La Nación enviará fondos para el INV y por la polilla de la vid

07/03/10
Fuente: Diario Los Andes – Mendoza | Gabriela Balls y Federico Lorite.

Los Andes Julian DominguezDe forma «inmediata» llegarán $ 12 millones para reforzar tareas fitosanitarias contra esta plaga localizada en Maipú. Se acordó un crédito por U$S 15 millones del BID para laboratorios y equipos. La Nación enviará en los próximos días $ 12 millones para combatir la «polilla de los racimos» (Lobesia Botrana) que tiene en jaque a la industria vitivinícola mendocina. Así lo aseguró a Los Andes, el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, en el Agasajo de la Vendimia 2010 que se realizó en la bodega Navarro Correas y que este año fue pobre en anuncios y casi sin novedad.

Domínguez aseguró que se van a girar los fondos de forma «inmediata» para que se realicen tareas fitosanitarias en la zona afectada. «Queremos garantizar una barrera fitosanitaria y por eso nos hemos comprometido a girar rápidamente estos montos».

Esta semana, el Senasa detectó un foco de la plaga en un área de 2.500 hectáreas de viñedos en Maipú; por lo que impidió como medida preventiva la salida de uva para consumo en fresco o para vinificar.

En cuanto a las retenciones vitivinícolas para este año, el Ministro aclaró que se está trabajando para que presenten proyectos que involucren a la cadena productiva. «Estamos pensando en superar la asignación de 2009 y vamos a devolver el monto de esa coparticipación en programas que el sector presente», aseguró.

Mendoza recibirá este año $ 24 millones de un total de $ 48 millones de las retenciones que se aplicaron en 2009 a las exportaciones vitivinícolas. Mientras que para este año aún no hay un porcentaje destinado de lo que irá a cada provincia productora.

Otro anuncio importante lo dio el Instituto Nacional de la Vitivinicultura (INV) junto con el Ministerio de Agricultura de la Nación, quienes gestionaron un préstamo ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que fue aprobado en los últimos días de febrero, por un monto de U$S 15 millones destinados a la instalación de 18 laboratorios móviles y equipamiento para nuevas plantas de microvinificación; además de un programa de capacitación para pequeños fraccionadores junto con la Coviar para desarrollar el mercado interno.

«Este dinero es no reembolsable», detalló el presidente del INV, Guillermo García, quien continuó explicando que dicho fondo está compuesto en un 20% por el BID y el restante 80% llega de la Nación.

«Esta nueva infraestructura nos pone a la altura de los países vitivinícolas más desarrollados del mundo», declaró García.

A través de estos laboratorios móviles (hoy hay funcionando sólo 3 en todo el país) se podrá determinar químicamente la composición varietal del vino, lo que beneficiará a unas 950 bodegas de todo el país en épocas de cosecha.

La inversión brindará «calidad, seguridad alimentaria y contribuirá a la genuinidad del producto», señaló García.

En tanto, los grandes y medianos bodegueros esperaban «señales» o anuncios concretos de los discursos oficiales que parecieron no satisfacerlos frente a una coyuntura considerada «difícil».

«No hubo ningún anuncio concreto, simplemente esperamos que se finalice la doble vía Mendoza-Tunuyán que queremos todos los mendocinos y que beneficiará también a los oasis productivos», dijo Luis Steindl, gerente de Bodegas Norton.

Otro de los problemas que afecta al sector es la inflación. «Con un dólar planchado, si queremos apostar a las exportaciones la inflación nos va comiendo permanentemente utilidades y rentabilidad y hace que no podamos ser competitivos. Hoy en día hace falta invertir mucho y para poder invertir hay que generar riquezas no simplemente gastarlas», subrayó Steindl.

Desde Andes Grapes, una bodega boutique ubicada en Coquimbito, Jony Karzovnik dijo que «hace tiempo que estamos esperando noticias sobre infraestructura vial para Mendoza». Además, señaló que los bancos están muy rígidos para dar préstamos y destacó los retrasos y problemas con los importadores de Brasil para mantener cierto stock y volumen.

Para Carlos Caselles, dueño de Bodega SinFin, «los anuncios son optimistas pero la burocracia hace que las pequeñas bodegas tengan problemas para concretarlos. Y como ejemplo citó los préstamos del Fondo para la Trasformación.

Desde la Cámara de Viñateros del Este, Mauro Sosa, señaló que hubo buenos anuncios de inversiones del Estado alentando buenas prácticas agrícolas pero hay que seguir para sumar riego y malla antigranizo.

http://www.losandes.com.ar/notas/2010/3/7/sociedad-476482.asp

COMMENTS