Las 100 marcas de vino argentino de mayor éxito

19/09/11
Fuente: IProfesional.com | Juan Diego Wasilevsky.

346790[1]El seleccionado albiceleste: estas son las 100 marcas de vino argentino que más éxito tienen en el mundo. Si bien desde el país se envían a los mercados externos más de 2.400 etiquetas distintas, sólo un puñado es responsable del grueso de las ventas. Conozca cuáles son las bodegas locales más exitosas y los productos con los que conquistan a los paladares fronteras afuera. Cada minuto que pasa, alrededor del mundo se destapan cerca de 472 botellas de vino argentino, en promedio. Esta cifra equivale a unas 8 botellas más que el año pasado. Así, pese a la suba de costos que complica a más compañías locales, y a la mayor competencia que registran los mercados internacionales -en medio de una crisis global que obliga a bodegas europeas a reducir precios-, el vino con sello albiceleste se las arregla para seguir escalando en el gusto de los consumidores alrededor del mundo.

En este contexto, las exportaciones de toda la industria alcanzaron, durante los primeros cinco meses del año, los u$s380 millones, una suba del 19% en valores con respecto al mismo período de 2010.

De ese total, más de u$s290 millones correspondieron a vinos fraccionados en botella, es decir, a productos con más valor agregado, donde el peso de la imagen de marca país es fundamental.

Top 100

Y más de la mitad de esa cifra estuvo explicada por el éxito que la cepa estrella de la Argentina, el Malbec, está teniendo a nivel mundial.

«El futuro del Malbec en Estados Unidos seguirá siendo excelente. Nada dura para siempre pero hasta que aparezca otra cosa que atraiga la atención de la gente, las ventas seguirán funcionando bien», explicó días atrás a la consultora Area del Vino el experto en vinos Jay Miller, a cargo de puntuar los ejemplares de Argentina en The Wine Advocate, la prestigiosa publicación de Robert Parker.

«La principal ventaja de Argentina es el precio en relación con su calidad en todos los segmentos de precios. La otra ventaja es que es la única región del planeta donde el Malbec obtiene tan buenos resultados. Las desventajas, creo que ninguna», agregó el experto.

En la misma línea, Mario Giordano, gerente de Wines of Argentina, aseguró que el «enamoramiento» de los consumidores alrededor del mundo por esta cepa «es una cuestión que se ha instalado como muy sólida y recién ha comenzado. Y no es una moda. Todos los países del nuevo mundo han comenzado a producir Malbec, algo que considero positivo. Pero lo más importante es que el Malbec deseado es el de la Argentina».

Aquí está el Top 100
Apoyados en el éxito de esta cepa, desde la Argentina se exportan más de 2.400 etiquetas de vino diferentes, elaboradas por unas 400 bodegas distintas.

Sin embargo, en esa oferta ampliamente diversificada se destacan unas 100 marcas, responsables de poco más del 60% de los envíos a todo el mundo.

Según un relevamiento realizado en exclusivo para Vinos & Bodegas iProfesional.com por MRT, consultora especializada en Comercio Exterior, dentro de las 10 marcas más exitosas se encuentran líneas de vinos que producen y comercializan ocho bodegas: Catena Zapata, Norton, Trivento, Familia Zuccardi, Trapiche, RPB S.A., Elena de Mendoza y Finca Flichman.

Según Giordano, los elementos en común que tienen todas estas compañías para ser los grandes motores de las exportaciones de vino argentino es que son «consistentes, están bien posicionadas, alcanzado un nivel de prestigio de acuerdo a los productos y al espacio de mercado que han generado y ganado. Cada una de ellas tiene un modelos de gestión bien diferente, pero todas son muy consistentes».

A continuación el «top 100» con las marcas de vinos más vendidas en el mundo:

Con el sello de Catena
En este contexto, el vino número de la Argentina en los mercados mundiales -en facturación- es el Alamos, de Catena Zapata, con ventas al mundo por más de u$s12,7 millones durante los primeros seis meses del año.

En diálogo con este medio, Alejandro Vigil, jefe de enólogos de la tradicional bodega, explicó que «el secreto está en mantener la mejor relación precio/calidad, trabajar fuerte desde el marketing y tener muy buena distribución».

Con respecto al proceso de producción, Vigil sostuvo que «siempre tratamos de encontrar los momentos de cosecha adecuado para cada zona, acertar en las vinificaciones y lograr una consistencia año a año, basada en una enorme variabilidad de zonas, datos analíticos y sabores».

El experto explicó que el Alamos que se consume en la Argentina no es el mismo que puede encontrarse, por ejemplo, en una vinoteca en Nueva York: «Desde hace dos años en el mercado interno estamos apostando a identificar al Malbec y demás varietales con zonas de excelencia. Por eso, para los consumidores argentinos desarrollamos el Alamos Selección de Viñedos, donde cada variedad está producida con las uvas de dos a cuatro fincas que nos permiten definir mejor el producto».

Vigil explicó que «en lo personal, lo que más me gusta es que es un vino que juega con la complejidad, pero mantiene la frescura, la fruta y el dulzor, permitiendo que sea un vino más que fácil de beber».

El segundo lugar correspondió a la línea de vinos Norton, con ventas al mundo por unos u$s11 millones.

Ya en el tercer puesto, según MRT, se destaca Trivento, la bodega de capitales chilenos que, con la línea que lleva su nombre, se convirtió en la compañía que tiene mayor llegada a los mercados mundiales, dado que está presente en más de 100 países alrededor del planeta, incluyendo mercados exóticos como Finlandia y Bahamas.

