esperaban Ricardo y Mía junto a un sommelier australiano y su novia franco-caribeña (gastronómica ausi)

“No frenchs jokes” me prometí a mi mismo en voz alta.

El origen de las cosas

Ricky & MiaCorría el año 2000 cuando Daniel Pintabuona (un fanático del vino) me presentó unas botellas con unas etiquetas raras, de colores y formas raras y me dijo:

“los hace un conocido, probalos a ver que te parece. El tipo es muy groso, se puso una bodega de la san puta!”

Bien, probé los ánfora y estaban del carajo! Recuerdo la sedosidad del Malbec, la estructura y el largo de boca del Cabernet Sauvignon y la frescura del Chardonnay.

Tuve la suerte de conocer a Mario Giadorou, un grande. Presidente honorario de IRAM, decidió invertir en una bodega en argentina, y la edificó como para hacer gala de su título de ingeniero y para que el resto de los ingenieros lo envidien.

“Leonardo, construí esta bodega subterraneamente para optimizar los traslados del vino, evitar el uso de bombas y aprovechar la estanqueidad de temperatura y humedad”

Desde que lo conocí, Ricardo laburó junto a Mario, hasta que lamentablemente Mario murió, y Ricardo se hizo cargo de las riendas del negocio familiar

“gracias chicos por venir a conocer la bodega”

“gracias a vos Ricardo por la invitación”

“con Leo nos conocemos hace bastante ya. Ustedes saben que fue lo primero que me dijo cuando nos conocimos?”

4 cabezas moviéndose de lado a lado sincronizadamente y una mirada que buscaba enterrarse en sus propios zapatos…

“Me dijo, tu vino está tánico y desbalanceado, la cosecha anterior fue muy superior”

4 carcajadas y una mueca que intenta justificar lo injustificable…


Underground

SobreMesa en Dolium“el ruido que escuchan es el del agua. Aquí abajo la temperatura es constante a 12°C, y el agua que hacemos gotear sobre los tanques ayuda a mantener esta temperatura y el grado de humedad.”

“Aquí abajo “ es lo más parecido que haya visto en mi vida a los talleres subterráneos de Peenemunde. Paredes, vigas y columnas de concreto por todos los güines.

Probamos primero un Sauvignon Blanc de tanque, voluminoso y de marcada acidez. A este SB lo fermentan y crían en barricas y después lo mandan a tanque para afinarlo, “cosechamos a 14° Brix, el roble lo redondea y aporta complejidad, pero no queremos que sean grasos, el tiempo en inox le viene bien”.

Como el pescado

No se consigue fresco ni a buen precio porque nadie lo compra, y nadie lo compra porque no es  fresco ni está a buen precio.

Blend Blanc 2010 de Chardonnay-Sauvignon Blanc (en mayor medida) y Torrontés-Viognier Tardío (en menor medida) directamente de tanque y completamente vendido a USA a US$20 al público.

Si bien es algo confuso en nariz (donde domina la fruta del Torrontés), en boca es parco, de ataque untuoso, medio de boca voluminoso y largo muy perdurable.

La clave pasa por la acidez y la estructura, mientras que el postgusto recuerda a un Parmesano maduro.

tonces??? tonces sí se pueden elaborar blancos de este estilo y características en Argentina. Quizás tendríamos que, los que le acercamos el vino al consumidor, explicar con un poco más de énfasis que la acidez y la estructura son atributos importantes en el vino, difíciles de conseguir y disparadores de aromas y sabores complejos y atrapantes, propios de una evolución en botella que solo se da en estas condiciones.

No creo que aporte mucho explicar los sabores y aromas de las barricas candidatas a Reserva y Gran Reserva 2010 y 2009, pero sí es un dato el concepto de Ricardo, “no me caso con toneleros ni enólogos. Mi vino no es Taransaud ni Seguin Moreau, es Dolium”.

Eso se llama identidad. Y autonomía, claro.

Este punto me genera curiosidad. Es una bodega ya emblemática, por donde han pasado grandes enólogos y consultores y donde se han elaborado vinos míticos, lo que demuestra que tienen con qué para no depender de nombre rutilantes, pero tampoco se puede desestimar la mano del enólogo.

Una pregunta lógica apunta a la mantención de la calidad y el estilo, pero no se me escapa la situación de transición. Ricardo está al mando, es el responsable, sabe que tiene mercados y clientes ganados, compromisos que mantener y un legado que continuar. ¿cuantas dudas habrán pasado por su cabeza al momento de tomar esta decisión? Uno a veces ve al bodeguero viajando a exposiciones cool en China, comiendo con importadores en grandes restaurantes europeos y disfrutando del maravilloso paisaje que propone la viña, pero es una profesión difícil, llena de presiones, de previsiones tan precarias como la esponjosidad de una nube.

Respect.

Bueno, nos sentamos a comer una pasta rellena tan simple como rica y una ensalada de rúcula salvaje que te motiva demandar a todas las verdulerías de capital. Mientras, el recuento de las regaderas.

