Los paladares jóvenes al poder

02/07/12
Fuente: Vinicast Blog.

Daniel-roca-ft[1]Los últimos años han quebrado, o mas bien debilitado, muchos paradigmas en el mundillo de la crítica del vino. Hace apenas un par de décadas, la influencia de 2 o 3 críticos encumbrados era indiscutida para una amplia franja del mercado. Pero con el tiempo, las nuevas generaciones de consumidores del vino fueron abriendo el espectro de gustos y preferencias. VinoSub30, el concurso de cata a cargo de sommeliers menores de 30 años, es un acierto mayor en esta ola, que muchos llaman la “democratización de los paladares” del vino.

“Los jóvenes que se acercan al vino son mucho menos prejuiciosos que los adultos en cuanto a sus preferencias”, destaca Daniel López Roca, el creador y director del Concurso, cuya novena edición se realizará en la ciudad de Rosario, Argentina, en setiembre 2012.

Daniel López Roca cuenta que en general los jóvenes consumen bebidas alcohólicas sin hacer mucha distinción de lo que toman, y que este tipo de concurso contribuye a acercar el vino a estas generaciones. En esta entrevista, Daniel Roca cuenta en detalle el Concurso y cómo ha evolucionado en los últimos años.

¿Cómo surgió la idea de enfocarse en los gustos por el vino de la gente joven?

En Argentina, al menos dos generaciones no tuvieron vino en sus mesas. Esa es la razón por la que nos propusimos acercar a los jóvenes al vino, invitarlos a descubrirlo y consumirlo de una manera responsable. Generalmente los jóvenes consumen bebidas alcohólicas sin hacer mucha distinción de lo que toman. Así sobrevienen los excesos casi siempre relacionados con el desconocimiento. Plantear un concurso de cata propone cambiar la actitud de consumir sin saber a comenzar a conocer, parar a mirar, oler, degustar el vino haciendo del consumo una experiencia consciente.

¿Cómo es la dinámica del Concurso?

El concurso es similar a muchos otros en el mundo, salvo por su plantel de cata conformado por 30 jóvenes menores de 30 años. Los vinos se degustan a ciegas y las impresiones de los distintos jueces se vuelcan en planillas de cata en forma de puntajes. Se cata en grupos de al menos 5 integrantes y un presidente de mesa. Las muestras son inscriptas libremente en la competencia por los productores. Los puntajes por cada vino se promedian y se eligen ganadores quienes sumen la mayor cantidad de puntos, siendo que por reglamento se pueden premiar hasta un 30% de las muestras presentadas.

¿Crees que existen intereses por formatear el gusto del vino por un estilo particular?

Creo que el existente en cuanto a estilos de vinos es tan variado que no se puede proponer formatear el paladar desde un único estilo. Por otra parte los jóvenes que se acercan al vino son mucho menos prejuiciosos que los adultos en cuanto a sus preferencias.

¿Cuáles son las lecciones mas importantes que te han dejado las ocho ediciones de VinoSub30?

Lo que nos impactó es lo amplios que son los jóvenes en cuanto a sus preferencias. Hubo años en que los blancos estuvieron en la cima y otros en que fueron Cabernets Sauvignon. También, y es muy bueno, que reconozcan la calidad en vinos simples y económicos. La mayor sorpresa se la han llevado las bodegas que al principio sólo inscribían vinos “para jóvenes” (baratos, dulces) cuando los grandes vinos (caros y complejos) comenzaron a recibir premios. En una edición argentina un Sauvignon Blanc recibió el mayor galardón y en España ocurrió lo mismo con un espumante dulce de Moscatel, ambos vinos que no hubiesen recibido puntajes tan altos en concursos Senior.

¿Que repercusión tienen del gusto de las primeras generaciones de jurados ahora que ya deben estar integrados al mercado?

Los miembros del jurado de las primeras ediciones ocupan hoy en su mayoría posiciones relevantes en la industria, en empresas privadas, instituciones estatales o emprendimientos propios. Como en todo suponemos que se han ido afianzando en sus gustos personales pero conservan esa actitud curiosa de las generaciones que los siguieron, probando vinos nuevos y estando abiertos a encontrar los de su preferencia.

¿Crees que el gusto por estilos de vinos específicos va cambiando con los años?

Sí, creo que es así. En todo orden nos vamos decidiendo por algunas preferencias, las ocasiones de consumo van siendo distintas con los años y también determinan estilos de vino es particular.

¿Qué otra iniciativa existe en Argentina o América del Sur para comprender y estimular los paladares del consumidor?

Existen catas y otros concursos de vinos abiertos a catadores de todas las edades, la diferencia es que no ayudan a conocer las elecciones de los jóvenes ni las comunican a este importante sector de la comunidad.

¿Cuales han sido los vinos que a lo largo de las ocho ediciones, el Concurso VinoSub 30 premió antes que el mercado los descubriera?

En cuanto a cepajes, los Cabernet Franc y los Sauvignon Blanc. Hay muchos ejemplos de vinos de estos cepajes que fueron bien puntuados antes de estar en la elección de los consumidores.

¿Cuales con las proyecciones del Concurso (hacia otros países, otras regiones)?

La problemática de acceder al mercado joven es común en casi todos los países, productores o importadores de vinos. En 2008 pudimos comprobar en la realización que tuvo lugar en Madrid que los jóvenes españoles tenían más en común con los jóvenes argentinos en cuanto a sus gustos que con los adultos españoles. Lamentablemente la situación económica por la que atraviesa España nos impidió seguir con el concurso por ahora allí. Estamos preparando las versiones uruguaya y chilena del concurso y hemos recibido consultas de Brasil, México y Colombia.

 

COMMENTS