La línea Trivento -que generó exportaciones por más de u$s8 millones en el primer semestre- consiste en vinos jóvenes y frescos y está conformada por 11 cepas, como Malbec, Torrontés, Chardonnay, Tempranillo y Syrah, entre otras.

En el cuarto lugar asoma otro ejemplar exitoso de Catena Zapata: la línea bautizada simplemente como Catena, con ventas al mundo por más de u$s7 millones durante los seis primeros meses, siendo los mercados más importantes para este vino EE.UU., Canadá, Brasil, Holanda e Inglaterra.

«El diseño lo hacemos con Laura Catena y Nicolás Catena. Con ellos discutimos los estilos, el futuro, las ideas, que por lo general son delirantes pero tarde o temprano se vuelven realidad. Luego desarrollo esas ideas e intento plasmarlas en el vino de la mejor forma posible», aseguró Vigil.

Con la «Z» de Familia Zuccardi
Ya en el quinto puesto, con exportaciones por u$s6,9 millones, se destaca Fuzion, el segmento de vinos de Familia Zuccardi que está compuesto por cuatro líneas: Fuzion Alta -categoría reserva-, los varietales, los bivarietales y Fuzion Orgánica.

Estos vinos, que apuestan principalmente a los consumidores jóvenes y adultos-jóvenes, se exportan principalmente a Canadá, Reino Unido, Holanda, Bélgica, Polonia, Japón y China.

Cabe destacar que, pocos días atrás, Familia Zuccardi decidió comenzar a comercializar el Fuzion Alta en el mercado doméstico.

Según explicaron desde la bodega, los tintos son blends de terroirs: el Malbec está elaborado a partir de uvas provenientes del Valle de Uco y Maipú, mientras que el Cabernet tiene su origen en Tupungato y Maipú. Ambos fueron cosechados en 2009 y vinificados de manera clásica, con una crianza del 40% en barricas de roble francés durante 8 meses.

En tanto que el blanco está elaborado con un 90% de uvas Torrontés, provenientes de Maipú, y un 10% de Pinot Grigio, originario de Santa Rosa.

El peso de un gigante
El sexto y séptimo puesto corresponde a dos líneas de bodegas Trapiche.

Dede la compañía, la jefa de Relaciones Públicas, Mayra Maioli, explicó que «Trapiche es líder en exportaciones. Está presente en más de 70 países, siendo los principales compradores Estados Unidos, Canadá, Brasil, Suecia y Dinamarca.

Sobre el éxito de la marca en el exterior, Maioli destacó que «Bodegas Trapiche trabaja bajo estrictos estándares de calidad. Conceptualmente en el exterior se lo llaman «over-delivery» o «sobresatisfacción», lo que significa que el consumidor percibe una calidad superior al segmento que está consumiendo. Eso da como resultado una excelente «relación precio-calidad». Y por ende, años de presencia y cumplimiento».

Número 1 en volúmenes
Si alguien mencionase las siglas «RPB» probablemente pocos las relacionen con la industria de alimentos y bebidas. Pero si además se mencionara la marca «Baggio», es seguro que ahí sí la conexión sería automática.

En efecto, el fabricante de los jugos figura entre los tres principales productores de vino de consumo masivo de la Argentina, con verdaderos «clásicos» como Uvita, Uvita de Plata y Talacasto, entre otras.

En este contexto, si bien Uvita es el octavo ejemplar que más factura en el exterior, si el ranking hubiese sido elaborado tomando como parámetro los volúmenes de ventas, este vino fraccionado en formato tetra brick ocuparía el primer puesto, dado que representa cerca del 6% de los envíos de toda la Argentina.

La compañía es uno de los gigantes de la Argentina, dado que actualmente comercializa cerca de 120 millones de litros en el mercado interno y suma casi 30 millones de litros para exportación.

Un «tapado» en el top ten
En el noveno lugar del ranking elaborado por MRT también aparece una bodega poco conocida por los consumidores argentinos: Elena de Mendoza, que logró ingresar en los primeros puestos gracias a sus envíos al mundo por más de u$s4,4 millones de dólares en el primer semestre, de la mano de sus dos varietales Malbec, Chardonnay y un «red blend» -Malbec, Syrah y Bonarda-.

El éxito de esta bodega se explica porque forma parte de las decenas de compañías que producen alrededor del mundo bajo el paraguas de E&J Gallo Winery, unas de las importadoras y comercializadoras más grandes de los Estados Unidos, a la que le elaboran etiquetas puntuales y exclusivas para ese mercado.

La meta de los u$s1.200 millones
A fines del año pasado, las bodegas nucleadas en Wines of Argentina lanzaron un ambicioso plan de acción para que, hacia el año 2014, el sector exporte unos u$s1.200 millones, casi duplicando las cifras actuales.

Si bien la meta parecía ambiciosa, los responsables de la entidad destacaban meses atrás que era totalmente lógica.

Sin embargo, tras la rebaja de la calificación de deuda estadounidense y el frente de tormenta que se avecina en el mercado financiero y de commodities, los expertos tratan de mostrarse más cautos, aunque no perdieron su optimismo.

«Hay interferencias domesticas e internacionales, que son elementos que no se puede ignorar. Pero seguimos siendo optimistas. La industria trabaja con una planificación, un Plan Estratégico. Eso es lo que ha dado solidez al modelo y así vamos a continuar», desafió Giordano.

COMMENTS