Los bodegueros harán ver su preocupación por la crisis

47164bdfcb2a7__292![1].jpg_s=3dce29aab64ee3640b301b98656ff19f07/03/09
Fuente: MDZ | Jorge Fernández Rojas | Foto: Marcelo Ruiz.

El presidente de Bodegas Argentinas Angel Vespa enfatizará en su discurso del almuerzo vendimial frente a Jaque y Cristina. “Nadie puede negar la crisis, hay una preocupación en este sentido, hay incertidumbre y tenemos que prepararnos para un año complejo y difícil”, advirtió. El discurso de Ángel Vespa presidente de Bodegas Argentinas durante el agasajo vendimial -el histórico “almuerzo de las fuerzas vivas”-, tendrá un segmento destacado a la repercusión de la crisis internacional en el sector vitivinícola.

“Esta es una actividad a largo plazo y tenemos que prepararnos para cuando termine la crisis, nos encuentre lo más competitivos posible”, señaló el empresario a MDZ a modo de aviso.

El problema es la incertidumbre que genera la crisis. Las preguntas son: ¿cuánto durará y cuáles serán sus efectos en los mercados donde se colocan los vinos argentinos?

Por eso Vespa remarcó que “nadie puede negar la crisis internacional, que ya estamos sintiendo los efectos, hay una preocupación en este sentido, hay incertidumbre y tenemos que prepararnos para un año complejo y difícil”.

En este aspecto se enfocará la alocución bodeguera que escucharán el gobernador Celso Jaque y muy probablemente la presidenta Cristina Fernández, junto a los otros 900 invitados en la Bodega Velasco Baquedano de Agrelo.

De todos modos el dirigente equilibró su análisis advirtiendo que en su discurso sectorial también recurrirá a aliento empresario para que en los tiempos difíciles que están por venir se mantengan “los pilares de la industria que es mantener la competitividad y la calidad”.

Las tribulaciones de los bodegueros se ven reflejadas en el resentimiento de los mercados. “Sin lugar a dudas son Estados Unidos fundamentalmente, la Comunidad Europea y otros países emergentes que tienen problemas y restringirán su consumo pero vamos a seguir luchando porque la vitivinicultura está instalada para muchos años”, enfatizó Vespa ante las cámaras televisivas hoy.

El otro costado de la crisis es el mantenimiento de las estructuras industriales y en ese punto los empresarios advierten que hay esfuerzos extra por sostenerlas y no generar despidos.

Por eso Juan Carlos Pina directivo de Bodegas Argentinas advirtió: “El primero objetivo que tienen las empresas es tratar de evitar despidos y mantener la fuente de trabajo. Hasta ahora las nóminas de las bodegas no se han modificado, no obstante encaramos un año muy difícil y todas las empresas están haciendo un esfuerzo importante para no modificar sus nóminas salariales”.

COMMENTS