Los súper chinos van por más: comprarán tierras y bodegas en Mendoza

16/11/11
Fuente: Iprofesional | Patricio Eleisegui.

super chinosDecididos a posicionar marcas propias negocian la compra de hectáreas en Mendoza, Córdoba y Catamarca. Invertirán u$s100 millones para asegurarse toda la cadena de producción. También evalúan adquirir bodegas en Mendoza. En paralelo, los asiáticos podrían quedarse con una pesquera de Chubut. Coherente con el rótulo de «gigante» que acompaña cada movimiento de su país de origen, la capacidad comercial de los supermercados chinos no deja de dar continuas muestras de expansión y apuestas a futuro. A muy poco de conocerse que Red Economía, la tarjeta de crédito de los autoservicios orientales, comenzará a ofrecer nuevos descuentos en farmacias, hoteles y espectáculos en general, ahora las novedades llegan por el lado de la tierra.

Así, y según confirmó a iProfesional.com Jicong Zheng, flamante secretario general de la Cámara de Autoservicios y Supermercados de Residentes Chinos en Argentina (Casrech), la entidad negocia la compra de campos en las provincias de Córdoba, Mendoza y Catamarca.

El objetivo: asegurarse superficies que les permitan iniciar una producción propia de aceites y verduras para productos enlatados como tomates y granos de maíz.

La elaboración de harinas para la producción de pastas se inscribe, también, dentro de este plan.

Para concretar esto, anticipó Zheng a este medio, Casrech evalúa llevar a cabo un desembolso cercano a los 100 millones de dólares.

¿Cómo se dará esta compra? «La idea es adquirir por bloques de a 100 hectáreas. Y cada uno de estos bloques ir destinándolos a una producción distinta», aseguró a iProfesional.com.

Zheng señaló que, de esta forma, «nos resultará más barato que si avanzamos en compras de grandes espacios. Teniendo un objetivo de 40.000 hectáreas, se nos haría demasiado costoso poder afrontar una operación tan grande».

«Tenemos conversaciones avanzadas en Córdoba, Mendoza y Catamarca. Vamos a comprar y tenemos como plazo hacerlo antes de junio de 2012. Igualmente, si no conseguimos que nos vendan la superficie que pretendemos, avanzaremos con un modelo de arrendamiento. La decisión de producir nuestra propia mercadería ya está tomada y no vamos a cambiarla», dijo.

El empresario adelantó que, en paralelo a la adquisición de tierras, los supermercados chinos retomarán el modelo de compra de fábricas y plantas de producción como hicieran hace pocos años con Gándara.

«Nos interesa que la industrialización de algunos productos también quede en nuestras manos. Estamos viendo varias fábricas que podríamos adquirir en un corto plazo. Buscamos tener toda la cadena completa: desde la materia prima hasta el producto terminado. Ahí podríamos imponer mejor nuestras marcas», señaló.

En julio último, Casrech dio a conocer una canasta de etiquetas propias que, poco a poco, comenzarán a ganar lugar en las góndolas del supermercadismo asiático.

Los nombre revelados:

•»Don Tomate»: tomates al natural y puré de tomates.
•»Doña Arveja» y «Don Choclo»: enlatados de este tipo de verduras.
•»Pizzarina» y «Tartarina»: mezclas de harinas.
•»Doña Dulzura»: mermeladas y jaleas.
•»Don Brillo»: productos de limpieza.
•»Doña Limpieza»: limpiadores líquidos.
•»Don Sabor»: jugos en polvo.

Zheng comentó, precisamente, que uno de los objetivos para los próximos meses radica en consolidar la comercialización de estas marcas.

«Como no queremos depender de proveedores externos, ahora vamos por la fabricación propia. Por supuesto, la producción en sí misma no será realizada por ciudadanos chinos, sino que vamos a contratar para trabajar la tierra a personas de cada provincia», anticipó.

«En una primera etapa, y cerrada la compra o alquiler de tierras, vamos a cultivar tomates. Luego explotaremos olivares. Y así en cada caso. En principio, todo lo que salga de esas tierras y sea industrializado como, por ejemplo, el puré de tomates, van a ser comercializados íntegramente en la Argentina», añadió.

Ojo en las bodegas y los electrodomésticos

El representante de Casrech adelantó, además, que otro segmento al que apostarán los supermercados chinos en los próximos meses consistirá en la elaboración y venta de líneas de vinos, también con etiqueta oriental.

«Nos parece que la exportación a China puede ser un muy buen negocio. Es muy probable que compremos una bodega mediana también en pocos meses. Otra alternativa que evaluamos es asociarnos con alguien que ya esté produciendo», indicó Zheng.

Para luego añadir: «San Huberto, Rutini, Catena Zapata, son algunas marcas con llegada a China y con la que en algún momento tuvimos contactos. Ahora analizamos alternativas en Mendoza».

Con respecto a las posibilidades de asociación con empresas vitivinícolas ya en funcionamiento, Zheng sostuvo a iProfesional.com que «estamos hablando con bodegas como Bianchi o Los Haroldos».

«En el caso de Bianchi, hay conversaciones para que nos produzcan una línea de vinos. Es decir, nosotros le compraríamos el producto y luego le colocaríamos una etiqueta de los supermercados chinos. Venderíamos una parte de nuestro vino en la Argentina y la otra la vamos a exportar. Si surgen más posibilidades de asociación, las aprovecharemos», expresó.

Pero los nuevos proyectos de los autoservicios orientales no se agotan en la tierra y en los productos propios. Muy por el contrario, representantes de la mencionada Casrech en Córdoba revelaron que los minimercados podrían incorporar a su stock de artículos distintas líneas de electrodomésticos.

«Se venderían gracias a acuerdos con fábricas instaladas en Tierra del Fuego, muchas de ellas con la producción basada en insumos asiáticos», comentó Guillermo Penfold, titular del Instituto Cultural Argentino Chino y mano derecha de Casrech en Córdoba.

Consultado respecto de esta alternativa, Zheng dijo que «la posibilidad de que empiecen a ofrecer productos electrónicos lo puede decidir cada asociado. Hoy casi todos no lo hacen por cuestiones de espacio, ya que la idea es mantener siempre el formato de comercio de barrio. Pero no hay impedimento para que algunas de ellas empiecen a ofrecer esta mercadería».

COMMENTS