Dolium Rosé Malbec 2010, 14,5°, 8-10 meses de barricas de 2° y 3° uso, proveniente del sangrado de uvas predestinadas a Reserva y Gran Reserva, $50

Partamos de la base que no es normal criar a un rosado en roble, pero lo hacen. Y queda bien.

Las barricas no le aportan mucho en el plano aromático, pero quizás tengan algo que ver con su textura.

La acidez es remarcable y el volumen acompaña dandolé un equilibrio que vuelve fácil lo difícil. Como ponerle control de tracción a una Ferrari 365 Daytona.

Particularmente me atrapa esta capacidad (como con el Sauvignon Blanc) de crear vinos parcos organolépticamente hablando, pero complejos e interesantes desde lo táctil.

Sauvignon Blanc Petit Reserva 2009, 13,5°, 12-18 meses de crianza en roble, $65.

Fruta blanca y acacia; cítrico en boca.

Ataque seco; voluminoso, acidez alta y estructura antisísmica; largo prolongado.

La misma parquedad de la que hablábamos con el roseti. Casi indiferencia, diría. Como un Morrissey hecho vino.

(¿para qué hace Ricardo estos vinos?

Si son difíciles, no muchos los aprecian y costosos (caros no porque no son fáciles de elaborar pero tampoco califican como vino de todos los días).

No se. Por prestigio? por ego? por marketing (ehhh, nop)? por desafiarse? Por estar aburrido?

No se y no importa, así está bárbaro. Gracias Ricardo por hacer estos vinos)

Syrah Clásico 2010 vs. Syrah Petit Reserva 2005, 14,8°, $95.

Intenso, más especiado que frutado; franco, lleno, algo secante y monotemático de principio a fin.

Si algo mejorable hay en esta bodega, me parece que son los vinos de la línea Clásica.

No porque sean malos vinos o deshonestos, o faltos de calidad, pero como sommelier, al verlos como un producto que se compra para venderse a un precio mayor, la RPC suele ser regular. De igual modo me parece que esta situación está bien así, ya que Dolium es reconocida por sus vinos de alta gama, donde suelen dar batalla a grandes y afamados flaiinguainmeiquers.

Muy intenso, complejo y especiado; ataque seco, voluminoso, membrillo, tabaco, pimienta, chocolate, largo como el Brazo de Zarate :-(cuak! Sí, ya se, perdón…).

 

Memoria (como diría Chiche…)

Marchiori & Barraud fueron asesores de Dolium hasta la cosecha 2005.

ellos han elaborado y/o ayudado a crear algunos de los vinos iconos de la vinicultura moderna argenta. Si digo Viña Cobos, ¿se entiende el punto?

Bien, Dolium no escapa a este concepto de vino, es más, la edición 2008 de Austral Spectator lo describe como “es negro a la vista y al olfato presenta una fruta barricada detrás del roble ahumado, pero invitando a beber… vino oaky, pesado y de mucha estructura, que se beneficiará con el tiempo”.

¿cómo cazzo después de 6 años llega este Syrah a ser uno que tranquilamente podría haber salido de los toneles de Weinert?

No se. (de nuevo y van…)

Maravilloso vino, riquísimo, complejo, largo, una joyita.

A esta altura Nancy y Eric me miraban con cara de “Iu man! Iu! Iu!”.

(las gracias a Ricardo, yo llamé por teléfono, no más, porque tengo la humildá de los grandes, porque todo lo hago por ustedes, porque me debo a mi público, porque solo yo les puedo… ok. Me fui. Pero ya volví. Las giras son cada vez más intergalácticas, pero de andata e ritorno 😉 ).

Dolium Malbec Gran Reserva 2004, 15°, 18-24 meses en barricas, $400.

Intenso y complejo, apenitas de alcohol, más tirando al choco que a la fruta; ataque untuoso, levemente astringente, si no, sería redondo redondo como el sol, largo prolongado y aterciopelado final de boca. Un monumento al Malbec moderno.

Eric miró a Nancy, Nancy asintió. Ellos querían llevar un vino especial para cenar con sus padres (no se olviden que les hicieron la pera con el tema del casorio, je!) y este fue el indicado para distraerlos, digo, para agasajarlos.

Bueno, les contaría en detalle (tanto de elaboración como de cata) sobre el Cabernet Sauvignon 2010 Vendimia Tardía de 14,8° y 60gr de azúcar residual, pero no creo que les interese.

Pero si les interesa, haganmeló saber dejando algún comentario al respecto, al rescoldo o al indicado.

Salute! Abrazo de vendimia!

 

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

MAPA

Contacto

ArgentineWines.Com
Concurso VinoSub30
VinoSub30 Hackaton
Acha Club
daniel@argentinewines.com
cel. 011.5460.2722

Concurso

Enjoy Malbec

enjoymalbec

Wine Hackaton