Las otras bondades del vino

22/07/12
Fuente: La Mañana de Neuquén.

vinoNeuquén > La actividad vitivinícola continúa creciendo en la región y cada vez son más las alternativas que propone a los productores locales y también al turista. Una mirada a la vitivinicultura, que va más allá de una copa de vino. La vitivinicultura es una actividad relativamente nueva en la región que, a pesar de su juventud, cumple un rol significativo en la economía. Es que más allá de las ganancias directas que se desprenden de la elaboración de los vinos, existen muchas otras variables que acompañan el proceso de producción y que involucran gran cantidad de actores de distintos ámbitos. Foto: Joaquín Hidalgo

Según cifras del Instituto Nacional de Vitivinicultura, en 2011 las exportaciones de vino alcanzaron los 300 millones de litros, superando así en un 9% al volumen comercializado durante 2010. Esas ventas generaron al país un ingreso superior a los 800 millones de dólares, que también representan un crecimiento del 9%.
En cuanto a Neuquén, cuya elaboración de vino durante 2011 fue de poco más de 99 millones de litros, el ingreso aproximado que generó la actividad fue de 264 millones de dólares, según las estadísticas del INV.
En cuanto a la producción total de uvas en Argentina, durante 2011 fue de 28.902.962 quintales (1 quintal son 100 kilos), cifra que indica una suba del 10% comparada con la cosecha de 2010.
En la denominada región Sur del país, que integran Neuquén, Río Negro, La pampa y Chubut, el ascenso fue del 11,64% en la producción de uvas, con respecto a la cosecha 2010.
En detalle, se aprecia un aumento del 6,55% en Neuquén, del 13% en Río Negro, del 91% en La Pampa y una baja del 5% en Chubut.
Claro está que los importantes ingresos de la actividad vitivinícola no sólo se desprenden de la exportación o comercialización de los vinos. Hay que tener en cuenta a otras variables que influyen en la producción que cobran vital importancia.
Por ejemplo, si se registra un aumento en la demanda de vino, inmediatamente se necesitaran más insumos para este tipo de industria (entiéndase uva, botellas, etiquetas, cápsulas, entre otras). Además, los proveedores de insumos para el vino, como lo son los productores de uva, aumentarán la demanda a sus proveedores de agroquímicos, maquinarias, etc. Por último, los trabajadores de todos los sectores involucrados recibirán ingresos extras que bien pueden derivar en un incremento en el consumo de bienes y servicios.
Se trata de los multiplicadores, concepto económico que está presente a lo largo de la cadena de producción y también después, pero que no siempre se le presta la atención que merece.

Turismo
Otro factor que acompaña a la vitivinicultura y que empuja la economía regional y nacional es el turismo, ya que impacta en gran cantidad de actividades ya sea de manera directa como indirecta.
La región, año tras año, recibe aproximadamente unos 180 mil turistas, según cifras brindadas por Sebastián Caldart, presidente de NeuquénTur. De ese total, durante 2010 fueron unos 25 mil los visitantes que pasaron por las bodegas de la provincia de Neuquén y se estima que la cifra fue superior en 2011.
Es que el turismo también posee un efecto multiplicador, que surge justamente a partir del ingreso generado por el gasto de los turistas en la región, y que abarca no sólo los sectores económicos en contacto directo con la demanda turística, sino una gran proporción de sectores económicos que, de un modo u otro, experimentan la influencia de este consumo, aunque sea de manera temporal.
Además, no hay que dejar de lado el aporte que genera el turismo en la mano de obra, que constituye, en algunos casos, una de las fuentes de empleo más importantes de las economías regionales.
Gracias al crecimiento del turismo se generan nuevos empleos, debido a la demanda de alojamiento, restaurantes, medios de transporte, etc. Y, además, aumentan los empleos generados en forma indirecta, es decir, los relacionados con la expansión de los sectores que prestan servicios a las empresas involucradas de manera directa con el turismo.
Respecto al empleo, la vitivinicultura requirió más de 100 mil puestos de trabajo por un monto global de 2 mil millones de pesos. En cuanto a Neuquén, durante 2010 se destinaron 12.761.074 de pesos en mano de obra, según detalla el INV.

Alta gama
El aporte de Neuquén a la producción nacional es pequeño si se lo compara, por ejemplo, con Mendoza. Pero la altísima calidad de los vinos que se elaboran en suelo patagónico es reconocida a nivel mundial.
La denomina Región Sur, integrada por La Pampa, Neuquén, Río Negro y Chubut, produce el 0,84% del total del país. Y fue la producción más significativa de la cosecha de 2011 la de la provincia Neuquén, que representó el 63% del sector, seguida por Río Negro con el 34%.
Las uvas que se producen en Neuquén y Río Negro están destinadas vinos de alta calidad enológica y las principales variedades elaboradas fueron Malbec, Merlot, Pinot Negro y Cabernet Sauvignon.
El 99,81% de la uva ingresada a las bodegas durante 2011 correspondió 226.110 quintales. De ellas, el 93% eran de variedades blancas y tintas de alta calidad enológica, mientras que el restante 6% a otras variedades.
En Neuquén hay 9 bodegas elaboradoras de vino que en 2011 dejaron una producción de 99.073 hectolitros de vino, un número importante comparado, por ejemplo, con Río Negro, cuya producción llegó a 59.681.
Del total de vino elaborado en Neuquén, el 82% fue de vino tinto, unos 81.574 hectolitros, seguido del blanco con 17.249, un 17%, y dejando al rosado en tercer lugar con apenas 250.

Enoturismo

El enoturismo es una actividad que está en constante crecimiento en todo el país, principalmente en Mendoza, y en Neuquén la principal apuesta se llama Ruta del Vino, Manzanas y Dinosaurios de la Patagonia.
La idea principal es potenciar todos productos turísticos de la región, complementando las diversas actividades para ofrecer al turista un variado recorrido durante su estadía en la zona.
Desde una visita guiada con degustación en las bodegas hasta un recorrido por los museos paleontológicos, la Ruta del Vino propone mostrar al mundo la cultura patagónica, directamente de la mano de los productos típicos, la cocina regional y las artesanías.
“Neuquén tiene una historia diferente a la del resto de las provincias. Tenemos una historia vitivinícola reciente, incluso más que la de Río Negro. Igual la intención es trabajar en conjunto, porque Río Negro es la tradición y nosotros la modernidad”, explicó Sebastián Caldart, presidente de NeuquénTur, principal impulsor de la Ruta del Vino.
Según Caldart, las bodegas de Neuquén, en San Patricio del Chañar, reciben unos 25 mil visitantes al año. En tanto, pasan por la capital provincial más de 180 mil turistas. “A todos ellos es necesario mostrarle una alternativa diferente de turismo”, aseguró el presidente de NeuquénTur.

Tagged with:

Artículos relacionados

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

MAPA

Contacto

ArgentineWines.Com
Concurso VinoSub30
VinoSub30 Hackaton
Acha Club
daniel@argentinewines.com
cel. 011.5460.2722

Concurso

Enjoy Malbec

enjoymalbec

Wine Hackaton