Las mejores milanesas de Neuquén y Cipolletti en cuatro lugares

27/03/12
Fuente: Diario Río Negro | Nicolás Visnevetsky.

milanesasSi te gustan las milanesas, deberías saber que no en todos lados son iguales.

De peceto o nalga, al horno, fritas, secas, pequeñas, con ausencia de ajo y perejil, cubiertas con rebozador, o con pan rallado, pasadas de sal, secas, acompañada de fritas, ensalada, puré, suizas, napolitanas o en sándwich, entre Cipolletti y Neuquén hay varios lugares donde las milanesas son increíbles y te recomendamos cuatro sitios.

Cuando le preguntaron al gato Dumas con que sorprendería gastronómicamente a la princesa Lady Di, que por aquellos días estaba por pisar suelo argentino, Dumas dijo «con unas buenas milanesas». No se si llegaron a cruzarse. La princesa luego termino comiendo Torta Galesa en Madryn y mirando las ballenas, Dumas seguramente esa noche se comió unas milanesas en familia.

Sencillo. Claro, Conciso. Humilde.

La milanesa es absoluta transparencia. En definitiva es eso, no tiene vueltas raras, aunque tenga leche, doble pasada de pan rallado por huevo, que cruja desde su dorado en aceite de oliva. El secreto es algo develado, es como la mano de dios de Maradona..la vieron todos, forma parte del imaginario popular y sin embargo nadie la puede creer.

Una buena posibilidad de comer milanesas de ternera, al horno, muy grandes y sabrosas acompañadas de un buen Puré es sin duda el Bodegón García.

Los muchachos del Bodegón deberían de ir pensando en aumentar el tamaño de la vajilla porque la milanesa es muy generosa. Sabrosa, corte de nalga, tierna, y económica. 34$ con papas al horno y 44$ con un buen puré de papa.

Milanesas con Puré en el bodegón García. Recomendado.

El segundo lugar para comer una buena milanesa a caballo es el Comedor Alberdi, abundante en su tamaño. Un clásico de Neuquén, donde la comida casera tiene un fiel representante.

Con limón, huevos fritos y papas fritas, la milanesa del Alberdi es un poema, sobre todo por su tamaño y su sabor.

Cargando un poco de mística el listado de las recomendaciones, Margot en Buenos Aires 133, tiene platinas elegidas especialmente para servir en sus diferentes formatos a la milanesa. Como si fuera una especie de culto, un mimo secreto, una dedicación honrosa a la vida de uno de los platos mas clásicos de la cotidianeidad.

Y por último el bar 9 de Julio, un sucucho cipoleño entre Italia y Saenz Peña, muy Tarantino en su concepción, muy rústico en su esencia, es un antro, pero no con la negatividad que la palabra despierta sino por su configuración decorativa. Es un parador, de soda y vino, de empandas fritas y taxistas apurados, de poca ventilación pero con uno de los sándwiches de milanesa completo (la milanga frita) en pan francés como pocos y barato. $30, casero.

Hay quienes tienen la fortuna de comer las mejores milanesas puertas adentro de su familia, por esas fórmulas de clan, que va pasando de generación en generación tambien celebramos, felices por uno de los platos mas ricos y populares, aunque a veces el precio de la carne lo ponga en duda.

Nicolás Visnevetsky

– Bodegón García – Irigoyen 90 – Neuquén
– Comedor Alberdi – Alberdi al 200 casi Santa Fé – Neuquén
– Margot – Buenos Aires 133 – Neuquén
– Bar 9 de Julio – 9 de Julio entre Italia y Saenz Peña -Cipolletti

COMMENTS